Publicidad

carbón para el Villaviciosa. En el día de Reyes, el alcalaíno Izan se vistió de Rey Mago, para dar un importantísimo triunfo a los suyos, que tuvieron que remar mucho para hacerse acreedores de la victoria. Nada más iniciarse el segundo tiempo, De Pedro (que volvía por primera vez a la que fue su casa), veía la segunda cartulina amarilla, lo que hizo que los complutenses jugaran medio partido con uno menos.

En líneas generales, fue un partido equilibrado, algo falto de ritmo. No obstante, ambos equipos no competían desde hace casi un mes (el último partido de ambos fue el doce de Diciembre), y se notó. Los dos equipos querían el balón, y trataban de elaborar, sin entretenerse en exceso con el balón. La posesión estaba más o menos equilibrada, aunque los locales tenían algo más el balón. Y aunque los dos equipos tenían buenas intenciones, no lograban poner en apuros a las defensas, y mucho menos a los porteros.
El partido pasaba lentamente, sin apenas acciones de peligro. Las pocas que se veían, sobre todo eran acciones al contragolpe de los visitantes, penetrando por su lado zurdo. Por allí generaban peligro los Malote, Ángel, Izan y compañía, logrando centrar en varias ocasiones desde la línea de fondo. Desde allí salieron balones para Alonso y Dani Ponce, que se marcharon por milímetros. También buscó Malote el olímpico, mientras que la única ocasión villaodense del primer periodo llegó también desde la esquina, con un remate de Rodrigo que se marchó por poco.

Parecía que el resultado gafas sería con el que se llegaría al descanso, pero sin embargo llegó el que a la postre acabaría siendo el tanto de la victoria cervantina. En un cambio de orientación del juego de derecha a izquierda, Malote recibió el balón por el perfil zurdo. El catorce ganó la línea de fondo, poniendo el balón en la frontal del área para Izan, que según le vino, soltó un sutil zapatazo a media altura, con el que batió a Alberto Morán, a ocho para el descanso. Antes del mismo, el propio Izan tuvo el segundo en un contragolpe, rematando alto, al igual que Ángel. La última del primer acto fue para el local Castrejón, que finalizó alto una buena jugada personal por la banda izquierda.

Tras el paso por vestuarios, el Alcalá tuvo el dominio del partido. Incluso tuvo el segundo en las botas de Dani Ponce, evitándolo Alberto Morán. Sin embargo, transcurridos seis minutos de la segunda parte, De Pedro (que actuaba de central) vio la segunda cartulina amarilla por una falta a la altura del centro del campo, lo que condicionó el resto del choque. Jorge Martín de San Pablo (más que con delanteros y jugadores de banda en el banquillo), tuvo que rehacer el puzzle, retrasando a Favio al centro de la zaga, jugando Alonso de mediocentro.

Con uno menos, muchos podrían esperarse que los forasteros se metieran atrás, algo que no ocurrió. Los alcalaínos trataron de darle normalidad a su situación, aunque sí que es verdad que buscaban menos el segundo que hasta antes de la expulsión. Enfrente el Villaviciosa tenía el control del juego, y ganaba la mayoría de duelos, pero era incapaz de superar la defensa rival, más que a balón parado. Especialmente en las botas de Santi Alonso, que por dos veces intentó el gol olímpico, obligando a Degre a hacer un auténtico paradón la primera vez, evitando el que habría sido el gol de la jornada junto al segundo palo.

Viendo que el partido se le iba y no pasaban cosas favorables a su equipo, Nano López quemó todas sus naves metiendo todo el potencial ofensivo del que disponía, sin éxito. Y eso que los rojillos tuvieron que recomponerse de nuevo atrás, tras la lesión de Garci, lo que obligó a Adri a cambiarse de banda, jugando Pablo Rivero de lateral izquierdo. De este modo, la defensa alcalaína la formaban cuatro jugadores no habituales, jugando tres de ellos en posiciones no naturales.

En el tramo final, el Villaviciosa se volcó, con más corazón que fútbol. Sin ya nada que perder, los locales metían mucha gente arriba, jugando más directo, buscando a la desesperada no marcharse de vacío. Esto, lo apretado del marcador, y el desconocimiento de un largo tiempo añadido (no se mostró cartelón), le dieron todo el picante que no tuvo durante toda la mañana al partido, unido también a los pocos aciertos de Hidalgo Alejo (mal arbitraje en el día de hoy), que desesperaba a unos y otros.

Al final, a base de empuje, los locales acabaron teniendo opciones en las botas de Kosty, Sosa y Thaer, haciendo intervenir a Degre tan solo el último, aunque sin muchas complicaciones, llevándose así los rojillos tres puntos de oro en el día de Reyes, lo que les permite ocupar de nuevo puestos de play off.

VILLAVICIOSA Alberto Morán; Dante (Adrián 50’), Rodrigo, Marco, Tomás (A) (Kosty 68’); Ibra (Diego Gabaldón 46’), David (Christian 68’), Santi Alonso, Castrejón (Crespo 68’) (A); Thaer (A) y Sosa (A).
ALCALÁ
Degre; Garci (Jaime 79’), Jose Ángel, De Pedro (AA 51’), Adri; Favio; Izan (Pablo Rivero 74’), Alonso, Ángel, Malote (A) (David Fernández 79’); y Dani Ponce (A) (Tanque 74’) (A).
GOLES 0-1 Izan (37’).
ÁRBITRO Hidalgo Alejo. Amonestó al técnico visitante, Jorge Martín de San Pablo; y expulsó al local, Nano López, una vez había finalizado el partido.
INCIDENCIAS Miguel Ángel Medrano Novillo, unos 250 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
VILLAVICIOSA
ALCALÁ
3. 3.
2. Rodrigo 2. Izan
1. Santi Alonso 1. Malote
E: Nano López 1 E: Jorge Martín de San Pablo 2
Á: Hidalgo Alejo 0
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí