Publicidad

Informa: Isma Corregidor

Muchos ojos estaban puestos en el Ursaria-Illescas de esta jornada. Frente a frente estaban dos recién ascendidos, en lo que se esperaba un duelo directo por la permanencia. Sin embargo, ambos equipos afrontaban el duelo en puestos de play off, siendo los dos equipos revelación del grupo. Al final, el choque cayó del lado sagreño en tiempo de prolongación, de forma injusta, al no haber merecido ningún equipo más que el otro.

Muchas eran las similitudes entre Ursaria e Illescas, no solo por su condición de recién ascendidos, también a nivel estructural. Dos equipos con poco respaldo, de localidades pequeñas sin tradición de fútbol. También en lo futbolístico, ya tanto Joselu como Nozal son expertos en garantizar resultados, con una idea de juego muy parecida. La intensidad y el esfuerzo son innegociables para ambos técnicos, que también apuestan por ir a apretar al rival cuando su equipo no tiene el balón.

En lo que difirieron los entrenadores fue en el esquema de juego. Por bando local, Joselu planteó esta vez un 4-2-3-1, con la sorpresa de Pablo Jordán en el mediocentro, Koke en la banda derecha y el capitán Borja Pascual en la mediapunta, por detrás de Jacobo Alcalde. Enfrente, Pablo Nozal jugó con tres centrales, tres mediocentros y un mediapunta; dándole toda la banda a Iván Simón y  Edu Viaña.

Nadie puede negar que el partido fue un “auténtico tostonazo” que diría Paco Sánchez. Tanto madrileños como sagreños se centraron más en no permitir al contrario que en construir. La presión de los dos equipos era tan alta, que ninguno de los dos era capaz de crear jugadas elaboradas. Sí que es verdad que el equipo toledano lograba retener más el balón, pero apenas lograba construir. El partido era una lucha constante, con mucha intensidad, y muchos duelos, lo que derivó en una sucesión continua de interrupciones que en nada ayudaban al espectáculo. A ello tampoco ayudó un colegiado que puso bajo el listón de las tarjetas, lo que le costó muy caro al Ursaria. Los osos se vieron obligados a jugar en inferioridad numérica todo el segundo tiempo, al ver Jacobo Alcalde la segunda amarilla en el descuento del primer tiempo, en uno de los miles de choques. Es más, de inicio, Masip Vidal no iba a mostrar la segunda cartulina al delantero. Fue a instancias de su asistente dos, Aguayo Prieto.

Del primer tiempo no se puede rescatar mucho más, puesto que no hubo. Quintela y Christian Gómez podrían haberse quedado resguardados del frío en el vestuario, puesto que tuvieron que hacer acto de presencia. La única ocasión de todo el primer tiempo, fue para el pichichi visitante Víctor Mingo, que, tras aprovecharse de un mal balón hacia atrás, se plantó en el área, finalizando muy mal ante Quintela, enviando el balón al lateral de la red.

El segundo tiempo comenzó con cambios. En el bando visitante, se retiraron el mencionado Mingo y otro madrileño como Ranera, entrando Cañizares y Marvin. Dos cambios hombre por hombre, retirándose el delantero centro y el central por el centro, ocupando sus sustitutos idénticas demarcaciones. Por su parte, Joselu no introdujo novedades, pero si reestructuró a su equipo. Ante la ausencia de Jacobo Alcalde, Chrisitan se situó de delantero, Borja Pascual a la banda izquierda, desapareciendo la figura del mediapunta. Un 4-4-1 con el que el Ursaria buscaba esperar y salir a la contra.

De primeras, el Illescas empezó mejor el segundo tiempo. Los forasteros tuvieron dos ocasiones nada más arrancar el segundo tiempo, por mediación de Collazo y Cañizares, que, afortunadamente, no acabaron como ellos quisieron. Sin embargo, las dos acciones resultaron dos hechos aislados, y rápidamente el partido volvió a ser el lento pasar de minutos que había sido hasta entonces.

Nada pasaba, y nada apuntaba a que fuera a pasar, haciendo justicia como pocas veces el 0-0 a un muy mal espectáculo. Sin embargo, en tiempo de descuento, el Illescas se encontró con el tanto de la victoria. El cancerbero Christian Gómez sacó una falta en campo propio, directamente al área contraria. El balón botó, y le cayó a Edu Viaña por la diestra. Desde allí, el ex el Alcorcón B centró al corazón del área, por donde apareció Cañizares, para desviar a gol con la testa ante la incredulidad de los locales.

Aunque se jugaron dos minutos más después del gol, nada ocurrió (prácticamente como en los noventa y tantos minutos anteriores), sumando así, de modo injusto, el Ursaria su segunda derrota consecutiva, la primera en su historia como local en Segunda RFEF. Y lo que comienza a ser preocupante, tercera jornada consecutiva de los de Cobeña sin anotar.

 

URSARIA Quintela; Busto (A), Villalón, Álvaro López, Adrián; Pablo Jordán (A), Malote (A) (Hugo García 91’); Koke (Fran Pérez 68’), Borja Pascual (A) (Izan 83’), Christian (A); y Jacobo Alcalde (AA 45+1).
ILLESCAS
Christian Gómez (A); Edu Viaña, Chaves, Ranera (A) (Marvin 46’), Poveda, Iván Simón (A) (Borona 66’); Marcos, Núñez (Christian Molina 82), Collazo; Molina (Javi Feria 66’); y Mingo (Cañizares 46’) (A).
GOLES 0-1 Cañizares (93’).
ÁRBITRO Masip Vidal, colegio catalán. Amonestó al técnico local, Joselu, una vez había finalizado el encuentro.
INCIDENCIAS Dehesa de Cobeña, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2023/2024
URSARIA
3.
2.
1.
E: Joselu 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí