Publicidad

Ya nos anticipó hace más de cuarenta años ese entrenador del Real Madrid que fue el montenegrino Bujadin Boskov, el tópico futbolístico más repetido de la historia: “fútbol es fútbol”. Y es que esa frase es la que mejor define lo sucedido en San José de Valderas, en esta trigésima jornada de la Liga del Grupo siete de la Tercera división madrileña, donde el equipo que mejor jugo fue el que perdió.

A las doce en punto Kity puso el esférico a rodar por el cuidado césped artificial de La Canaleja, pugnando a partir de ese momento ambos equipos por hacerse con la posesión del balón de manera infructuosa, produciéndose la primera falta a favor del Trival a los tres minutos de juego, puesta en juego sin mayores consecuencias. Poco después la ocasión seria para el veloz Blanco que se plantaría delante de Otero, despejando su remate el meta con los pies.

David Galán propuso un sistema de juego basado en un cuarteto defensivo, un poco más adelantados tres efectivos en el centro del campo, donde la labor predominante se la concedían a Miguel Ángel (conocido por Miguelón cuando jugaba en el San Agustín de Guadalix), y tripleta en la delantera. Carlos Martínez dispuso un póker de jugadores en retaguardia, dúo de centrocampistas, y arriba cuatro delanteros, intentando Sópale ser el enganche de la línea medular con la delantera.

El Valderas intentaba tener más posesión que sus rivales, mientras que estos se preocupaban mas de ejercer el contraataque que de tener la pelota en sus botas el mayor tiempo posible. El juego durante los primeros veinte minutos se desarrolló más bien en el centro del campo, sin acercarse a las áreas con peligro.

Miguel Ángel empezó a quedarse con el timón del juego de su equipo, mientras que por parte del Fuenlabrada Promesas era Guerrero quien proponía en contadas ocasiones, ya que su sistema de juego estaba más volcado a aprovecharse de los errores del Trival que de sacar beneficio de sus propios aciertos.

Aun así, algún disparo hubo, como cuando David López subió al ataque y se sacó un trallazo que pudo despejar la defensa evitando el peligro. En el minuto veinticuatro pudo inaugurar el marcador Miguel Ángel, quien robo un balón en la salida de la cueva de la defensa azulona, pero su lanzamiento se escapó a saque de esquina desviado por un defensor.

Y lo que son las cosas, cuando más dominaba el Trival, el balón le llegaba a Sopale que iniciaba una galopada desde su propio terreno, atravesaba el centro del campo, llevándose la pelota a trompicones, y una vez se aproximaba a los aledaños del área local, se sacaba un derechazo desde lejos que pillaba algo adelantado a Otero que solo podía rozar con su manopla derecha el esférico, sin poder evitar el gol, 0-1 para el Fuenlabrada Promesas, que con muy poco había conseguido mucho.

Los de David Galán no se amilanaron a pesar del jarro de agua fría que en forma de gol les cayó encima, y siguieron progresando en su juego en búsqueda de una igualada rápida. Se produjeron varias faltas a su favor que no supusieron ninguna oportunidad de marcar, y así poco a poco el partido se encamino a su fin en este primer acto.

Dago fue el encargado de iniciar la segunda parte, y desde estos inicios se observó que el Trival Valderas quería la igualada pronto, Miguel Ángel se echó el equipo a la espalda, pasando por sus botas prácticamente todas las jugadas que producía el Trival. Y así a los cincuenta minutos pudo marcar el centrocampista, pero su disparo franco lo rechazó un defensa. El Fuenla, como hizo durante toda la mañana, llevaba peligro con las arrancadas de Sopale y Blanco, y en esta ocasión fue el extremo quien llegaba hasta la línea de fondo para ceder a Dago que disparo a puerta deteniendo Otero.

David Galán, en la mitad de la segunda mitad realizó una revolución en el sistema de juego de su equipo, Kity pasó al centro del campo, Koke subió a ejercer labores de delantero centro, Miguel Ángel se colocó como faro en el centro del terreno de juego, y desde ahí distribuía los balones a sus compañeros, Caro se ancló en la banda izquierda, es decir, que dispuso a sus jugadores en líneas diferentes a como habían comenzado el encuentro, a ver si así conseguían réditos.

Trival atacando y Fuenlabrada defendiéndose y contraatacando, esa fue la dinámica de los segundos cuarenta y cinco minutos. Era un monologo de los de Alcorcón que se estaban mereciendo al menos el empate, pero este no llegaba. Una nueva internada de Blanco dejaba la pelota en las botas de Merino que no lograba aprovecharla saliendo el cuero a saque de esquina. Y por si fuera poco a falta de quince minutos segunda tarjeta amarilla a Caro, y por tanto expulsión, los augurios no vaticinaban nada bueno para los locales.

Capítulo aparte merece la fenomenal hinchada del Trival Valderas que desde que su equipo apareció en el terreno de juego, hasta que se marchó no pararon de animar a los suyos, sin importarles que fueran perdiendo, y sin desfallecer con sus gritos de ánimo. Hinchadas así, tan animosas y educadas, hacen por su colorido y entusiasmo que ponen en las gradas hacen que merezca la pena acudir a los campos de futbol de esta Tercera división madrileña.

Los últimos minutos aun nos depararon cositas, como un libre directo que puso en juego Miguel Ángel blocando con algún problema Roberto. Y en el minuto noventa y cinco, la mejor oportunidad de igualar para el Trival vino en otro libre directo lanzado por Miguel Ángel que estrello el balón en la cruceta, volviendo el esférico al terreno de juego sin que atravesara la línea de gol, no pudo ser, y hasta aquí llego el encuentro, en un partido que, por merecimientos, al menos, los locales debían de haber conseguido un punto.

La próxima jornada el Trival jugará en Parla, mientras que el Fuenlabrada Promesas recibirá al Villaverde San Andrés

TRIVAL VALDERAS Otero; David López (Rubén Díaz 68′), Magán, Richi, Del Pino; Koke (Esparza 85′) (A), Iván Leán, Miguel Ángel; Diego (Kiko Zarza 53′), Kity (Almendros 85′), Caro (AA 76′).
FUENLABRADA PROMESAS
Roberto (A); Jordán, Ivi, Elo (A), Ivo (A); Cortázar, Guerrero; Blanco (De Loma 87′), Sopale (A) (Merino 70′), Dago (Valverde 62′), Kevin (Koffi 87′) (A).
GOLES 0-1 Sopale (26′)
ÁRBITRO Kilian Conde Clemente
INCIDENCIAS La Canaleja, unos 250 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
TRIVAL
PROMESAS
3. 3.
2. Miguel Ángel 2. Sopale
1. Kity 1. Blanco
E: David Galán 1 E: Sebas Martínez de Pinillos 1
Á: Conde Clemente 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí