Publicidad

parece que comienza el baile en nuestra Tercera. Transcurrido un mes de la finalización de la liga regular, anda todo muy parado, en un verano que será más largo que nunca. Tampoco ayuda la incertidumbre de la composición del grupo, al estar pendiente el recurso del Villaverde por el tema de los múltiples descensos.

Como es lógico, los clubes están trabajando en la sombra, aunque de momento poco movimiento se está viendo. Y como suele ocurrir, lo primero en moverse son los banquillos. Curiosamente, este miércoles dos de los clubes que seguro participarán en nuestra Tercera, anunciaron la no continuidad de sus entrenadores. Se trata de Móstoles y Galapagar.

Empezando por el cuadro azulón, parecía un secreto a voces la no continuidad de Víctor González. Independientemente de la mala marcha mostoleña en los últimos meses de competición, se venía vinculando su nombre a la cantera del Real Madrid, aunque en los últimos movimientos de La Fábrica todavía no ha salido su nombre. Víctor se marcha tras toda una carrera entrenando en las categorías inferiores del URJC, llegando hasta el filial, y dando el salto al primer equipo en 2020, dos meses antes del parón por el confinamiento. Aunque durante esas semanas no logró enderezar el rumbo de los azulones, al año siguiente consiguió el ansiado primer ascenso del Móstoles a Segunda B, categoría que no ha logrado mantener esta temporada tras una mala segunda vuelta.

El caso del Galapagar es muy similar. Álvaro Gómez Rey se marcha del Chopo tras dos temporadas históricas, a cual más meritoria. En la primera, tras la reanudación de las competiciones por el parón del Covid, logró ascender a Tercera como campeón de su grupo al equipo arlequinado. Un ascenso jamás logrado en la entidad gualdinegra, y para el que no partían en las quinielas de favoritos. La segunda temporada, esta recién concluida, ha logrado una permanencia más que cómoda. Aunque un hipotético arrastre múltiple hizo que los serranos no pudieran confirmar su participación en Tercera, hasta una semana después de haber concluido la temporada, realmente nunca se vio al Galapagar en peligro. Aunque al inicio de temporada les costó adaptarse a la categoría y sacar resultados (sobre todo a domicilio), nunca se vio a los galapagareños coqueterar con los puestos de descenso, una vez avanzada la competición. De hecho, Álvaro Gómez Rey logró eludir los puestos de descenso a falta de dos jornadas.

Otros que no continúan

Pero los de Víctor González y Álvaro Gómez Rey no son los dos únicos nombres de dos entrenadores que no continúan en sus banquillos, vinculados a nuestra Tercera. Dos de los equipos que no lograron la permanencia (Parla y Complutense) anunciaron al poco de finalizar la temporada la no continuidad de Jose Luis Navarro y Ernesto Gallardo respectivamente. Tampoco parece segura la continuidad de David Galán, que tras tres temporadas en el Trival Valderas, todavía está deshojando la margarita de su renovación. Algo similar ocurre con Ángel Dongil en el Rayo Vallecano B, aunque todas las peculiaridades del equipo vallecano pueden hacer que ocurra cualquier cosa, algo que ya a nadie puede pillar de sorpresa. El resto de banquillos de Tercera (a falta de saber los cuatro equipos que ascienden), mantendrán el mismo inquilino.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí