Publicidad

pasan las jornadas, los fines de semana, y el miedo a descender no una, sino dos categorías, comienza a hacerse patente en todos los equipos encuadrados en los diferentes subgrupos E de la actual Segunda División B. Solo así podría explicarse que en la matinal del domingo, Socuéllamos y Atlético de Madrid B ofrecieran un partido plano, monótono, aburrido en ciertas dosis, solo roto en los últimos suspiros por el gol de Fran Cortés, que permitió a los locales no dejar escapar los tres puntos. Un rayo de luz en medio de un partido atenazado por la ansiedad.

Centrándonos en lo deportivo, el partido dio muy poco de sí. Tanto en la primera parte, como en la segunda. Exceso de no cometer errores, de defender por encima de cualquier cosa, de arriesgar lo más mínimo, de poco control de balón. Morros la tuvo para su equipo en el minuto 10, y muy al final, entre Toni Moya y Camello generaron las dos ocasiones de más peligro para los rojiblancos. El resto, la nada, el más absoluto vacío, intentando no cometer demasiados errores. Salvaguardar la propia portería por encima de cualquier cosa.
Tampoco es que mejorara mucho aquello tras el inicio de la segunda parte. El exceso de nervios, miedo a fallar, a verse por detrás en el marcador, siguió imperando en el juego de ambos equipos. Aunque el conjunto de Antonio Rivas trataba de proponer algo más de fútbol, lo cierto es que faltaba bastante continuidad en el juego, con excesivo juego en largo, despejes, y balones despejados a cualquiera de las dos bandas. Ambos técnicos introdujeron los cambios que consideraron oportunos, pero el partido no se salía del guión que se había previsto desde el pitido inicial. El tiempo apremiaba, pero aquello parecía condenado al más absoluto desierto en el marcador.
A poco más de tres minutos para el final, llegó por fin el gol, cuando menos se esperaba: falta en el lateral, balón centrado al segundo palo, y en el posterior pase al área, Fran Cortes se aprovecha más que nadie para sacarse un preciso disparo para poder en ventaja a los locales. Ese gol, como así fue finalmente, sería prácticamente el de la victoria para el conjunto de Josico. Desesperado, el filial rojiblanco se fue con todo arriba, incluso mantuvo a San Román en el área rival en los sucesivos saques de banda y esquina con los que acabó el partido, pero sin excesiva puntería. Al final, el Socuéllamos se adjudicaba los tres puntos en un encuentro marcado por el pánico y el tedio a partes iguales, y que encontró en Fran Cortés al rey capaz de sacar rédito entre tanto miedo.

 

SOCUÉLLAMOS Javi Sánchez, Stevens, Morros, Jacinto, Essomba, Alberto (Luis Hernáiz 83′), Pallarés (Fran Cortés 64′), Kike (Megías 83′), Iker Berruezo, Ramón, Abel Suárez.
ATLÉTICO B
San Román, Camus, Marco Moreno, Álvaro García, Medrano, Ricard (Abde 83′), Toni Moya (Castro 56′), Calavera (Forcén 65′), Ismael (Serrano 83′), Camello, Soriano (Giuliano 65′).
GOLES 1-0 Fran Cortés (87′).
ÁRBITRO Delfa Ramos, colegio extremeño.
INCIDENCIAS Paquito Giménez, unos 300 espectadores.
Los Importantes 2020/2021
ATLÉTICO B
3.
2. Camello
1. Medrano
E: Antonio Rivas
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí