Publicidad

Cuando tienes los deberes hechos es muy complicado acabar la temporada, aún más de visitante. Ni siendo un filial. Los jugadores tienen la cabeza en su futuro y, por supuesto, no quieren arriesgar con una lesión que comprometa la temporada próxima. Si juegas de local le pones un poquito más de interés porque está tu gente aunque tampoco te dejes la vida. El caso es que Sanse y Athletic B bajaron el telón de la temporada con sus objetivos cumplidos y en el duelo que les correspondía por calendario, pues, la verdad, estuvieron correctos. Ambos estuvieron dignos queriendo ganar, sin la intensidad de otros días, aunque con muchas ganas de agradar y despacharon un partido entretenido que se llevaron los madrileños porque le pusieron un puntito más de interés.

Casi sin haber colocado a los jugadores en la planilla tuvo el Sanse la primera gran ocasión con un centro de Sergi que remató Jime y entre Iru y el palo evitaron que acabara en las mallas. El Sanse salía mandando ante un filial que se conformaba con esperar atrás y eso permitía las llegadas locales. Otro buen centro de Borja no lo pudo cazar Arturo por los pelos y todo eso en menos de diez minutos. Poco después Iru, con la cara, le sacó un mano a mano a Arturo; el Sanse ponía todo el peligro en el inicio pero volvía a pecar de falta de puntería.

Tras ese arreón inicial el torrente local se atemperó y los vascos tomaron aire para que la disputa se alejara de su área.  Poco a poco los cachorros le tomaron la medida al partido y se fueron aproximando al área de De Andrés que vio peligrar la integridad de su portería con una colada de Aru que remató desviado tras superar por velocidad a la defensa. De todos modos aunque los vascos tenían el balón el portero local tuvo poco trabajo porque aquello pintaba más a no pasar apuros que a buscarle las cosquillas al Sanse. Al borde del descanso llegó la mejor ocasión para los visitantes con un disparo de Goti que buscaba la escuadra y encontró las manos de De Andrés.

A la vuelta de vestuarios el guion fue como en la primera mitad con una variable: el gol. El Sanse salió más enchufado, con más presencia ofensiva y con puntería. Antes del uno a cero Arturo se había topado con el balón con un lanzamiento de casi cuarenta metros y en la siguiente acertó. Centro de Jime a pierna cambiada que peina el nueve sansero al fondo de las mallas. El palo volvió a jugar contra los madrileños en otro remate de Lorente que cabeceó un envío de  Javi Rueda ganando de nuevo la partida a los centrales vascos en una jugada casi calcada al primer gol.

Con el marcador en contra los cachorros intentaron irse arriba, ahí es donde se notó que ya no se jugaban nada. No es que se desconectaran del partido, tampoco, simplemente que no pusieron un ritmo exigente, que cogieron el balón, lo movieron con corrección pero sin “morder”. No se puede pedir gran cosa tras el año que han pasado los chavales que han sufrido hasta la penúltima jornada para salvarse de un descenso que los acurrucó durante muchas jornadas. En el bajón los locales aprovecharon para liquidar el duelo con el 90 ya cumplido: un córner desde la derecha que remató Baro ganando (otra vez) por arriba a la defensa bilbaína. Y así cerró el Sanse un año en que cumplió con nota el objetivo de salvar la categoría.

SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES De Andrés; Barreda (A) (Juanra 77´), Fomeyen (A), Baro, Sergi; Llorente, Dani Molina, Borja Sánchez; Jime (Javi Rueda 66´), Arturo (Jauregi 77´) y Ato (Fer Ruiz 57´) .
BILBAO ATHLETIC
Iru; Rincón, Lorente (A) (Oiert López 61´(A)), Rincón, Jaso; Goti, Diarra (Ewan 58´), San Bartolomé (A) (Guruzeta 67´), Gerenabarrena (Rementería 46´); Malcon; y Artola (Pascual 58´).
GOLES 1-0  Arturo (55´)   2-0 Baro (93´)
ÁRBITRO Campos Salinas (Colegio murciano)
INCIDENCIAS Matapiñonera: 400 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
SANSE
3. Arturo
2. Jime
1. Llorente
E: «Lobo» Martínez 2

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí