Publicidad

El duelo de la necesidad se quedó en Madrid. Casi por accidente porque los méritos de unos y otros para obtener la victoria se concretaron en sudor, pelea, trabajo y un portero, el sansero, que tuvo el tino para rentabilizar un remate aislado. Porque la realidad es que el Sanse trabajó bien (muy bien) atrás pero delante expuso poco. Se encontró con un gol tempranero sin haber hecho gran cosa y luego supo rentabilizar el botín. Como inversión pocas así ofrece el mercado. Pero claro, no nos pongamos estupendos se trataba de ganar, como fuera, jugando a lo que fuera y el Sanse supo hacerlo. La poesía para otros momentos.

Aunque sin mucho punch el primer aviso fue gaditano con un disparo de Ramírez que encontró atento y bien colocado al meta local. Un cabezazo picado de Del Campo llevó la inquietud a la grada porque se fue por los pelos. Los visitantes no se escondían.  Pero una cosa es predicar y otra dar trigo. En la primera aproximación local, el balón acaba tras una sucesión de rebotes en los pies de Pedro Benito que acierta a poner la pelota en la red con un toque sutil. Sin casi exponer nada el Sanse se ponía por delante.   A partir de ahí el duelo se espesó como masa para mortero y apenas vimos acercamientos, no ya con peligro, siquiera con intención.

Al Sanse que no pasara nada le convenía, a los isleños no tanto aunque su fútbol sin espacios se mostraba torpe, lento y con poca capacidad para la sorpresa. Evidentemente también el entramado defensivo local y los continuos parones contribuían a que el espectáculo fuera como el tiempo: frío. Un pase abajo de Biabiany bien atajado por Pedro López cuando buscaba rematador fue lo más noticiable de una primera mitad con poca chicha.

Nada más arrancar el segundo acto avisaron los visitantes con otra colada de Biabiany que no encontró finalizador. Como correspondía, los gaditanos dieron un paso al frente. Y claro, la mayor parte del partido se jugaba en campo local que cedía terreno para limitar espacios y peligros. El problema era conseguir salir con peligro y que el balón les durara a los sanseros porque tanto esperar detrás podía generar cualquier accidente. Como el que evitó Pedro López ante un remate a bocajarro de Montoya tras otra internada por la banda derecha de los azules. El aviso avivó la preocupación defensiva de los locales y aquello se convirtió en un algo insufrible; los azules no podían pese a tener monopolizada la posesión y los blancos no querían para amarrar un resultado que valía su peso en oro.

Quedaba, claro está, la posibilidad de un suceso ocasional como en la primera mitad porque esto es (más o menos) fútbol y en un saque de esquina otra vez el portero local evitó el empate con un remate en propia puerta de Villapalos. De otra manera parecía imposible porque la capacidad para generar de los visitantes se fue apagando conforme entraba la noche. Además tuvieron  que verse sentenciados en el marcador si el colegiado murciano se hubiera cobrado un penalti sobre Pedro Benito claramente derribado en el área. Quedaba muy poquito para la conclusión por lo que la tensión persistía más por el marcador que por otra razón. No hubo cuenta, el Sanse sumó tres puntos vitales ante un rival directo. Y esa es la verdad verdadera.

SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES Pedro López; Rafa Navarro, Juanra (A), Charlie (Fomeyen 76´), Euse; Jime (Coulibaly 58´), Villapalos, Mecerreyes (Rafa de Vicente 76´), Borja Martínez (Sergio 86´); Pedro Benito (A) y Rodenas (Raúl 58´).
SAN FERNANDO ISLEÑO
Perales; Ayala (Recio 71´), Farrando (A), Rafa Páez (Lanche 21´), Ramírez; Dani Molina, Ramos, Ilyas (A) (Gabarre 53´), Biabiany, Gabry (Callejón 71´); y Del  (Aquino 53´).
GOLES 1-0 Pedro Benito
ÁRBITRO Martínez Montalbán (colegio murciano)
INCIDENCIAS Matapiñonera.
Los Importantes 2022/2023
SANSE
3.
2. Pedro López
1. Villapalos
E: Miguel Ángel Martínez 1

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí