Publicidad

Quién dependía de sí mismo para lograr la épica, acabó cayendo y sin el título de campeón; quién no dependía de sí mismo, acabó sorprendentemente en cuarto puesto y con la alegría desbordada. Curiosa paradoja futbolística para explicar el partido que disputaron RSC Internacional y Paracuellos Antamira. El filial del Real Madrid, quien había conseguido la gesta de desbancar al indomable Ursaria del trono de líder, no aprovechó su último partido en casa, y acaba como segundo clasificado; el filial majariego, que debía ganar y esperar resultados, cumplió con su parte y además con lo acontecido en otros campos, pasando a el tercer billete del playoff.

Y fue un partido muy bonito, de poder a poder, donde los dos equipos demostraron una propuesta valiente, atrevida y sin guardarse absolutamente nada. A los 11 minutos, ya avisaron los locales con una conducción de Andrés Campos para el posterior cabezazo de Bruno que atajó el portero. Y con las espadas en todo lo alto, en el minuto 26 el filial madridista protestó insistentemente un penalti por derribo, pero Sánchez Moraga dijo que no de manera muy categórica. El marcador se abrió a los 30 minutos, con una jugada en banda de Cortés que, tras recortar en el área, cedió el balón a Claverías, que definía con muchísima clase; saltaba la sorpresa con el 0-1. 5 minutos más tarde, rápida respuesta del conjunto de Pau Quesada, con un disparo desde la frontal de Víctor que el guardameta no ataja y Loren aprovecha para volver a la igualada. Un marcador que bien reflejaba lo que habíamos presenciado cuando se llegaba al descanso.
Tras el paso por vestuarios, el RSC salió como un cohete: no había transcurrido ni un minuto y había tenido dos ocasiones clarísimas para ponerse por delante, con un tiro al palo de Aparicio y un posterior remate de Cuenca que sacaron en la línea de gol. Volvía el partido a estar en ese juego de poder a poder, de máxima igualdad de juego, presión, y merecimiento. Markus en el minuto 61 sacó un disparo desde la frontal para el equipo de Carlos Curo, y 5 minutos más tarde una ocasión clara de Aparicio dentro del área fue desbaratada por Dani; muchísima emoción y entretenimiento por lo que había en juego. Quizá con mayor presencia ofensiva de los locales, pero con buena predisposición y organización visitante que hacía que el partido no tuviera un merecedor del mismo lo suficientemente claro.
Así las cosas, en el minuto 73, Markus recibe un pase atrás desde la derecha y en el área, bate al guardameta del filial madridista para poner el 1-2. Nuevamente, llegaba la sorpresa a la Ciudad Deportiva del Real Madrid; en ese momento, con el 1-2, unos se bajaban del primer puesto y otros se subían al carro del playoff. Así que a partir de ese instante, a los hombres de Pau Quesada no les quedó otra que sumarse al ataque de manera constante, incesante, y casi desbordada en busca de la victoria, puesto que el empate ni siquiera valía para ser campeones. Todo lo contrario por parte del conjunto filial majariego, que empezó a no perder la compostura en su juego, y aunque quizá sin tanto riesgo a la hora de tener el balón, sí mejoró mucho más su organización defensiva para evitar perder la renta obtenida hasta ése momento.
Los últimos minutos, que se vivieron prácticamente en zona de finalización local con un asedio prácticamente constante, no sirvieron para que el esfuerzo del RSC Internacional se materializara ni siquiera en el gol del empate, mientras los visitantes sumaban alguna que otra salida en superioridad al contraataque que no supieron aprovechar. Hubo tiempo hasta para la polémica arbitral, y que acabó con Cuenca camino de vestuarios cuando ya había sido sustituido. El final del partido dejó la tragedia en el lado local, que a pesar de depender de sí mismo y en casa, acabó cayendo, dejando toda la explosión de alegría para un Paracuellos Antamira que además se veía favorecido por los resultados de Móstoles y Villalba. Sonrisas para quienes necesitaban suerte, lágrimas para quienes dependían de sí mismos y no lo lograron. Curiosa paradoja futbolística.
RSC INTERNATIONAL Dani, Ferrán, Asencio, Calleja, Cuenca (Fernando 69´), Campos, Jordi (Jeremy 83´), Víctor, Loren (David 69´), Bruno (Mañas 69´), Aparicio.
PARACUELLOS ANTAMIRA
Dani, Rojas, Paulo, Luis Enrique (A), Heras, Javi Fer (Págola 70´), Faya (A), Markus (A)(Solomon 80´), Ruizma (A)(Velasco 65´), Claverías (Juanchi 70´), Cortés (Guendori 80´(A))
GOLES 0-1 Claverías (30´); 1-1 Loren (35´); 1-2 Markus (67´).
ÁRBITRO Sánchez Moraga. Expulsó a Cuenca del RSC en el tiempo de descuento, cuando ya había sido sustituido
INCIDENCIAS Ciudad Deportiva Real Madrid, campo 5. Unos 400 espectadores.
Los Importantes 2022/2023
RSC PARACUELLOS
3. Víctor 3. Markus
2. Aparicio 2. Clavería
1. Bruno 1. Faya
E: Pau Quesada 2 E: Carlos Cura 3
Á: Sánchez Moraga 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí