Publicidad

el Real Madrid Castilla y el Pontevedra se vieron las caras en el partido perteneciente a la jornada ocho del campeonato. El conjunto local, pese a las dudas que generó su regular inicio liguero, llegó a la cita a tan solo cinco puntos de los puestos de playoff, tras empatar la jornada anterior ante el colista. Por su parte, el equipo gallego visitó el Di Stefano con sed de puntos, pues tan solo le separaban cuatro del descenso.

Apenas se habían cumplido los cinco minutos de partido, cuando Baeza se filtró en el área entre la defensa rival y habilitó a Ayoub para que este, desde el punto de penalti, introdujese el balón en el fondo de la red.

Acto seguido, Álex Fernández y Adighibe pudieron establecer las tablas en el marcador, pero la fortuna no estuvo de su parte en ninguna de las dos acciones. En el minuto trece, Blanco sacó la escuadra y el cartabón para dibujarle el pase perfecto a Baeza, quien batió a Edu en el mano a mano para subir el segundo gol de la tarde al marcador. Romay tuvo la oportunidad de reducir la diferencia en el electrónico, tras un testarazo que se acabó estrellando en la madera.

A partir de los dos goles, un Castilla más relajado y un Pontevedra noqueado, nos impidieron ver muchas más ocasiones. Los hombres de Raúl González optaron por mantener la posesión, jugando con su ventaja en el luminoso y, en el lado opuesto, el combinado de Luismi Areda fue incapaz de sobrepasar el campo rival con peligro.

En los segundos cuarenta y cinco minutos, el Pontevedra intentó estirarse con alguna que otra llegada a las inmediaciones de Altube. Tanto fue así, que Adighibe se volvió a topar con el travesaño después de una gran volea dentro del área.  En el minuto cincuenta y cinco, el larguero también se encargó de aguarle la fiesta a Jordi, que se quiso sumar a la goleada y, una vez más, el poste escupió el balón. Adighibe perdonó a la primera y a la segunda, pero a la tercera logró ajusticiar a Altube con un disparo raso, donde no pudo llegar el guardameta madridista en el mano a mano, reduciendo así la desventaja en el choque. El dos a uno subió al marcador a falta de media hora para la conclusión.

A raíz del gol, las embestidas visitantes se hicieron cada vez más fuertes y no dejaron de buscar el empate hasta el pitido final. Un empate que llegaron a conseguir, pero el linier, bandera en alto, les arrebató ese punto que habían conseguido en la última jugada. Además, Luismi fue expulsado tras dicha acción.

Finalmente, el filial blanco se hizo con la victoria y sumó su quinto partido consecutivo como invicto.

REAL MADRID CASTILLA Altube, Fran García, Ayoub (A) (Bravo 68´) (A), Guillem, Javi Hdez., Blanco, Chust, Marvin (A) (Feuillassier 77´), Pedro, Baeza (Dotor 90´), Jordi (A).
PONTEVEDRA
Edu Sousa, Nacho López (A), Víctor López (A), Álex González (A), Álex Fernández, Álvaro Bustos (Rivera 84´), Pedro Vázquez (Javi Pazos 73´), Berrocal, Adighibe (A), Romay, Pol.
GOLES 1-0 Ayoub (6′); 2-0 Baeza (13′); 2-1 Adighibe (61′).
ÁRBITRO Orellana Cid, colegio andaluz.
INCIDENCIAS Aldredo di Stéfano, unos 750 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí