Publicidad

como si fuera el título de una película, en este domingo 3 de octubre, con una temperatura de 15º C, en una lluviosa mañana, la estación otoñal se hizo presente en el Valle de las Cañas minutos antes de que el Sr. Barranquero Sánchez diera el pitido inicial del choque entre el Pozuelo y el Paracuellos Antamira.

Los dibujos futbolísticos de ambos entrenadores fueron dispares, ya que por su parte Juanjo Granero, cuyos jugadores como siempre vestían de verde, presentó una  defensa con tres centrales, por las bandas dos carrileros, dos centrocampistas algo más adelantados, y tres delanteros, con su capitán Oscar moviéndose entre líneas por la derecha, es decir un 3-2-2-1-2. Mientras tanto Manuel Alcázar, vistiendo sus pupilos de negro, colocó una defensa de cuatro, un organizador sacando el cuero desde atrás labor que ejerció Expósito, dupla en la medular, y arriba tripleta atacante.

Los primeros compases de juego evidenciaron la urgencia del Pozuelo en conseguir un gol, y desde el principio se puso manos a la obra, aunque sin embargo la primera ocasión fuera para Cortes, que, por poco, y dentro del área, no llego a alcanzar el envío de Acho. Poco después fueron los locales los que tuvieron su oportunidad cuando un centro al área visitante lo recibía Pradillos imponiéndose de cabeza a Kevin para dejar el balón en las botas de Monzón, quien solo delante de Diego remató como pudo desviando  el cancerbero  su disparo lejos de la zona de peligro. Oscar botó una falta desde la derecha, la peleaba  Boriba y el balón salió a saque de esquina, como consecuencia de este que pus  en juego Oscar, Pradillos remataria de cabeza deteniendo Diego.

El primer cuarto de hora no tenia un dominador claro del juego, la posesión de la pelota estaba repartida, sin embargo, las ocasiones únicamente eran de los que vestían de verde. El saque de una falta hizo que el esférico le llegase a Monzón, que inició  jugada y centró llegándole su envío a Lele que remató fuera por la línea de fondo. Oscar probó  fortuna de disparo lejano deteniendo su apuesta Diego lanzándose al césped para despejar con los puños. A continuación, probó fortuna Héctor, disparando  a las manoplas del meta visitante.

Y en el minuto treinta y siete se producia una jugada que partía de las botas de Mario, que caracoleaba por la parcela izquierda, superaba a dos jugadores del Paracuellos y metía un pase largo a la derecha donde apareció Monzón, libre de marca y en carrera, para sacarse un derechazo nada más entrar al área, que se introducía como un obús en las mallas de la portería defendida por Diego, 1 a 0 para los locales, que premiaba las ganas que le estaban poniendo los de Alarcón.

El Paracuellos Antamira quería reponerse de ese varapalo en forma de gol en contra, y Ruizma se sacaría instantes después un disparo en parábola que saldría por encima del travesaño. Manuel Alcázar cambio a sus extremos de banda para dar mayor profundidad a sus incursiones. Y sin más el colegiado mandó a los veintidós protagonistas a los vestuarios.

En la reanudación el Paracuellos dio un paso adelante, en aras de conseguir pronto la igualada, estando más presionante tal y como les gritaba su míster: “venga, venga, vamos, vamos…”.

En la lucha por la posesión del cuero, este le llegaba a Kevin al borde del área, lanzando el defensa un trallazo que se estrellaba en la cruceta de la portería de Christian. Respondía Monzón con un centro que rechazaba Diego, el esférico le llegaría a Oscar que remataria fuera por la línea de fondo. Nuevamente Oscar enviaría un pase en largo a Mario que corría  su banda izquierda, penetraba en el área, y   ante la salida del Diego enviaba la bola alta.

El Paracuellos era dominador del juego, pero sus incursiones estaban exentas de peligro, mientras tanto el Pozu quedaba relegado a las labores de contragolpe, y este dominio visitante hizo que Juanjo Granero los últimos minutos finalizase con una defensa de cinco efectivos, cuando había comenzado con un trio de centrales. El tiempo se iba consumiendo  y a pesar de añadir el árbitro cinco minutos para el Para fue imposible derribar el muro pozuelero.

Cumplido el minuto noventa y cinco el partido finalizó, dejando al Pozuelo segundo con 13 puntos, teniendo que desplazarse al campo del Rayo Vallecano el próximo domingo, y al Paracuellos Antamira octavo con 9 puntos, que visitara el estadio del Torrejón la próxima jornada.

POZUELO Christian; San José (A), Boriba, Luque; Monzón (A) (David López 74′), Mario; Héctor, Merchán (Del Barco 68′); Oscar (A) (Baroa 89′), Pradillos(Jaime 89′), Lele (Salmerón 74′).
PARACUELLOS ANTAMIRA
Diego; Acho, Nabil (Raúl 59′), Higuera (A), Kevin (A); Expósito (Álvaro Díaz 74′); Javi Fer, Cano (A); Ruizma (A), Cortes (Solomon 66′), Merencio (Losada 74′).
GOLES 1-0 Carlos Monzón (36′).
ÁRBITRO Barranquero Sánchez.
INCIDENCIAS Valle de las Cañas, unos 150 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
POZUELO
PARACUELLOS
3. 3.
2. Monzón 2.
1. Boriba 1. Javi Fer
E: Juanjo Granero 1 E: Manu Alcázar 1
Á: Barranquero Sánchez 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí