Publicidad

Para el Paracuellos Antamira, las victorias son como el ketchup, ahora le salen de golpe. Y es que, tras romper hace dos semanas una sequía de tres meses sin ganar, el filial del Rayo Majadahonda ya suma tres triunfos de forma consecutiva. De nuevo, volvió a vencer en La Oliva y a hacerlo con una ventaja amplia que le permite llevarse, también, el enfrentamiento particular ante el Trival Valderas, al que derrotó por 3-0 en una exhibición de Ruizma: doblete y una asistencia.

Una nueva victoria fraguada en el fuerte inicio de los hombres de Carlos Cura. El primer balón largo, con apenas diez segundos, ya provocó un córner. Ligeramente rebasado el minuto dos, Ruizma dibujó una gran jugada personal por el lado derecho, en la que superó a Manu Jaimez con suma facilidad, que culminó con un centro al área que aprovechó Markus prácticamente a placer.

El Paracuellos se colocó por delante en la primera oportunidad de la contienda, lo que le dio la posibilidad de jugar con más calma. Controló el ritmo del encuentro con la posesión de la pelota y se mostró firme en defensa las pocas veces que el ataque trivalero le exigió. Al menos, con un marcador exiguo, ya que no fue hasta el 3-0 cuando Dani Martín se vio obligado a lucirse. Lo cierto es que su homólogo, Néstor, tampoco intervino en demasía, señal inequívoca del buen momento majariego.

Porque los locales transformaron tres de sus primeros cuatro intentos entre palos en los únicos tres tantos del partido. Si Ruizma asistió a Markus para el 1-0, fue el estadounidense quien le devolvió el favor a la media hora de juego. Eso sí, la finalización del ‘7’ era notoriamente más complicada que la que ejecutó Markus en los compases iniciales. Se lanzó en plancha y a ras de césped para coger a contrapié a Néstor. De una forma similar —junto al poste más alejado— batió Ruizma por segunda vez al guardameta del cuadro alcorconero, aunque, en el caso del 3-0, lo hizo tras recoger el rechace del propio Néstor a disparo de Claverías.

La tercera diana era la mejor respuesta posible del Paracuellos a la doble sustitución de Jorge Murga, insatisfecho con la actuación de algunos de sus jugadores. Sentó a Magán y a Iván Leán (este último estaba amonestado) y dio entrada a Mario Duque y Joaquín, cambios que llegaron acompañados de una modificación en el dibujo: pasó de tres centrales a una línea de cuatro, aunque con laterales con vocación ofensiva, como Fredy y Fabre.

Y la mejoría se notó, principalmente, en la segunda mitad. No obstante, ya en los minutos previos al descanso tuvo que brillar Dani Martín a un buen testarazo de Buta, que remató el servicio de Fabre desde la izquierda. Aunque, por otro lado, la inercia del encuentro debido a la ventaja amplia a favor del filial majariego motivó que el Trival llevara la iniciativa y su rival fuese el que estuviera más a la espera de una nueva oportunidad con la que sentenciar la contienda.

Y esa opción para el Paracuellos de anotar el 4-0 ocurrió en el minuto 73, aunque Alin Giurca invalidó el gol de Velasco a instancias de su asistente número dos. Una decisión discutida por los locales y un tanto controvertida, porque parecía bastante evidente que el balón le llegó a una de las incorporaciones en el mes de enero procedente de un adversario y no de Claverías como entendió el equipo arbitral.

Más allá de ese gol anulado, los de Carlos Cura no probaron a Néstor en un segundo tiempo en el que el Trival monopolizó el esférico y las ocasiones. Algunas de ellas, muy claras y que permitieron ver al Dani Martín más entonado, como en un remate de Gonzalo Merchán tras el pase de Joaquín en el minuto 62. El propio Joaquín lo probó, aunque el portero, aún juvenil, respondió con seguridad.

Murga retiró a todos sus amonestados, lo que hizo que Nogueira terminase actuando en el eje de la defensa junto a Mario Sánchez. Un Nogueira que en el 78’ rozó el 3-1, pero no alcanzó a desviar por muy poco la prolongación de Joaquín con la testa. Al final, triunfo con cierta comodidad del Paracuellos, que ya está más cerca de los puestos de play-off que del descenso directo. También el Trival Valderas, aunque la dinámica es opuesta a la del filial del Rayo Majadahonda, y es que los de La Canaleja tan solo han ganado un partido de los últimos nueve.

PARACUELLOS ANTAMIRA Dani Martín; Rojas, Paulo, Luis Enrique, Heras; Javi Fer (Pagola, 85′), Carlos Faya (A) (David, 46′); Ruizma (Velasco, 72′), Claverías, Markus (Juanchi, 64′); Cortés (Solomon Gyesi, 72′).
TRIVAL VALDERAS
Néstor; Magán (Mario Duque, 38′), Mario, Manu Jaimez (A) (Chami, 76′); Fredy, Nogueira, Víctor Merchán, Fabre (A) (Alcántara, 55′); Gonzalo Merchán, Iván Leán (A) (Joaquín, 38′), Buta (A) (Herranz, 55′).
GOLES 1-0 Markus (3′); 2-0 Ruizma (30′); 3-0 Ruizma (39′)
ÁRBITRO Alin Nicolae Giurca. Amonestó a Aitor Núñez, segundo entrenador local, en el minuto 73; y a Antonio Serrano, ayudante del Trival, en el minuto 84.
INCIDENCIAS La Oliva, unos 150 espectadores.
Los Importantes 2022/2023
PARACUELLOS TRIVAL
3. Ruizma 3.
2. Claverías 2.
1. Markus 1. Gonzalo Merchán
E: Carlos Cura 3 E: Jorge Murga 0
Á: Alin Giurca 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí