Publicidad

Informa: Isma Corregidor

El Unión Adarve dice prácticamente adiós a sus opciones de disputar el play off. Los del Vicente del Bosque perdieron de forma inmerecida ante el Numancia, lo que va a hacer que al final de la jornada la distancia con la zona de privilegio se vea aumentada.

Ambos entrenadores apostaron por rasera el balón, a pesar de lo cual el juego no resultó muy entretenido. Cada equipo con su estilo, miró siempre para adelante, pero a ambos les faltó velocidad en la circulación de balón, verticalidad, y conexión con los puntas.

Por Adarve, Mario Escolante formó con el otrora clásico 4-4-2, buscando el juego interior, filtrando balones por dentro, buscando la velocidad de los dos puntas, sobre todo de Albur, viendo el destrozo que le hizo el Sanse al Numancia el sábado anterior. Un Numancia, en el que Javi Moreno volvió a jugar con las líneas adelantadas, ejerciendo una presión alta, pero con los centrales más retrasados que el sábado anterior en Matapiñonera. Con su 4-3-3, el equipo soriano buscó atacar por fuera, yendo muy fuerte a la presión, pero dejando muy despoblado el centro del campo. Un agujero que aprovechaban siempre los mediocentros del Adarve para ganar el balón, y meterlo rápido por dentro para el desmarque del mencionado Albur.

Como decimos, a pesar de las buenas intenciones de unos y otros, el choque resultó deslucido. Los tres puntas del Numancia no lograban superar la zaga de los del Barrio del Pilar, con lo que no lograban finalizar. A la hora de dar el último pase, ni Tamayo ni Rubén lograban conectar con Lupu; ni tampoco con los hombres de segunda línea, bien encimados por Hakim y David Sanz. Enfrente, el Adarve lo fiaba todo a la velocidad de Albur, que iniciaba la carrera cerca del círculo central, lo que le impedía luego rematar con claridad. De este modo, fueron Fer Harta y Fran García Murillo los que rozaron la madera en sendos disparos cruzados en el primer tiempo; al igual que Juanma de cabeza, a la salida de un córner. Enfrente, en todo el primer tiempo, el único que realmente pudo marcar fue Tamayo, que, en los primeros compases de partido, buscó sorprender a Adrián Fernández con un lanzamiento directamente desde la esquina, que evitó el meta con los puños.

En la segunda mitad, el cuadro local tuvo más presencia en campo rival, pero idéntico rédito: ninguno. El juego soriano era muy previsible, sin profundidad. Además, Adrián Jiménez y Juanma tenían bien secado al pichichi Lupu, que no participaba nada en el juego. Tanto, que Javi Moreno decidió retirarlo del campo con media hora de juego por delante.

La mayor presencia local en la parte del terreno de juego en la que defendían los madrileños obligó aún más al Adarve a buscar las contras, menores en número, al empezar a pesar las piernas. Al no lograr llegar en solitario al área, los lobos se veían obligados a buscar a un compañero que rematara, dando tiempo a los centrales rojillos a tapar espacios, por lo que los remates madrileños solían acabar en el cuerpo de algún zaguero local. Y cuando no, el travesaño le quitó un gol a Fran García Murillo, que poco después rozó de nuevo el palo.

El tramo final del partido, fue le más vibrante. Al Numancia comenzaron a entrarle las prisas y los nervios, debido en parte a los pitos de su afición. Esto derivó en que las contras visitantes fueran en superioridad numérica, aunque sin efectividad ninguna. A la hora de finalizar, los rojinegros (vestidos de blanco) sacaron su peor versión, enviando los balones muy desviados, sin asustar a la parroquia local.

A última hora, el Numancia encontró un premio demasiado grande para lo visto sobre el verde. En un córner botado en corto a tres para el final del tiempo reglamentario, Royo recibió defectuosamente el balón dentro del área. Y como quiera que nadie le encimó, continuó con el balón hasta que logró acomodárselo, cruzando el esférico ante Adrián Fernández.

Tras el tanto, en los ocho minutos que se jugaron, el choque lógicamente cambió. El Numancia se metió atrás, buscando tapar todos los huecos posibles a un Adarve que fue un quiero y no puedo, quedándose así sin sumar inmerecidamente el equipo de Mario Escolante.

 

NUMANCIA Dorronsoro; Soler, Moustapha (A), Royo, David Alfonso (Grande 84’); Alain Ribeiro (Alayeto 68’), Cristian, Carlos González (Noe 84’); Rubén, Lupu (Caballero 68’) y Tamayo (Primo 55’).
UNIÓN ADARVE
Adrián Jiménez; Álex Blanco (A) (Gonzalo Expósito 84’), Juanma, Adrián Jiménez, Sotres; Ortolá (A), Hakim, David Sanz (A) (Miñambres 60’), Fran García Murillo; Albur y Fer Harta (Pescador 76’).
GOLES 1-0 Royo (87’).
ÁRBITRO Crespo Puente. Expulsó al entrenador del Adarve, Mario Escolante.
INCIDENCIAS Los Pajaritos, unos 2.727 espectadores.
Los Importantes 2023/2024
ADARVE
3.
2.
1. Fran García Murillo
E: Mario Escolante 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí