Publicidad

A falta de dos jornadas para el final de la liga regular, el Navalcarnero ya tiene garantizado, como mínimo, igualar la extraordinaria temporada del curso pasado. El postrero gol de Simón en tiempo de prolongación, garantiza matemáticamente el tercer puesto para los del Mariano González, que, afrontaban el partido sabiéndose ya equipo de play off tras los resultados de la mañana. Un día de alegrías para el cuadro rojiblanco, que contrastan con las sombras de un Leganés B que comienza a tener que tirar de carambolas para no dar con sus huesos en Tercera División.

Pero la gran diferencia de puntos entre unos y otros no se notó sobre el césped. Sí que es verdad que el equipo navalcarnereño fue mejor que el filial, pero sin ser una superioridad aplastante. Es más, en el segundo minuto de partido el Leganés B gozó de dos clarísimas ocasiones en el mismo córner, con dos remates de cabeza. Pero el de Víctor lo repelió Valero con una gran mano junto al larguero; mientras que el de Rentero se marchó por centímetros.

La doble ocasión del cuadro blanquiazul hacía presagiar un encuentro vibrante, pero no fue así.  Sobre todo en una primera parte anodina, en la que se veía poco sobre el césped. El Navalcarnero jugaba más el balón en campo propio; pero a la hora de atacar lo fiaba todo a balones largos sobre el peleón Kun, y, sobre todo, a la figura de Hugo Esteban. El valenciano era el jugador más desequilibrante (una vez más), fabricándose el las dos acciones de peligro locales en el primer tiempo. La primera le evitó Alvin; mientras que en la segunda el balón se le marchó rozando el palo, llegando al descuento del primer tiempo.

El segundo tiempo comenzó más movido. El Leganés B parecía menos encorsetado, por lo que se veían más espacios sobre el césped, y con ello, más llegadas a las áreas. Hugo Esteban pudo adelantar a los locales nada más iniciarse el segundo tiempo con un lanzamiento de falta directa que se marchó rozando el larguero; mientras que la réplica para el filial la puso el que es su jugador más desequilibrante, Sergio Navarro, que, se topó con su ex compañero Sergio Valero, en un remate a la media vuelta.

A punto de llegarse a la hora de partido se adelantó el equipo de Pablo Álvarez. Fue a balón parado, tras un córner botado a la derecha de Alvin. En la segunda jugada, el balón fue colgado al segundo palo, por donde apareció uno de los más bajitos que había sobre el césped, Kun, para cabecear el balón al fondo de las mallas.

Por delante en el marcador, el Navalcarnero le metió cloroformo al partido. Reteniendo más el balón, los rojiblancos tenían el partido donde querían, amasando el balón con paciencia, y sobre todo, no sufriendo atrás. El filial se mostraba incapaz de superar a la zaga local, que solía anticiparse a los balones de los atacantes pepineros, cortando toda acción que pudiera acabar en peligro. Esto derivó en infinidad de córners que el equipo de Manolo Rueda no supo aprovechar, puesto que, aunque remató en muchas de esas acciones, el balón acababa siempre directamente fuera, o paseándose por el área. Entre tanto, Hugo Esteban volvió a tener el segundo en un lanzamiento de falta directa, que volvió a marchársele por muy poco.

A diez para el final, el Leganés B logró empatar el encuentro, y avivar un poco sus esperanzas de permanencia. Rentero (el mejor del filial) remató cruzado dentro del área, por bajo, junto a la cepa del poste, donde más les duele a los porteros. Valero despejó como buenamente pudo el balón, cayéndole el rechace a Dorian, que, prácticamente a placer, no tuvo más que empujarla para empatar el partido.

Con el marcador de nuevo igualado, se vivieron los mejores minutos del choque. El balón iba de un área a otra de forma asidua, teniendo ocasiones ambos equipos para desequilibrar el marcador. Solo les faltaba a ambos afinar la puntería, puesto que el que lograra afinar la puntería, y batir al rival, se llevaría la victoria. Esto parecía que no iba a ocurrir, hasta que el tiempo de descuento, volvió a salirle cruz al Leganés B. Hugo Esteban remató desde fuera del área, repeliendo Alvin el disparo. Sin embargo, el balón rechazado fue a caer a los pies de Simón, que con el portero tirado en el suelo, no tuvo más que empujarla a puerta vacía para dar la victoria a su equipo, cuando apenas llevaba cinco minutos sobre el césped.

Sin tiempo para más, finalizó el partido, celebrando el Navalcarnero la consecución del tercer puesto con los suyos, centrando ahora sus energías en tratar de lograr el subcampeonato. Por su parte, el Leganés B ve como la permanencia directa le queda a tres puntos, a falta de seis, pero con el gol average particular perdido con el Cerdanyola. Y sobre todo, con un calendario terrible, puesto que el próximo domingo volverá a jugar como visitante frente al Atlético B; teniendo que finalizar la temporada regular frente al indiscutible campeón Melilla.

NAVALCARNERO Sergio Valero; Álex García (David Sánchez 70’), Uña, Elo, Ocaña; David Rodríguez (A), Asier Parra (Martín Pérez 52’); Marco Abreu (A) (Luis Lara 70’), Álex Gil (Brayan Mejía 88’), Hugo esteban; y Kun (Simón 88’) (A).
LEGANÉS B
Alvin; Zekri (A), Víctor (Romaric 88’), David Alba, Ro; Arratia (A) (Caio Lopes 64’); Llamas (Álex Gil 85’) (A), Sergio Navarro, Rentero, Camacho; y Dorian.
GOLES 1-0 Kun (59’); 1-1 Dorian (80’); 2-1 Simón (93’).
ÁRBITRO Holgueras Castellanos, colegio castellano-leonés.
INCIDENCIAS Mariano González, unos 600 espectadores.
Los Importantes 2022/2023
NAVALCARNERO LEGANÉS B
3. 3.
2. Hugo Esteban 2. Rentero
1. Kun 1. Navarro
E: Pablo Álvarez 2 E: Manolo Rueda 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí