Publicidad

fin de la imbatibilidad del Navalcarnero en su feudo. El cuadro rojiblanco, que hasta la fecha solo había encajado un gol en su estadio, vio como el Leganés B se convirtió en el primer equipo que les hacía morder el polvo ante su gente, y además de manera justa.

Desde el inicio, el filial pepinero se hizo con la posesión del balón. Jugando más en campo contrario, y con poca profundidad, pero llevando el peso del partido, ante un Navalcarnero bien replegado en su campo, con dos líneas de cuatro muy juntas, sin sufrir. Los de Carlos Martínez tenían y tocaban el balón, pero muy en horizontal. A la hora de penetrar en la defensa rojiblanca, jugaban más directo los visitantes, que solo eran capaces de entrar (y poco) por las bandas. Enfrente, el Navalcarnero jugaba sin prisa, esperando su momento, buscándolo al contragolpe.

Dado este desarrollo de partido, no se hace difícil adivinar que apenas es veían ocasiones de gol. De hecho, en todo el primer tiempo, los navalcarnereños solo gozaron de una opción de peligro, en un remate de Álex Gil que se marchó alto. Enfrente, a pesar del dominio, el Leganés B solo fue capaz de dar trabajo a Aitor González en dos lanzamientos de falta directos. El primero, obra de Mario Rivas, lo repelió el meta con una gran estirada. En el segundo, Álex San Cristobal clavó el balón por toda la escuadra, mediado el primer acto.

El segundo tiempo comenzó con un cambio en los locales. Fratelli (que no disputó los dos últimos minutos del primer tiempo por lesión) dejó su sitio en el campo a Expósito, habiendo jugado los rojiblancos los dos últimos minutos del primer acto en inferioridad numérica para no gastar una ventana de cambios. Sin embargo, el que realmente ocupó su puesto en el centro de la zaga fue Miki Muñoz, que retrasó su posición en el campo, jugando Expósito en el centro del campo.

Ya fuera por el movimiento de peones rojiblancos o no, el caso fue que la segunda mitad resultó más movida. El Navalcarnero ganó en posesión de balón, y sobre todo, metros sobre el césped. Sabiendo los de Pablo Álvarez que ya nada tenían que perder, dieron un paso al frente. Esto permitió que el partido se abriera, y se viera un mejor espectáculo. A la mejoría local hubo que sumarle que el Leganés B encontró más espacios, al estar los navalcarnereños más abiertos.

En este nuevo desarrollo del juego, también salió vencedor el filial. Aunque el Navalcarnero se asomó al área y gozó de alguna ocasión (sin rematar entre los tres palos), los pepineros tenían más ocasiones, y sobre todo más claras. Mario Rivas volvió a probar fortuna de falta directa, rozando el larguero; mientras que Rentero tuvo un remate solo ante Aitor, en el que el portero salió vencedor sacando el balón por bajo. Sin embargo, con lo que no pudo el guardameta fue con el cabezazo de Mario Rivas, que rematando sin oposición un centro desde la banda diestra, sentenció el partido.

Y es que, a pesar de que el segundo tanto del filial llegó a los nueve minutos del paso por vestuarios, su victoria pareció inamovible. El Navalcarnero era un equipo y no puedo, ante un Leganés B que sabía que, con no dejar entrar al rival en el partido, sumaría una nueva victoria, como así acabó ocurriendo, acabando con la imbatibilidad del Navalcarnero en casa.

NAVALCARNERO Aitor González; Meseguer, Luis Fratelli (Expósito 46’), David Uña (A), Dani Hernández; Fran Pérez (Ontiveros 73’), Miki Muñoz (A), David Rodríguez (A), Álex Gil (A) (Simón 67’); Beneit y Marcos Mendes.
LEGANÉS B
Sergio Valero; Javi Rubio (A), Alba (Cerrato 85’), Samed, Joserra (A); Cássio (A), Rentero, Álex San Cristobal (Iker 76’); Borona (Mourid 67’), Mario Rivas (A) (Marc Echarri 76’) (A) y Óscar.
GOLES 0-1 Álex San Cristobal (20’); 0-2 Mario Rivas (54’).
ÁRBITRO Ruiz Aguilera, colegio andaluz.
INCIDENCIAS Mariano González, unos 600 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
NAVALCARNERO
LEGANÉS B
3. 3. Borona
2. 2. Mario Rivas
1. 1. Álex San Cristobal
E: Pablo Álvarez 1 E: Carlos Martínez 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí