Publicidad

sin pegada. Eso debió de pensar un equipo mostoleño que, a pesar de jugar durante casi una hora en superioridad numérica debido a la expulsión del portero visitante, no encontró forma alguna de perforar la meta contraria. El Unionistas, aunque se vio dominado durante toda la segunda parte por su rival, supo mantener un férreo bloque defensivo y aprovechar una de sus únicas oportunidades para irse a Salamanca con el billete hacia los octavos de final de la Copa RFEF.

El partido, como era previsible, comenzó con una gran intensidad por parte de ambos conjuntos. Tanto locales como visitantes presionaban al rival de forma animosa, aunque sin demasiado éxito. El equipo mostoleño intentó buscar el gol en los primeros compases del choque a través de balones aéreos y jugadas a balón parado colgadas al área. Una estrategia similar siguieron los salmantinos en su particular batalla por buscar el primer tanto, aunque también sin éxito.

Pasado ya el cuarto de hora de partido, el meta local, Tejero, sacó una mano derecha salvadora a un disparo fuerte y raso de De la Nava dentro del área, todo ello después de una posible falta no pitada a favor de los de Víctor González por el colegiado del choque, Domingo Sosa Gómez.

Sanjurjo se llevó la primera cartulina amarilla del encuentro en el ecuador del primer tiempo tras una fuerte entrada a un contrincante. A pesar de este aviso del árbitro hacia los veintidós jugadores, éstos continuaron disputando el juego con una garra muy significativa.

A diez minutos del final de la primera parte llegó la jugada más importante de los primeros 45 minutos. En un despeje a campo rival por parte de los azulones, Gallego no acertó a golpear el balón con la testa y Juancar, que estuvo más atento, fue el que se llevó el esférico con la cabeza.

Alberto, que recorrió verticalmente el terreno de juego hacia el área contraria, controló el envío del capitán de los locales y disparó raso en el mano a mano ante Miguel Serna. Sin embargo, el portero del conjunto de Hernán Pérez salió a tapar en exceso el máximo espacio posible y paró el disparo con la mano fuera del área, por lo que fue expulsado con roja directa.

Después de discutirse la decisión arbitral durante tres minutos en el campo, el técnico salmantino quitó a un jugador ofensivo como es Javi Navas para dar entrada al arquero suplente, Ruli. La falta directa de esta controvertida jugada, situada sobre la medialuna del área, se fue por encima del larguero, sin causar daños al equipo visitante.

Lo que sí cambió a partir de ese momento fue la dinámica interna del partido, en la que los azulones comenzaron a dominar con claridad. Sin embargo, ya en el descuento, el peligro llegó con una pérdida en la medular de Ledesma, que Aythami no supo aprovechar. Tras este susto para los de Víctor González, el partido se fue al descanso con el 0-0 inicial.

En el comienzo del segundo período, los mostoleños salieron con la idea clara de adelantarse en el marcador, para lo cual Víctor González sustituyó al “9” mostoleño, Galo, para dar entrada a uno de sus jugadores con más calidad y técnica, el ”10”, Chupe. De esta manera, el técnico local buscaba el control total de la posesión para los suyos y un hombre para ejecutar con precisión las jugadas a balón parado.

En el ecuador de esta segunda mitad, Hernán Pérez ejecutó dos cambios más en su equipo, sumando ya un total de cuatro, persiguiendo una mayor solidez defensiva. Una de esas sustituciones fue la marcha del “9” salmantino, Aythami, que posibilitó la entrada de Josué, jugador que sería fundamental en la recta final del encuentro. Aunque los de El Soto buscaban el gol de la victoria a través del dominio de las bandas y buenos centros laterales, el peligro llegó con un chut lejano de Ledesma, que hizo emplearse a fondo a Ruli, que logró mandar el esférico a córner.

A siete minutos del final se produjo uno de los momentos del año en El Soto y en el fútbol modesto madrileño gracias al regreso a la competición nacional de un legendario Cata Díaz. Un minuto después, la alegría se hizo llanto cuando, en una jugada aislada, tras un rebote dentro del área del conjunto de Víctor González, Josué hizo el primero para Unionistas con un remate raso y preciso al palo izquierdo de la meta de Tejero, el cual no pudo evitar el tanto visitante a pesar de una buena estirada.

Poco después, De la Nava tuvo el segundo tras una contra bien llevada por el autor del primer gol, aunque el meta local pudo detener el esférico sin problemas. Sin tiempo ni ideas para una reacción efectiva, los de Víctor González cayeron eliminados con una derrota por la mínima ante un Unionistas que, sin desplegar un gran juego y con diez jugadores, supo aprovechar su oportunidad para acceder a los octavos de la Copa RFEF y situarse a dos partidos de jugar la Copa del Rey. El Móstoles, por su parte, volverá el fin de semana que viene a El Soto para comenzar la competición liguera ante un recién ascendido con mucha historia, el Real Aranjuez.

MÓSTOLES URJC
Tejero; Juancar, Recalde (A), Souza, Cortázar; Fran Montávez, Ledesma, Sanjurjo (A) (Cata Díaz 83’) (A); Alberto (Machuca 62’), Mario, Galo (Chupe 57’).
UNIONISTAS
Serna (R 36’); Marín (Garay 78’), Luis Acosta, Mario Gómez (Lamadrid 65’), Jon Rojo; Álex Rey, Gallego; Javi Navas (Ruli 39’), De la Nava, Carmona (Miki 46’); Aythami (Josué 65’).
GOLES 0-1 Josué (84′).
ÁRBITRO Sosa Gómez, Colegio Canario
INCIDENCIAS El Soto, unos 300 espectadores.

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí