Publicidad

Informa: Isma Corregidor

El Soto acogía el partido de la jornada, y no defraudo. Frente a frente, los equipos representativos de las dos ciudades más grandes de nuestra Comunidad, con mucho en juego. Más por parte de los visitantes, sin apenas colchón con respecto a sus perseguidores, frente a un Móstoles que solo desea que pasen cuanto antes los cinco partidos restantes para comenzar la verdadera competición.

Como decimos, el partido fue un gran espectáculo, que tuvo de todo, con momentos buenos y malos para unos y otros, y controversia arbitral. Un gran coctel para el aficionado neutral, y un goce y sufrimiento para los aficionados de uno y otro bando. Al final sonrieron los azulones, que de inicio eran los que peor lo tenían, pero que finalmente acabaron celebrando la clasificación para la Copa del Rey por primera vez en su historia.

Cada uno con sus matices, pero ambos entrenadores propusieron de un 4-4-2, cada uno con sus matices. Por bando local, Víctor González fue más clásico, con un doble pivote jugón, con libertad de movimientos para los hombres para los hombres de arriba. Enfrente, Salvachúa volvió al otrora habitual rombo.

De inicio salió mejor el Alcalá. Con más protagonismo en el juego, pero sin llegar al área Franganillo, titular tras la expulsión de Marcos Contreras el domingo anterior en Las Veredillas. Es más, en los primeros compases, pudo adelantarse el cuadro azulón con un centro-chut de Adri Torres, y sobre todo con un disparo a bocajarro desde dentro del área que salvó con una gran parada Álex Quesada.

Pero como decimos, en la primera parte mandó el equipo complutense, que se adelantó mediado el primer acto. Tras un centro de Navarro desde la banda izquierda, el argentino Módula ajustó el balón al palo, batiendo a Franganillo con la testa. Un gol que no frenó las intenciones rojillas, que siguió buscando el segundo, que pudo llegar por mediación de propio Módula, y con un disparo lejano de Navarro. Al final, a cinco para el descanso, Álvaro Portero se aprovechó de un fallo en el centro del campo local, para adueñarse del balón y correr en solitario más de treinta metros. Una vez internado en el área, solo ante el meta, definió con clase por bajo.

Se las prometían muy felices los rojillos, que, sin embargo, antes de que se llegara al descanso, vio como se le comenzaba a torcer el partido. Primero con un gol en propia puerta de Tito, en el intento de despeje tras un buen centro de Adri Torres desde la izquierda. Y poco después, con un balón al palo de Recalde, a la salida de un córner.

Pero cuando realmente se le puso mal el partido a los complutenses fue en el segundo tiempo. A los ocho minutos del paso por vestuarios, Tito vio la roja directa por una entrada por detrás, cortando una contra. El central alcalaíno cortó la acción en campo rival, ligeramente escorado a la izquierda, con otros jugadores azulones a su alrededor. Una de esas jugadas que en el CTA denominan como gris, y que en cuestión de segundos Valero Varrales decidió que era expulsión directa, entre las protestas visitantes, y el riego por aspersores que saltó en ese momento.

Tres minutos después de la acción, y con el tema del riego subsanado, se reanudó un partido, que lógicamente cambió. El Móstoles se adueñó del balón, sometiendo a un Alcalá en el que Salvachúa retiró a Álvaro Portero por Moyano, para que su equipo cerrara con dos líneas de cuatro, quedando arriba Barca como único referente ofensivo.

El partido, como es lógico, se tiñó de azulón. Sin embargo, el equipo mostoleño no hacía sufrir a al equipo rojillo, al que se veía cómodo a pesar de la inferioridad numérica. Lejos de precipitarse, el conjunto de Víctor González supo tener paciencia, y, sobre todo, hacer daño en el momento justo. Al igual que ocurriera en el partido de ida, el cuadro mostoleño remontó el partido en apenas cuatro minutos. Al igual que ocurriera en El Val, Portilla hizo el empate, tras un centro desde la izquierda de Adri Torres. Cuatro minutos después, fue el propio Adri Torres el que culminaba la remontada total, tras una gran cabalgada por la banda izquierda en un contragolpe.

Quedaban doce minutos para que se llegara al tiempo reglamentario (luego se dieron siete de añadido), y el partido volvió a mutar. Sin nada que perder, el Alcalá se vino arriba, metiendo Salvachúa todo el potencial ofensivo disponible en el banquillo, y cerrando con tres atrás. Por su parte, el Móstoles supo contener el empuje rojillo, y sobre todo, no perder la calma. El equipo de Víctor González mostró categoría de equipo grande, sabiendo frenar a los alcalaínos con el balón, sin caer en otro tipo de recursos, incluso cuando Álex Quesada se sumó a las jugadas de ataque a balón parado, que finalizaron sin peligro real de los complutenses.

De este modo, el Móstoles volvió a probar el dulce sabor de la victoria, que además llevó aparejado el premio de certificar matemáticamente el billete para el play off, y, sobre todo, la participación en la próxima Copa del Rey. Por su parte, el mal menor para los alcalaínos fue que, a pesar de todo, conservan el puesto de play off, aunque desde la quinta posición. Algo que por cierto haría que la primera eliminatoria fuera Móstoles-Alcalá.

MÓSTOLES URJC Franganillo; Enric Tarrés (A), Recalde (Aguirre 61’) (A), David Gómez, Leitón (Espinosa 87’); Portilla, Cidoncha (A), Narbona, Adri Torres (Maroto 87’); Camacho (A) (Lagreca 74’) y Migue Montes (Martín 74’).
ALCALÁ
Álex Quesada; David López (Hugo Díaz 75’), Tito (R 53’), De Felipe, Navarro (A); Aitor Monroy (Rubén Expósito 81’); Módula, Borja Sánchez, Iván Riveiro (Pablo Zotes 53’); Barca (Jaime 81’) y Álvaro Portero (Moyano 55’).
GOLES 0-1 Módula (28’); 0-2 Álvaro Portero (40’); 1-2 Tito (propia puerta) (42’); 2-2 Portilla (74’); 3-2 Adri Torres (78’).
ÁRBITRO Valero Barrales.
INCIDENCIAS El Soto, unos 600 espectadores.
Los Importantes 2023/2024
MÓSTOLES ALCALÁ
3. Adri Torres 3. Módula
2. 2. Barca
1. Narbona 1. Iván Riveiro
E: Víctor González 2 E: Carlos Pérez Salvachúa 2
Á: Valero Barrales 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí