Publicidad

Informa: Isma Corregidor

Partido con aroma clásico. En la semana en la que dieron comienzo los actos de su centenario, la RSD Alcalá visitaba uno de los templos del fútbol de Madriz: el Román Valero. Allí le esperaba un Mosca venido a más en las últimas jornadas, instalado en puestos de play off tras la victoria del domingo anterior en Las Veredillas. Con los mismos puntos, pero un puesto por debajo, llegaban los rojillos, que también vienen mejorando en las últimas jornadas, por lo que en juego había algo más que tres puntos.

El choque lo afrontaron ambos equipos con novedades en el once. Curiosamente, ambos técnicos decidieron cambiar en la portería. Una vez cumplida su sanción, Guille (con pasado rojillo) volvió a defender el arco de Usera; mientras que en los complutenses Manolo Delgado volvió tras algo más de un mes sin jugar. Por lo demás, Poves introdujo dos cambios más en el once, por los cuatro adicionales de Salvachúa. Lo que no variaron ninguno de los dos fue su esquema, jugando el Mosca con su habitual 5-2-3; por el 4-4-2 de los visitantes.

En líneas generales, el Alcalá fue superior. Aunque de inicio le costó al equipo complutense, lo cierto fue que fueron de menos a más, ante un Moscardó que fue precisamente lo contrario. Tras unos veinte primeros minutos muy equilibrados, los rojiblancos vivieron sus mejores minutos del partido en torno a la media hora, con dos buenas ocasiones de Borja Paris, que en una de ellas hizo esforzarse al reseñado Manolo Delgado para evitar el tanto. En el tramo final del primer tiempo, el Alcalá comenzó a encontrarse cómodo, y, sobre todo, a crear peligro. Zotes y Manu Toledano rozaron el gol con dos disparos que se marcharon por poco, aunque la gran ocasión fue para Barca, al que Guille le quitó un gol que parecía cantado en un mano a mano.

Tras el paso por vestuarios, se confirmó la mejoría visitante. Los rojillos comenzaron a tener más balón y ganaron metros sobre el césped. Sin arroyar, pero siendo superiores al Moscardó. A la buena imagen de los de Salvachúa solo le faltaba la capacidad de generar peligro como en el final del primer tiempo. Y como quiera que éste no llegaba, tuvo que ser a balón parado como se adelantaron los forasteros. En el ecuador del segundo tiempo, el incombustible Tito ejecutó a la perfección un lanzamiento de falta en la frontal del área, escorado a la diestra según atacaba su equipo, colando el balón cerca de la escuadra, a la izquierda según defendía Guille.

Por debajo en el marcador, Poves (que ya había abandonado la defensa de cinco) movió ficha, introduciendo un doble cambio que no surtió efecto. Aunque el Moscardó comenzó a tener más presencia en campo rival, lo cierto es que el equipo de Usera no daba buenas sensaciones. Además, por momentos, daba la impresión de que comenzaban a precipitarse los locales, y sobre todo, comenzaba a dejar muchos espacios atrás, comiendo errores graves. Para tratar de aprovecharlos, Salvachúa introdujo un doble cambio que a la postre, resultó definitivo. Al terreno de juego entraron Borja Sánchez y Jaime; buscando la velocidad y frescura del segundo, y la calidad y la pausa del primero, para meter balones al espacio.

De ese modo, llegó el 0-2. Borja Sánchez metió un gran balón largo para Jaime, que inició una gran cabalgada por el lado contrario. Del dos para uno salió victorioso el canterano visitante, que picó por encima de Guille, cruzando al palo contrario.

Visto lo visto, parecía resuelto el partido para los forasteros. Sin embargo, el Moscardó logró recortar distancias, tras una acción de Isaac, que finalizó con un balón a la frontal del área chica, desde donde Cidoncha desvió al palo largo, raso, a dónde no podía llegar Manolo.

Las espadas volvían a estar en todo lo alto. Aunque el Moscardó no estaba dando una buena imagen, lo ajustado del marcador (y la categoría) dejaba todo abierto. Sin embargo, el Alcalá sacó el carácter de los equipos grandes, sin que le temblaran las piernas, ahuyentando fantasmas de un pasado reciente, en el que se le han ido las victorias en los últimos minutos. Como decimos, el equipo de Salvachúa estaba muy entero, y además logró el tanto de la tranquilidad definitiva. Corría el cuarto de los siete minutos de añadido, cuando conducía Módula por el perfil diestro. El argentino puso el balón al primer palo, por donde andaba Jaime, el cual prolongó hacia el segundo, para la entrada de Barca, que hizo el 1-3 entrando en carrera prácticamente sin oposición.

Con el tercer tanto de los alcalaínos el partido murió, intercambiando ambos sus puestos en la clasificación. Una victoria que eleva a nueve los partidos sin perder de los complutenses, y que corta la progresión del Moscardó, que este año no se está mostrando fuerte en el Román Valero, en el que solo ha ganado tres partidos.

COLONIA MOSCARDÓ Guille, Cuevas (Thompson 68’) (A), Andoni (Íker 58’), Cidoncha (A), Nader, Borja Paris; Marouane (Messoussi 68’), Arturo (A); Isaac, Asensio y Mba.
ALCALÁ
Manolo Delgado; David López (A), Moyano, De Felipe, Tito (Navarro 92’); Iván Riveiro (A) (Borja Sánchez 75’), Aitor Monroy, Módula, Pablo Zotes (Rubén Expósito 78’); Barca (Álvaro Portero 92’) y Manu Toledano (Jaime 75’).
GOLES 0-1 Tito (67’); 0-2 Jaime (80’); 1-2 Cidoncha (84’); 1-3 Barca (94’).
ÁRBITRO Barranquero Sánchez.
INCIDENCIAS Román Valero, unos 350 espectadores.
Los Importantes 2023/2024
MOSCARDÓ ALCALÁ
3. 3. Jaime
2. 2. Borja Sánchez
1. Borja Paris 1. Barca
E: Javi Poves 1 E: Carlos Pérez Salvachúa 3
Á: Barranquero Sánchez 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí