Publicidad

victoria del Alcalá en el penúltimo partido (si el covid no dice lo contrario) en día laborable de la temporada. Una circunstancia que venía dándosele mal a los rojillos, que no se pasearon ni mucho menos ante un digno Moscardó, que nunca le perdió la cara al encuentro, y sobre todo, no se dejo ir.

El partido no quedará en la retina de los allí presentes. Sin ser un partido feo, tampoco tuvo un gran fútbol, a pesar, eso sí, de que ambos equipos intentaron siempre jugar el balón. El balón pasaba más por los pies de los jugadores visitantes, que trataron en todo momento de hacerse con la manija del juego, ante un Moscardó que no presionaba mucho, aunque sin meterse atrás. El equipo de Dani Simón no le hacía ascos al cuero, y cuando la tenía, trataba de salir rápido a campo contrario, sin jugar directo, pero sin hacer posesiones largas.

El choque tenía mucha intensidad y no andaba falto de ritmo. Lo que le faltaba es que el balón fluyera con más velocidad, y sobre todo, que los hombres en punta lograran conectar con el balón. Los locales, por falta de presencia, puesto que el cuadro de Usera apenas se aproximaba al área de Aarón. En los visitantes, porque tenían orden clara de remate todos sus futbolistas, porque en cuanto se aproximaban a la frontal del área o veían hueco, disparaban contra el marco del debutante Adrián Sánchez.

Así pues, en la primera mitad se veían remates desde fuera del área con cierta frecuencia de los Ángel, Chato, Tanque y compañía, aunque la mayoría se perdían directamente fuera. Realmente, el mencionado Adrián Sánchez tan solo intervino en dos acciones durante la primera mitad, en sendos remates de Ángel. Primero en un disparo desde fuera del área que detuvo en dos tiempos; para más tarde sacar con el cuerpo un disparo a bocajarro desde dentro del área. Aún así, aunque el partido tenía el color blanco inmaculado que vestían los visitantes, la ocasión mas clara de la primera mitad fue para los locales. Al filo del descanso, en una acción a balón parado que acabó rematando con la testa Rubén Darío, y que se marchó por muy poquito.

Tras el paso por vestuarios, los complutenses se adelantaron rápidamente en el marcador. Corría el quinto minuto de la reanudación, cuando De Pedro inició una jugada por banda izquierda, enviando el balón hacia Malote. Éste pisó la línea de fondo, enviando un caramelito al segundo palo, por donde apareció el cazagoles Garci, que con la testa, desniveló el marcador.

Por delante en el marcador, el Alcalá bajó revoluciones. Sabiendo que lo más difícil estaba hecho, los hombres de Jorge Martín de San Pablo comenzaron a tener posesiones más largas, y sobre todo, bajaron el ritmo, al tener que volver a competir el próximo domingo. Las llegadas al área rival de los visitantes disminuyeron y mucho, ante un Moscardó que parecía que podía volver a repetir el guion del pasado sábado frente al Complutense, en el que apena dieron señales en el segundo tiempo. Poco a poco parecía que los rojiblancos podían desconectarse del partido, por lo que rápidamente Dani Simón comenzó a mover el banquillo.

Los cambios le sentaron bien al equipo de Usera, que dio un paso al frente. Sin ya nada que perder, los locales ganaron metros sobre el césped. Un avance que llevó aparejado huecos atrás, lo que aprovecharon los visitantes (sobre todo tras la salida de Izan), para generar superioridad y peligro al contragolpe. Y como quiera que las buenas intenciones de los del Román Valero morían una y otra vez contra el muro que resultó la zaga complutense, el peligro real solo llegaba en la meta local. Garci, Malote, Izan y Tanque tuvieron el segundo para sentenciar a un Moscardó, que era un quiero y no puedo, y que solo tuvo un remate claro de Iker Bengoa que sacó la defensa en última instancia.

En definitiva, un trabajado y merecido triunfo del Alcalá, que vuelve a ganar cuatro jornadas después, lo que unido a los tropiezos de sus rivales, le permite recuperar parte del terreno perdido, aunque eso sí, sin ningún partido todavía pendiente. Por su parte, el Moscardó volvió a demostrar que aunque tiene prácticamente imposible la permanencia, no está de comparsa en la competición, sin permitir que ningún rival le pase por encima.

COLONIA MOSCARDÓ Adrián Sánchez; Snayder (Marcos Núñez 62’), Beltrán (A), Iker Bengoa, Marcos Blasco; Rubén Darío, Provencio (A) (Nassemi 77’); Gallardo (Escobar 62’), Sergi (Nader 77’), Mario Alonso; y Felipe Cortés (Narek 65’).
ALCALÁ
Aarón; Huelves (A) (José Ángel 77’), Santi Núñez, Luis Enrique, De Pedro (A); Favio; Ángel (Izan 65’), Chato (Alonso 89’), Malote (Pablo Rivero 89’); Garci (Jaime 89’) y Tanque.
GOLES 0-1 Garci (50′).
ÁRBITRO Ferrero Melchor.
INCIDENCIAS Román Valero, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
MOSCARDÓ
ALCALÁ
3. 3. Tanque
2. Rubén Darío 2. Ángel
1. Sergi 1. Garci
E: Dani Simón 1 E: Jorge Martín de San Pablo 2
Á: Ferrero Melchor 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí