Publicidad

En la vida no todos los finales son felices. En el fútbol, tampoco. Bien lo supo el Móstoles CF en la mañana de este domingo pasado, cuando su victoria ante el Lugo Fuenlabrada le estaba dando el ascenso a Tercera RFEF tras el momentáneo empate del Real Aranjuez ante el Inter de Valdemoro. Sin embargo, en la última jugada del partido, los ribereños consiguieron la victoria en Valdemoro y dejaron a los mostoleños sin el ansiado premio.

La ciudad de Móstoles ha vivido esta temporada el final más cruel posible por partida doble (recordemos también el gol del Marino de Luanco ante el Navalcarnero en el minuto 95 que dejó al Móstoles URJC sin la posibilidad de disputar el playout por la permanencia en Segunda RFEF). Volviendo al equipo del Andrés Torrejón, no queda ninguna duda de que el objetivo el año que viene continuará siendo el regreso a categoría nacional. Como consuelo, queda esa futura participación en la competición entre los terceros y sextos clasificados de cada grupo de la Preferente Madrileña para dilucidar quién disputará esa fase previa de la Copa del Rey.

El encuentro en el campo de El Naranjo fue de mayor dominio mostoleño, el cual se acrecentó en el segundo tiempo en gran medida. Los fuenlabreños, durante prácticamente todo el encuentro, se defendieron con garras y dientes en zona defensiva. Además, cuando se hacían con el balón, demostraron un juego vertical y directo que muy cerca estuvo de dar un gran susto a los visitantes. A los diez minutos, Cirre envió un buen disparo raso al palo, mientras que, poco después, Helguera lo rozó con un chut desde la frontal.

Los entrenados por Mario Martín lo seguían intentando en este primer acto, aunque sin contar con ocasiones manifiestas de gol, más allá de las ya mencionadas. Sin embargo, la oportunidad más clara hasta el momento llegaría superada la media hora, cuando los locales, por medio de Diego, se quedaron a unos milímetros de abrir el marcador. Con Álex ya batido, Guijarro se lanzó con todo al suelo para despejar el cuero contra el palo, cuando el gol ya se cantaba. De hecho, el esférico pudo haber traspasado la línea de gol antes de que llegase a contactar el defensa visitante con la pelota, pero el colegiado principal, Valero Barrales, no lo consideró así.

Antes del descanso, los mostoleños reaccionaron a ese gran susto con un cabezazo de Nano que, cuando parecía dirigirse a la escuadra, fue desviado con una gran mano por el meta local, Antón. Igual de providencial estuvo el portero del Lugo Fuenlabrada poco después para detener un latigazo de Cirre desde la frontal y para rozar con los guantes una falta directa lanzada de forma brillante por Alae, la cual se estrelló después contra el larguero.

Antes del paso por los vestuarios, los del Andrés Torrejón reclamaron una posible mano dentro del área de un jugador del conjunto entrenado por Óscar Fernández Moraleda, pero el árbitro no vio nada punible en esa acción. En el comienzo de la segunda mitad, el trencilla sí castigó a los locales con una tarjeta roja directa para el central Víctor, después de valorar que fue éste el que inició un encaramiento con el visitante Alae.

Tras la expulsión, quizás un tanto rigurosa, los mostoleños no cesaron en su ofensiva por lograr el tanto de la victoria. Con un jugador más y con el paso de los minutos, sus llegadas eran cada vez más numerosas y manifiestas, aunque daba la sensación de que les faltaba ese último pase para poder definir con más claridad. Aún así, el meta local, Antón, continuó siendo el héroe del partido. Sacó dos grandes manoplas a sendos disparos desde la frontal de Domènech y Nano y, también, detuvo con la cara un remate en el área pequeña de Fran.

A cinco minutos de cumplirse el tiempo reglamentario, la lógica y la inercia se impusieron. Rubén, con una gran volea cruzada con el exterior, alojó el cuero en el fondo de las mallas e hizo el 0-1 en el luminoso. No sufrió demasiado la zaga visitante para mantener la ventaja en los últimos minutos, por lo que los tres puntos se los llevó el Móstoles CF. Todo eran alegrías durante los instantes finales en el banquillo visitante y en los aficionados desplazados hasta el campo de El Naranjo. En cambio, cuanto todo hacía indicar que habría una gran celebración sobre el césped, esa alegría se tornó en tristeza. Como bien se dice, lo que el fútbol te da, el fútbol te lo quita.

LUGO FUENLABRADA Antón; Mendoza, Medina, Víctor (R), Álex; Domènech (A) (Barrientos, min. 86), Óscar (A) (Asier, min. 86); Dani (A), Durán, Diego (Navarro, min. 58); Osquitar (Oliva, min. 72).
MÓSTOLES CF
Álex; Rubén (A), Sáez (A), Toni, Guijarro; Fer Pastor (A), Unai; Cirre, Helguera (Santu, min. 65), Alae (A) (Fran, min. 72) (A); Nano (Valero, min. 88).
GOLES 0-1 Rubén (min. 84).
ÁRBITRO Sr. Valero Barrales. Expulsó a Víctor, jugador del Lugo Fuenlabrada, con tarjeta roja directa (min. 48).
INCIDENCIAS El Naranjo, unos 300 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí