Publicidad

Las dos derrotas en los dos partidos inaugurales sembraron algunas dudas en Navalcarbón, pero Las Rozas CF no ha perdido desde entonces. 11 puntos de 15 posibles, los once puntos que, de hecho, acumulan los hombres dirigidos por Carlos Rodríguez. El pasado domingo sumaron uno en su visita a la Dehesa de Moratalaz y de mérito, ya que disputaron casi toda la segunda mitad con un futbolista menos por la expulsión por doble amarilla de Carbonell.

Junto a Carbo salió de inicio en la punta de ataque Alberto Salido Tejero, la última incorporación del conjunto roceño. El mallorquín, formado en el Mallorca y en el Atlético de Madrid, dio una asistencia el día de su debut (en el triunfo por 3-0 ante el Villaviciosa) y obtuvo el premio de la titularidad en su segundo encuentro. Tras tres cesiones consecutivas (Arenas de Getxo, Córdoba y Mallorca «B») en su último año y medio de vinculación con los rojiblancos, Salido llega a Las Rozas con la firme intención de ascender a Segunda RFEF.

Valoración del empate: «El equipo ha hecho un muy buen esfuerzo. En la primera parte tuvimos dos ocasiones que, si llegamos a materializar, habría sido un golpe encima de la mesa, pero el equipo ha trabajado bien y estamos contentos con este punto».

La expulsión condicionó: «Nos hemos quedado muy pronto con diez. Lo que teníamos trabajado no lo hemos podido llevar a cabo debido a las circunstancias, pero pienso que nos hemos adaptado bien».

¿Punto positivo?: «Nosotros somos Las Rozas y tenemos el objetivo claro, que es quedar primeros. Con toda la humildad del mundo, pero somos un equipo que tiene que subir como sea. Tal y como se ha dado el partido, es un buen punto, porque hemos sabido sufrir, que es parte del fútbol. Pero nosotros siempre vamos a ir a por los tres puntos y siempre queremos ganar, tanto en casa como fuera».

¿Presión positiva querer ser primeros?: «Yo llevo aquí dos semanas y veo al equipo con ganas, ilusión, ambición… Pienso que es un objetivo que nos motiva y yo creo que es una presión positiva».

Primeras semanas en Las Rozas: «La acogida ha sido muy buena, muy buenos compañeros, buenos jugadores. Con alguno ya había coincidido, ya los conocía, tanto de jugar contra ellos como con ellos, y estoy muy contento. Los veteranos me están ayudando bastante. A ver si la semana que viene conseguimos los tres puntos».

Punto final a su periplo de rojiblanco: «Ha sido una etapa larga, pero yo ya he comentado a la gente del Atleti que estaré siempre agradecido, porque ha sido mi casa durante mucho tiempo y he conocido a mucha gente buena. Es una etapa que ya he cerrado y ahora me toca pensar en Las Rozas y seguir sumando con el equipo».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí