Publicidad

El partido era de los que generan expectación y no pudo empezar peor para los locales porque, en la primera jugada, ya había marcado el filial, Sacaban de centro y buscaron una rapidísima incorporación por la derecha con centro al punto de penalti que Stephen envió a la red. Jugada que preció ser ensayada porque los de Lolo Escobar fueron sorprendidos a los14 segundos del arranque. Stephen mandaba a los suyos y con el balón en los pies era difícil de controlar. Los rojillos habían salido a por el partido, sin especular, y en los compases iniciales llevaban la iniciativa. La respuesta local, un saque de esquina a los 7 minutos que se paseó por el área y Montoya no pudo convertir, se desperezaban los azulones en busca de las tablas y el duelo tomaba un nuevo rumbo. Pasados los diez primeros minutos ya se jugaba más en campo del Mallorca. Sergio lo buscó las tablas desde la derecha con un centro peligroso que no encontró rematador.

Con la mejoría local, el empate llegaba a los 19 minutos. Un servicio perfecto de Cruz lo Convirtió Goal en el empate. La insistencia daba sus frutos y todo empezaba de nuevo, la esperanza de los azulones renacía.  La dupla Nogueira-Cruz era básica y su trabajo frenaba notablemente la creación de los rojillos;  el juego era más equilibrado y las opciones se repartían aunque en cada jugada a balón parado los de Julián Robles ponían tensión en la grada. Pese a todo, insistían los locales y a los 35 minutos en un balón  cruzado por Turégano que parecía que se perdía lo luchó Cobos, metía la bota y lo encajaba en la escuadra de Boisson. Turégano tuvo otra oportunidad tras centro de Sergio en un remate de cabeza que finalmente se quedó el meta visitante. Gran respuesta de los roceños al mazazo inicial en un partido que había cambiado de cara gracias a la fe y gran trabajo de los azulones.

Con un cambio visitante arrancaba el segundo acto, Tovar por Andreu para buscar volver a equilibrar la contienda. Pero en lo que se refiere al jugo todo era bastante similar a la primera parte. Reclamaron los madrileños un penalti a los nueve minutos por una caída de Goal que el árbitro no concedió. Yelco detuvo bien un remate de Arasa de cabeza tras un saque de esquina, los rojillos habían dado un paso adelante pero el juego no era fluido, muchas interrupciones y a pesar de la presencia en área de ambos fallaba el último remate. Se protegían en defensa y aguardaban sus oportunidades porque la eliminatoria seguía muy abierta y era importante intentar no volver encajar. Goal lo tuvo cerca tras un remate de cabeza que el ariete se encontró tras fallo de la defensa pero la pelota salió pegada al palo. Jugada que espoleó a la grada e hizo crecer a los azulones ante un Mallorca que parecía diluirse poco a poco y no encontraba los pasillos por los que inquietar a Yelco. Además, las llegadas eran inocentes y buena buen oportunidad de Montalbán que parecía peligrosa quedó en nada.

El tramo final si bien no tenía demasiado fútbol sí que ganaba en emoción porque la incertidumbre del resultado alimentaba el interés.  La lucha de poder a poder parecían manejarla mejor los de Lolo Escobar y gracias a su sistema solidario de ayudas y a la buena circulación de la pelota habían conseguido contrarrestar la calidad y velocidad de los bermellones. Sin más incidencias en el marcador lo que sí quedó del partido fue el juego solidario de Las Rozas y las buenas sensaciones de un equipo que funciona como tal y cada partido deja ver que juegan y disfrutan con lo que hacen. Recién ascendidos de Preferente, están a 90 minutos de una nueva hazaña pero saben que la empresa no es fácil y que lo lógico es seguir disfrutando de los buenos momentos conseguidos y una perfecta comunión con su afición. Pase lo que pase el equipo tendrá  que sentirse muy orgulloso porque lo que han conseguido hasta ahora es ya muy grande.

LAS ROZAS Yelco; Sergio (Ángel 73.´), Iñaki, Guadaño, Turégano (A); Nogueira, Cruz, Cobos; Albur (A)(Mario Sánchez 82´), Calleja (A), Goal (Jime 90´).
MALLORCA B
Boisson; Parra; Fran, Pablo Román, Ocaña; Andreu (Tovar 46´), Samu; Stephen, Ibra, Arasa (Pablo 85´); Víctor (Montalbán 54´).
GOLES 0-1 Stephen (1´); 1-1 Goal  (19´);2-1 Cobos  (35´).
ÁRBITRO Carrasco Hervás, colegio manchego.
INCIDENCIAS Dehesa de Navalcarbón, unos 2.100 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí