Publicidad

Informa: Isma Corregidor Foto: Twitter CE L’Hospitalet

Tocará ganar en la vuelta. La anulación del factor doble de los goles fuera de casa deja todo abierto para el partido del Román Valero del próximo domingo. Un partido que deberá ganar el Moscardó para lograr el ascenso. Un objetivo que no será fácil, pero si factible.

Y es que no fue el lobo tan fiero como lo pintaban. Tras el sorteo, quien más; quien menos, torció el gesto al ver que el rival del Moscardó era una potencia de la categoría como L’Hospitalet. Sin embargo, el cuadro franjirrojo estuvo por debajo del nivel supuesto. En gran parte, por el buen hacer del Moscardó que mantuvo a raya al cuadro catalán. Además, seguramente Poves sorprendió al técnico local, no tanto por el planteamiento del 4-2-3-1; sino por la disposición de los hombres ofensivos con Nader como nueve; y Mba actuando por la banda diestra. Un planteamiento muy similar al de El Soto hace tres semanas. Por su parte, los del Llobregat jugaron con el otrora clásico 4-4-2.

Como suele ser habitual en este tipo de eliminatorias entre dos equipos que no se han enfrentado nunca, el partido comenzó con los llamados minutos de tanteo. El cuadro catalán tenía más el balón, pero jugaba con menos decisión que un Moscardó más vertical, y que parecía tener más intención que el equipo local. De hecho, aunque fueron muy tímidos, los dos primeros remates del choque fueron para los de Usera, aunque se marcharon muy desviados.

Pintaba que el partido – y la eliminatoria – iban a ser largos. Ni unos ni otros se decidían a dar un paso al frente, pero afortunadamente el Moscardó se adelantó pronto en el marcador. Antes de llegar al minuto veinte, tras una jugada personal por banda izquierda, Messoussi puso un gran centro hacia el segundo palo, por donde andaban Mba y Nader. El egipcio saltó más que nadie, y con la testa, cruzó el balón al palo contrario.

El 0-1 dejó grogui al cuadro catalán. El partido pasó a tener un claro color madrileño. El juego se desarrollaba en la mitad del campo en la que defendían los locales. Sin embargo, las buenas sensaciones del Mosca no se traducían en ocasiones de peligro, aunque tampoco parecía que fuese a hacer falta. Todo parecía bajo control, y daba la sensación de que en caso de ocurrir algo, sería favorable a los intereses de los nuestros. Sin embargo, a diez para el final, en una acción totalmente aislada, el Hospitalet logró empatar el partido. En uno de los pocos fallos rojiblancos, Joel Lasso pilló descolocada a la zaga, y filtró un gran balón por dentro a Montori. Al filo del fuera de juego, el 20 recibió dentro del área, y tras salvar la media salida de Guille, niveló el marcador.

Con el partido de nuevo igualado, se vieron los mejores minutos del choque. Aunque el Hospitalet mejoró y mucho -no era difícil- el Mosca no se arrugó y rápidamente tuvo el 1-2 en la cabeza de Messoussi, tras una falta botada por Fran Sánchez, marchándose el cabezazo rozando el palo. Por bando local, Guille se vio obligado a intervenir dos veces de mucho mérito antes del descanso, para mantener el empate. Primero en un intento de despeje de Cuevas, en el que tuvo que meter la mano a la escuadra; y poco después, en tiempo de prolongación, en un remate a bocajarro – y defectuoso- de Sanku, que salvó con el pie.

Con el susto de Sanku se llegó al descanso, que dio paso a un segundo tiempo más equilibrado. Como al principio, los dos equipos parecieron ir con el freno de mano echado, midiendo las intenciones del rival. El balón seguía pasando más por los pies de los locales, ante un Moscardó que buscó descaradamente el contragolpe. Para ello, Poves movió rápidamente el banquillo introduciendo a Maganto y Asensio, metiendo piernas frescas y calidad arriba, buscando romper físicamente a la zaga local.

En líneas generales, la segunda mitad fue más cerrada que la primera. El calor y el cansancio comenzó a hacer mella en unos y otros, que solo eran capaces de hacerse daño a balón parado, salvo en un disparo lejano de Toni Alcover, que rozó el palo. Lo que también tuvo fue tiempo para la polémica, al reclamar el Moscardó un penalti por mano a la salida precisamente de un córner, en un remate de cabeza de Fran Sánchez que despejó la zaga sobre la línea.

Pero el colegiado entendió que el zaguero despejó con el pectoral el balón, y como quiera que ninguno de los dos equipos tuvieron más opciones para marcar, el partido finalizó con el 1-1 conocido que deja todo abierto para la vuelta.

 

L´HOSPITALET Aliaga; Vitalie, Mamau, Raúl Ferrer (Jesús Pozo 73’), Marc Vicente; Albert López (Sarr 73’), Raúl Martínez, Toni Alcover (A), Joel Lasso; Montori (Cristian Lobato 65’) y Sanku (Óscar Gómez 80’).
COLONIA MOSCARDÓ
Guille Pérez; Fran Sánchez, Cuevas, Iván López, Borja Paris; Cidoncha (A) (Asensio 55’), Arturo; Mba (Iker 83’), Isaac, Messoussi (A); y Nader (Asensio 62’).
GOLES 0-1 Nader (18’); 1-1 Montori (34’).
ÁRBITRO Sagredo González, comité Las Palmas.
INCIDENCIAS Feixa Llarga, unos 4.500 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí