Foto: Dani Domínguez.
Publicidad

Quizá no hay adjetivos para describir y representar lo conseguido por el Getafe CF «B», que es un ascenso a Segunda División «B» a lo grande, por todo lo alto, de forma épica y heroica. Por cómo se produjo (levantar un 2-0) y contra quién, nada más y nada menos que el único equipo invicto en categoría nacional en España esta temporada y que había recibido solo dieciséis goles hasta el domingo 2 de junio de 2019. En noventa minutos, los de Diego Montoya le endosaron cuatro a un Lealtad que ya iba perdiendo 3-0 antes de la media hora.

Y eso que no dio sensación el conjunto azulón de salir en tromba y asediar la meta de Javi Porrón desde el primer minuto. Tampoco el Lealtad de Villaviciosa inquietó a un Valero desapercibido durante casi toda la primera mitad. El Geta pareció querer madurar el partido desde el comienzo, sin embargo, el 1-0 elevó aún más los ánimos de unos chavales espoleados por una Ciudad Deportiva a rebosar y poblada también por un centenar de personas desplazadas desde tierras asturianas.

La primera tentativa local perteneció a una de las novedades en la alineación, un Miguel Ángel que ya empezaba a avisar a Porrón de sus intenciones. Poco después, Hugo Duro adelantó al filial a pase de Ángel. Desequilibrio en la retaguardia visitante que dejó al ‘7’ solo en el segundo poste, y este asistió a la perla azulona, que superó al meta del Lealtad con la pierna izquierda. El equipo de Villaviciosa pareció mantener la compostura pese a verse en desventaja en el marcador, y es que seguían estando por delante en el global.

No obstante, menos de un cuarto de hora más tarde, los de Samu Baños habían perdido la renta y estaban obligados a marcar para obtener el ascenso. Porque el Getafe «B», que hizo mucho daño con las caídas a banda de Miranda y los desmarques de Hugo Duro, volvió a encontrar el fondo de la red tras dos centros laterales. Poulolo embocó el servicio de Borja Martínez, mientras que Hugo Duro, a pase de Miranda, aprovechó la media salida de Javi Porrón para llevar la locura a las gradas del feudo azulón.

El conjunto entrenado por Diego Montoya había conseguido lo que parecía más complicado: desarbolar al Lealtad y darle la vuelta a la eliminatoria. Pero, claro, la fortaleza mental de los maliayos y la calidad de algunos de sus jugadores le permitió engancharse al encuentro. Jorge, autor del 2-0 en el duelo de ida, apenas brilló. Quien sí lo hizo fue Robert, que desbordó a su par por banda izquierda y, tras una serie de rechaces y una confusión en el área, el balón le cayó a Saha, cuyo disparo final se convirtió en el 3-1, la diana que volvía a colocar a los asturianos en Segunda B.

Los de Samu Baños, pese a ser anulados por el rival en el primer tiempo, sabían que estaban por delante en la eliminatoria por el gol de visitante y, como tal, se defendieron con todas sus fuerzas para intentar aguantar el resultado. Lo cierto es que los minutos avanzaban y el Getafe «B» no daba sensación de peligro, ni por acercamientos claros y manifiestos ni por disparos que pudiesen amenazar la meta maliaya. Borja Martínez, desde media distancia, probó un lanzamiento que se perdió por encima de Javi Porrón.

El CD Lealtad estaba relativamente cómodo sobre el terreno de juego, pero prácticamente sin aproximarse a las inmediaciones de Valero, lo que incentivó a Diego Montoya a realizar sustituciones de marcado carácter ofensivo. Retiró a Poulolo para dar entrada a Rivero y colocó a Acosta para cerrar atrás con un jugador más fresco y poder mandar al ataque a Miguel Ángel. Y así fue. El central se convirtió en el héroe del ascenso al materializar una gran jugada azulona por el sector izquierdo. Fran Álvarez recibe de Valero, se marcha de dos oponentes con un mismo regate y habilita a Kevin, con toda la banda para él. El extremo sénior de primer año, que ha tenido poco protagonismo esta campaña en el filial, vio al capitán, cuyo control sirvió para perfilarse y batir a Javi Porrón por bajo. Por la jugada, por el contexto, por el minuto… un auténtico golazo. Ya antes del 4-1, Hugo Duro se quedó a centímetros del triplete en una acción muy similar al tanto del 3-0, en el que cabeceó en el segundo poste.

Después de la euforia y la celebración, quedaba lo más complicado: aguantar. Y el Getafe «B» resistió en el tiempo añadido, aunque el equipo asturiano ya no tuvo capacidad para encontrar la meta defendida por Valero. El ascenso ya era una realidad, lo que supone el regreso a la categoría de bronce del fútbol español tras tres años en Tercera División.

GETAFE B Valero; Alberto (Acosta, 81′), Alba, Miguel Ángel (A), Fran Álvarez (A); Poulolo (Rivero, 64′), Borja Martínez (A), Ángel, Vargas (Kevin, 57′); Miranda (A), Hugo Duro.
LEALTAD
Javi Porrón (A); David, Albuquerque (Losada, 65′), Pelayo Pedrayes, Obaya; Piniella, Caique (A), Adri (Medori, 54′) (A), Robert; Jorge (A) (René Pérez, 81′), Saha.
GOLES 1-0 Hugo Duro (13′); 2-0 Poulolo (22′); 3-0 Hugo Duro (24′); 3-1 Saha (41′); 4-1 Miguel Ángel (87′).
ÁRBITRO Escobar López, Gamaliel (comité de Las Palmas). Amonestó a Damián (suplente del Lealtad) en el minuto 42; y a Galo, Poulolo, Vargas y Tavares (suplentes del Getafe «B») en el minuto 88, todos ellos en la celebración del gol.
INCIDENCIAS Ciudad Deportiva del Getafe CF, 1400 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de José Antonio Reyes.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí