Publicidad

Informa: Santi Esteso

Pidiendo la hora, con los nervios a flor de miel y con cientos de aficionados desplazados a Moraleja. De esta manera el Villaverde empataba ante el Fuenlabrada Promesas y sumaba un punto que le valía volver a Tercera tras dos temporadas en Preferente. Los de David Galán se aprovecharon del tropiezo en casa de El Álamo ante el Parla Escuela para que le valiese el empate.

No fue el mejor encuentro de los verdes esta temporada, pero el pundonor y los cambios dieron el efecto deseado. Se notó en el inicio del partido quién se jugaba algo. El Villaverde se fue al ataque pronto y quiso llevar en todo momento la iniciativa. El Promesas esperaba tranquilo en su terreno de juego y apenas dejaba espacios para que los ataques visitantes fueran fructíferos. El Villaverde atacaba, pero no inquietaba. Los locales basaron su ataque en su banda derecha. Salazar era un auténtico puñal y sus internadas un suplicio para la zaga del Villaverde. Tardó media hora en llegar el primer tiro a puerta y fue a dentro. Zurdazo de Samu desde la frontal al que nada pudo hacer el cancerbero visitante. Se adelantaba el Promesas en un encuentro al que el Villaverde le faltaban las ideas en ataque.

Con el gol en contra los atacantes del conjunto de Galán quisieron hacer la guerra por su cuenta. Joni y Riaco cada vez que se acercaban con el esférico a la frontal buscaban el tiro, aunque la posición no fuese la idónea. Pudo marcar Juan Carlos en un saque de esquina directo que tuvo que repeler Núñez con una gran estirada.

El Villaverde se iba a vestuarios por detrás en el marcador con la única buena noticia que su rival por el ascenso también perdía, por lo que un gol ahora mismo le servía a los de Boetticher.

Mejoraron en la segunda mitad los verdes con una mayor intensidad a la hora de presionar y con mayor triangulación en el juego de ataque. Pese a la mejoría el medio del campo seguía siendo inexistente. Ni creaba juego ni generaba ocasiones.

Galán tocó con la tecla en los cambios. El técnico visitante daba entrada a Camu y Yelos por una agotado Juan Carlos y un desaparecido Luis. Se volcó con todo el Villaverde más claro de ideas y con más frescura en lo físico. A punto estuvo de conseguir el empate en un cabezazo de Sergio Calvo que se estrelló en el larguero.

No falló Riaco en la siguiente oportunidad. Asistencia perfecta de Camu por encima de la defensa, el extremo regateaba al cancerbero y fusilaba a placer. En estos momentos el Villaverde era equipo de Tercera. Buscaron los visitantes aún así la sentencia para que un gol del Álamo no le empañará la fiesta.

Y llegó la alegría doble al borde del 90’. Justo cuando Mundi metía el pie tras una asistencia de Robles y marcar el segundo tanto del Villaverde, la grada también cantaba el 0-2 del Parla Escuela en el Facundo Rivas. Delirio total con un amago de invasión de campo por parte de los “Bottis”. Los nueve minutos de añadidos fueron un suplicio de nervios. El Promesas llegó a empatar el partido y otro gol hubiera dejado con la miel en los labios a los visitantes. No se movió el marcador y el Villaverde logró el ansiado sueño del ascenso.

 

FUENLABRADA PROMESAS Núñez; Torres (Villalta 86’), Mundana, Samu, Caro; Diego, Toni (Rovira 86’); Salazar (Angel 63’), Nacho, Cheong (Pujol 63’); Reguilón.
VILLAVERDE SAN ANDRÉS
Sergio; Álvaro, Calvo, Mario(A) (Javi Robles 67’), Mama; Luis (Camu 54’), Mundi; Riaco(A), Juan Carlos (Yelos 54’)(A), Martín (Chechu 67’); Joni(A) (Oliva 89’).
GOLES 1-0 Samu (31’); 1-1 Riaco (61’) 1-2 Mundi (89’); 2-2 (Pujol 89’).
ÁRBITRO Blanco Rivera.
INCIDENCIAS Dehesa de Moraleja de Enmedio, unos 200 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí