Publicidad

Con la miel en los labios se quedó el Real Madrid Castilla. En un extraordinario partido por parte de los dos equipos, y en el que el filial madridista llegó a adelantarse con un 0-2, la plaza en Segunda división se la quedó un Eldense, que, a base de talonario, acumula tres temporadas consecutivas ascendiendo.

Comenzó el partido con mucho respeto por parte de los dos equipos. El Eldense tenía más el balón, pero sin dominar al Castilla, que estaba bien plantado en el césped. Los llamados minutos de tanteo, que se extendieron hasta el minuto quince, cuando el filial dio un paso al frente. Superada la fase de respeto a un rival que le sometió en el Di Stéfano, el equipo de Raúl ganó metros sobre el césped, logrando tener más el balón, comenzando a merodear el área. Incluso dio dos avisos el equipo merengue antes de adelantarse en el marcador, por mediación de Arribas (quien sino) y Rafa Marín, que rozaron los palos.

En el ecuador del primer tiempo, se adelantó el equipo madridista. Sergio Arribas botó una falta desde el perfil diestro, que Rafa Marín envió al fondo de la red con un buen cabezazo en el segundo palo.
El tanto del Castilla dejó aturdido al Eldense, lo que aprovecharon los mirlos blancos para hacer sangre. El equipo de Fernando Estévez deambulaba por el césped, haciendo mucho daño por bandas el filial que no se conformaba con la renta obtenida, a pesar de que el resultado le daba el ascenso en ese momento.

La osadía de los castillistas pronto tuvo premio. Apenas nueve minutos del primer tanto, el capitán Dotor hizo el segundo, tras una jugada enmarañada dentro del área, justo después de la pausa de hidratación. El Pepico Amat quedó totalmente en silencio, puesto que el Castilla ponía pie y medio en segunda división, sin haberse llegado tan siquiera al tiempo de descanso.

Pero ete aquí que salió la raza del Eldense, que, al igual que ocurriera en la ida, logró marcar en el descuento del primer tiempo. Casi a la desesperada, el equipo alicantino comenzó a colgar balones a la olla. Y en uno de ellos, Manu Nieto acertó con la portería, llevando el delirio a una grada que permanecía totalmente muda. Un gol con el que se llegó al descanso, y que no fue la única mala noticia para el filial, puesto que Raúl se había visto obligado a hacer un cambio antes de la prolongación, al caer lesionado Obrador.

Tras el paso por vestuarios, y seguramente tras una buena esteviña, el Eldense mutó. Volvió a ser ese equipo que asombró la semana anterior en Valdebebas, y que justificaba el porqué en todos los pronósticos veraniegos le daban como uno de los máximos favoritos. El cuadro alicantino se hizo con el balón, y volvió a meter en su campo al Castilla como ocurrió ocho días antes en Madrid. El cuadro azulgrana era un ciclón, y aunque no lograba rematar entre los tres palos, si lograba crear peligro. Por su parte, el equipo de Raúl parecía esperan a que campeara el temporal.

Precisamente, cuando el equipo local bajó en su rendimiento ofensivo, fue cuando logró equilibrar el marcador. Con las fuerzas más parejas, tras un acción a balón parado, el central Carlos Hernández hizo estallar las pobladas gradas del Pepico Amat.

Equilibrado el marcador, el partido bajó de revoluciones. Raúl comenzó a mover el banquillo, buscando oxígeno en los suyos, y, sobre todo, un cambio de mentalidad que les hiciera dar un paso al frente. Y aunque los cachorros blancos lo lograron en parte, no eran capaces de inquietar a un Guille Vallejo que veía plácidamente el partido, puesto que apenas se llegaba a su área. Aunque levantó el pie del acelerador, el Eldense seguía dando sensaciones de peligro, aunque jugando con más precaución, dado que un tercer tanto sería mortal para sus intereses.

Aunque ninguno de los dos equipos parecían querer jugar el tiempo extra, finalmente la eliminatoria quedó condenada a ampliarse media hora más. Y lo hizo porque en tiempo de prolongación, Luis López le quitó un gol cantado a Manu Nieto, negándole la gloria del ascenso alicantino.

Y si el tiempo reglamentario acabó con un paradón de Luis López, la prórroga comenzó con un paradón de Vallejo a cabezazo de Dotor, en un balón que iba camino de la gloria por toda la escuadra.

A decir verdad, la prórroga no desmereció en ningún momento el partido ni la eliminatoria. Si normalmente, sobre todo en las grandes competiciones, estamos acostumbrados a ver treinta minutos de letargo, en este caso vimos dos equipos que buscaban con todo el gol del ascenso. Y éste lo evitó por dos veces Luis López a un valiente Eldense, que, a pesar de que le valía el empate, buscaba la victoria para ser de plata.

Pero la gloría blanca esta temporada parecía guardada para Arribas. El que sin lugar a dudas ha sido el mejor jugador de la competición, y que, primero dio el pase frente al Barcelona Atlétic; y una semana después metió a su equipo en el banquillo, esta vez logró el tanto del ascenso. Fue desde los once metros, tras caer él mismo dentro del área. Como los grandes, no se arrugó el menudo mirlo blanco, y engañando a Guille Vallejo nada más iniciarse la segunda parte de la prórroga.

Por delante de nuevo en la eliminatoria, sabía el Castilla que le iba a tocar sufrir en Elda. Y si antes, cuando le valía el empate, el equipo de Fernando Estévez se volcó con todo en búsqueda de nuevo del tanto del ascenso. Y éste llegó a ocho minutos para el final, gracias a un fuerte derechazo cruzado del veterano Juanto Ortuño.

Le tocaba de nuevo a los madridistas buscar la heroica, aunque esta vez no llegó. El Eldense siguió dominando el partido, buscando el cuarto tanto que le diera la tranquilidad que no tuvo el partido en ningún momento. Y aunque éste no llegó, tampoco sufrió el equipo alicantino, dejando de este modo al Castilla con la miel en los labios.

ELDENSE Guille Vallejo; Jesús Clemente, Carlos Hernández (Pajarero 106’), Miguel Núñez (A) (Álex Bernal 63’), Diego González; Cris Montes (Rubén Correia 89’), Sergio Ortuño, Pedro Capó, Fran Carnicer (Joel Jorquera 55’); Manu Nieto (Ortuño 106’) y Soberón.
REAL MADRID CASTILLA
Luis López; Pablo Ramón, Álvaro Carrillo, Rafa Marín, Mario Martín, Marvel (Peter 76’); Obrador (Vinicius Tobías 43’), Nico Paz (Álvaro Martín 73’) (Aranda 86’) , Dotor; Sergio Arribas y Álvaro Rodríguez.
GOLES 0-1 Rafa Marín (25’); 0-2 Dotor (34’); 1-2 Manu Nieto (45’+2’); 2-2 Carlos Hernández; 2-3 Arribas (penalti) (108’); 3-3 Ortuño (112’).
ÁRBITRO González Díaz, colegio asturiano.
INCIDENCIAS Nuevo Pepico Amat, 4.089 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí