Publicidad

El Castilla acarició la victoria en el ‘miniClásico’, pero, finalmente, se tiene que conformar con un punto. Un empate que deja un mal sabor de boca en el filial madridista, porque, además de vencer en el minuto 48 por 0-2 gracias al doblete de Juanmi Latasa, las sensaciones eran positivas, con un Barcelona B ahogado por la presión rival y sin aproximarse a la portería de Fuidias. Sin embargo, el golazo de Matheus dio alas a los azulgranas, que igualaron prácticamente en la última jugada por medio de Jordi Escobar, ya con el Madrid en inferioridad numérica por doble amarilla a Pablo Ramón.

Lo volvió a tener en su mano el conjunto entrenado por Raúl González para imponerse a domicilio y, como en Alcoy, la segunda salida consecutiva se acaba saldando con tablas en el marcador. Esta vez, el partido sí estuvo más controlado por el Castilla, en líneas generales, que se sintió cómodo sin balón y, cuando lo tuvo, fue letal. Salvo los primeros diez-quince minutos, en los que el Barça transformó la posesión en cierto peligro, el resto de la primera mitad se jugó a lo que quisieron los merengues.

En esos primeros compases, Ferran Jutglà, en la posición de delantero centro, se mostró muy móvil y un incordio para la defensa de tres centrales que planteó Raúl, aunque solo dos lo eran de raíz (Rafa Marín y Pablo Ramón). Sergio Santos completó esa línea en la retaguardia, debido a la ausencia de Mario Gila por sanción. Jutglà no alcanzó por poco un pase de Kays Ruiz a los cinco minutos y, cinco más tarde, enganchó a bote pronto un envío largo y profundo de Guillem Jaime que casi se convirtió en el 1-0.

A partir de ahí, por momentos, el filial madridista asumió más la pelota, pero, cuando esta estaba en posesión culé, rara vez suponía amenaza alguna para un Toni Fuidias que solo tuvo que trabajar antes del descanso a un disparo blando de Kays desde fuera del área y a un libre directo de Matheus Pereira. Con menos balón, los visitantes crearon más peligro. La primera llegada fue de Marvin por la derecha tras un pase de Blanco y, pese a que la acción no fructificó, ya fue un aviso. Poco después, esta vez del lado izquierdo, Peter envió un servicio raso a la zona de castigo que Latasa alojó en el ángulo superior izquierdo de Arnau Tenas tras el mal despeje de Comas.

Un Juanmi Latasa que amplió la renta grupal y particular al volver de los vestuarios, ni tres minutos transcurrieron. Dotor ofreció el apoyo a Peter y centró al poste más alejado, donde Mika Mármol no cerró y donde el ariete madridista, casi sin ángulo, amplió el marcador con la testa. Entonces, el Real Madrid Castilla no podía ser más efectivo: dos tiros totales y dos goles. Pero más allá del acierto de cara a la meta contraria, los blancos tenían el encuentro aparentemente controlado, porque el esférico era azulgrana, pero casi siempre aparecían dos madridistas sobre el poseedor de la pelota.

Este esfuerzo podía pagarse caro en algún momento y fue con el tanto de Matheus, con un Castilla demasiado hundido. Morante saltó a Jandro en una posición frontal, pero el mediocentro soltó para el brasileño, que, sin apenas oposición, se sacó un zurdazo arqueado precioso. Un golazo al que nada pudo hacer Fuidias. Con el 1-2, los hombres de Sergi Barjuan comenzaron a creer. Un técnico azulgrana que, aún con 0-2, lo arriesgó prácticamente todo, dejando apenas tres atrás (Comas, Álvaro Sanz y Mika Mármol), con el debutante Fabio Blanco de carrilero diestro y Ez Abde ocupando la banda izquierda.

El tanto de Matheus Pereira no solo levantó el ánimo del público y jugadores barcelonistas, sino que llevó dudas e inseguridad al conjunto visitante. Lejos de calmar ese ímpetu con el balón, el Castilla lo perdió en zonas comprometidas, como una mal entrega de Edgar que culminó con un tiro fuera de Abde. Minutos antes, Jandro Orellana e Ilias Akhomach remataron fuera de forma prácticamente consecutiva.

Las aproximaciones y oportunidades del Barcelona «B» se sucedían, mientras que Latasa, que realizó un trabajo tremendo de espaldas a portería, ya no podía guardar el cuero. Fuidias salvó con los pies lo que parecía un gol cantado de Jutglà, todavía con el conjunto madridista con once futbolistas. Ya después de la expulsión de Pablo Ramón, que trabó a Jutglà en carrera teniendo una tarjeta (la que vio por perder tiempo en un saque de banda), el Castilla trató de arañar segundos al cronómetro en todas las acciones, lo que obligó al árbitro a añadir seis minutos. En el quinto, Jordi Escobar establecía el resultado definitivo de 2-2 tras la asistencia de Ez Abde y en una jugada donde los madrileños no fueron todo lo contundentes que deberían. Un empate que mantiene la buena tendencia del Real Madrid Castilla (cinco encuentros sin perder), pero que, inevitablemente, deja un mal sabor de boca.

BARCELONA B Arnau Tenas (A); Guillem (Fabio Blanco, 62′), Ramos Mingo (Jandro, 62′), Mika Mármol, Balde (Comas, 11′) (A); Álvaro Sanz, Matheus (A), Kays (A) (Lucas de Vega, 88′); Ilias Akhomach (Jordi Escobar, 88′), Ez Abde, Jutglà.
REAL MADRID CASTILLA
Fuidias; Santos, Rafa Marín (Carrillo, 30′), Pablo Ramón (AA 86′); Marvin (Mario Martín, 64′), Morante (A) (Aranda, 76′), Blanco (A), Peter (Edgar, 76′); Arribas, Dotor, Latasa.
GOLES 0-1 Latasa (24′); 0-2 Latasa (48′); 1-2 Matheus (69′); 2-2 Jordi Escobar (90’+5)
ÁRBITRO Iván Muñoz Pérez, comité valenciano. Expulsó a Felip Ortiz, segundo entrenador del Barcelona «B», en el minuto 35; y amonestó a Sergi Barjuan, entrenador del Barcelona B, en el minuto 74.
INCIDENCIAS Estadi Johan Cruyff, 4.579 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
CASTILLA
3.
2. Latasa
1. Dotor
E: Raúl González 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí