Publicidad

viendo la alineación, lógica, de Marcos Jiménez nos podíamos imaginar el partido. Seamos serios, ni tirios, ni troyanos se jugaban nada y arriesgar un play off a una lesión no se le pasa por la cabeza a nadie. Así que Badajoz y Sanse jugaron un encuentro previsible. Aún así los madrileños quisieron siempre ganar, como si los dispuestos por el míster madrileño le mandaran el mensaje al mister: “puedes contar con nosotros”. Buenas noticias para la nueva distribución de la promoción. Les faltó un pelín de suerte para redondear un partido sobresaliente.

Para el Badajoz había poco que exponer: objetivo cubierto, tiempo desapacible, nulo interés competitivo. Y pareció que la coyuntura beneficiaba a los de Marcos que se apropiaron del balón para no sufrir como en el partido de ida y, de paso, si hay un desliz aprovechar. La estrategia se mostró correcta porque en la primera aproximación de los albinegros se cobraron un penalti tan claro como innecesario tras una jugada a balón parado. Sin hacer nada de nada los extremeños estaban por delante. No se arrugaron los madrileños que respondieron con un disparo de Mario que devolvió la madera. No lo hacía mal el Sanse aunque se notaba que arriba faltaba chispa.

Gavilán se durmió cuando un pase soberbio de Fer Ruiz le dejó sólo ante el meta rival dando tiempo a que la defensa le birlara la ocasión. Acto seguido el portero local se ganó el jornal ante un centro de Jime que buscaba rematador. La realidad de un primera parte con pocas ocasiones se resolvía a favor de los locales con un golpe de suerte en una llegada que ni siquiera apuntaba a peligro y dejaba al Sanse con el marcador en contra y la “satisfacción” de haber realizado una buena primera mitad. Muchas veces también se nota en esos detalles la diferencia de presupuestos; en el caso que nos ocupa, casi sideral.

Pudo el Badajoz resolver el lance nada más arrancar la segunda mitad con una contra que resolvió Quaye robando la cartera a Guzmán cuando éste ya había regateado al portero visitante. La ocasión animó a los pacenses que se animaron a buscar a Manojlovic sin mucho éxito esta vez. Y el Sanse recuperó la pelota. El portero local evitó el empate con una doble parada a remates de Fer y Gavilán. No podía ser que los rojillos tuvieran tan mala suerte y Dani Pichín empató con suspense tras una colada que le dejó sólo ante Kike. El meta rechazó, soberbio, el primer disparo y ya en el rechace empató Pichín.

Otra vez Kike Royo le privó a Mario del gol con una parada descomunal a disparo desde la frontal. Con los cambios el encuentro perdió frescura, el ritmo decreció considerablemente aunque en el tramo final los extremeños tuvieron sus mejores minutos a la contra. Adilson la envió arriba con toda la portería para él después de irse en velocidad de la defensa sansera que ahora sí, sufría al líder. Al poco el mismo Adi mandaba arriba un remate de cabeza totalmente sólo. Por fortuna para el Sanse quedaba poco porque los pacenses estaban mostrando la superioridad que han tenido en toda esta fase.

Y la locura del minuto final con un remate de Gorka al larguero y acto seguido una contra que Borja Sánchez no acertó a definir cuando llegaban dos compañeros para el remate. Curioso final para un encuentro plácido que no defraudó a la vista de lo que a ambos les espera próximamente.

 

BADAJOZ Kike Royo; Dani Fernández (A) (Clemente 56´), Morgado, Pablo Vázquez, Tomás Sánchez; Maestre, Otegui (Gorka 70); Guzmán (Chica 70´), Corredera, Concha (Adilson 79´) ; y Aquino (Alayeto 79ˋ).
SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES
Manojlovic; Juanra (Borja Sánchez 62´), Quaye, Fomeyen, Paredes ( Rodri 62´); Fer Ruiz, Barril, Mario González, Gavilán (Alex Martínez 75´); Jime y Dani Pichín (Calcada 79´).
GOLES 1-0 Corredera (penalti); 1-1 Dani Pichín (65′).
ÁRBITRO Pérez Hernández, colegio castellano-leonés.
INCIDENCIAS Nuevo Vivero, unos 3.000 espectadores.
Los Importantes 2020/2021
SANSE
3.
2. Mario Gutiérrez
1. Dani Pichín
E: Marcos Jiménez 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí