Publicidad

Doce en punto de una primaveral mañana en Majadahonda, con el termómetro aupado a los 18º, y que, ante la condición de campeón virtual del equipo local, el Cerro del Espino nos mostró  unas gradas poco pobladas.

Las propuestas de ambos entrenadores en lo concerniente a las alineaciones eran muy similares, Luis García Tevenet situó una defensa de cuatro, con Guerrero como pivote, acompañado en el centro del campo por Verde y Moreno, y tripleta atacante, destacando la movilidad constante de Giuliano Simeone, es decir un cuatro, uno, dos, tres; y por parte del Tres Cantos, Chema Hidalgo colocó póker en retaguardia, trio en el centro del campo, y en la vanguardia tres jugadores, ejerciendo de punta Bravo que luchaba solo contra la muralla rojiblanca, un clásico cuatro, tres, tres.

La película  del partido era clara, los locales se adueñaron  del control del balón, marcando el tempo del juego, y los visitantes, se atrincheraron en su campo, procurando explotar las contras que se produjeran.

La primera ocasión para los de Tevenet se produjo cuando Davo robó una pelota en la medular, avanzó por la derecha, y desde allí centró al área, no llegando por poco  Giuliano a rematar, saliendo el esférico a saque de esquina. Poco después la oportunidad seria para el central Rojas, que en segunda jugada remataria de cabeza fuera, ante la pasividad de la defensa tricantina. Y a renglón seguido Marco lo intentó de remate lejano, saliendo la pelota por encima del travesaño.

El míster del Atleti B, a pesar de tener el campeonato en su buchaca, no estaba tranquilo con el juego de su equipo, y no paraba de dar órdenes y de colocar en el terreno de juego a sus pupilos, que tenían el balón, el dominio, el control, y no dejaban salir de la cueva a los discípulos de Chema Hidalgo, pero el sevillano les exigía más.

Cumplido el minuto veintidós, la defensa rojiblanca rechazaba un balón que salía suelto, y la pelota iba  botando en dirección al área visitante, poniéndose a correr en pos de la bola  A. Moreno, que conseguía atajarla antes de que se perdiera por la línea de fondo, una vez allí y ante la salida de Paredes, le driblaba en un palmo de terreno, y daba el pase de la muerte para que el numero 6, Verde,  que llegaba corriendo al primer palo rematase directamente al fondo de la red, 1-0,  en una jugada donde la defensa tricantina se quedó algo parada.

El primer disparo a puerta de los de la M 607 salió de las botas de Gonzalo, atajando el cuero Christian. Respondió Joel Arumi con un chutazo desde lejos, que envió a córner la defensa blanquilla.

A falta siete minutos para el final de la primera mitad, Giuliano se hacía con un balón en la zona izquierda del área foránea, progresaba en paralelo a la portería buscando línea de disparo, y cuando la encontró se sacó  un trallazo duro, raso y pegado al poste que se colaba  entre los tres palos, sin que Paredes pudiera  hacer nada por detenerlo, 2-0 para los filiales, que visto lo que se estaba viendo en el terreno de juego, parecía presagiar una goleada en el Cerro.

El Tres Cantos hizo la primera jugada combinativa casi con el tiempo cumplido, y la misma terminó fuera por la línea de fondo, señalando poco después el Sr. De la Mata el fin de la primera mitad, enviando a los jugadores a los vestuarios, y a los espectadores a deambular por el Cerro, pues la cafetería brillaba por su ausencia.

Mani movió el cuero para iniciar la segunda parte, dejando la sensación el Tres Cantos de haber dado un paso adelante, pues se les veía mas asentados en el terreno de juego, y como tenían poco que perder, su entrenador arriesgó ordenando atacar para buscar un gol tempranero que les metiera en el encuentro.

Sin embargo, el que marcó fue el Atleti, en el minuto 56, un balón en largo le llegaba a Miguelez en la línea media, ante la orden de su entrenador de progresar, el numero 12 enfila ba carrera en dirección al área contraria, dejaba detrás a su marcador, se abría paso  hacia la derecha, y desde el borde del área chutaba consiguiendo  el tercero para su equipo, 3-0, que ponía el partido cuesta arriba para los de Chema Hidalgo.

Dos minutos después, jugada de la delantera tricantina, el esférico se lo quedaba Gonzalo por la izquierda, se metía en el área y sorprendentemente se sacaba un disparo que se introducía por la escuadra en la portería defendida por Christian, 3-1 que ponía algo de esperanza en la tocada moral de los jugadores visitantes. Como anécdota, comentar que  los goles de los atléticos eran  cantados por la megafonía, pero en el gol del Tres Cantos no se dijo nada, un detalle que debieran de corregir en el club, simplemente por fair play.

Los mejores momentos de los visitantes fueron a partir de su gol, y tuvieron una nueva oportunidad en las botas de Mani, que, tras el saque rápido de una falta a su favor, lanzó fuera el balón, en formidable ocasión para reducir distancias en el marcador. Soto para el Atleti lanzó a puerta, saliendo su disparo alto. También, en esta mejora del juego de su equipo tuvo influencia Bassim, que desde que salió al campo movilizo a sus compañeros, agilizando los pases y las llegadas al área.

Tanto se acercaba el Tres Cantos al área atlética, que el míster local, Tevenet, comentaba a su banquillo que iban a marcarles el segundo gol, y pudo ser en la doble oportunidad que tuvieron primero Dani Martínez, rechazando la defensa, y luego Peli, haciéndose Christian con el cuero.

Y lo que es el futbol, en una contra el esférico le llegaba a Giuliano Simeone por la parte izquierda del área, para que el delantero local rematase a puerta con la parte interior de su bota derecha, logrando poner el 4-1 en el luminoso, un castigo demasiado riguroso para un rival que estaba desarrollando un buen juego en esta segunda mitad.

Pudo conseguir el quinto Guerrero a pase de Giuliano, pero su disparo lo detuvo Paredes, siendo esto el anticipo de lo que sucedería un minuto antes de cumplirse el tiempo reglamentario, cuando Teddy protagonizaba una gran jugada  por la izquierda, cediendo el balón a Joel Arumi, centrando el lateral al primer palo, para que allí, y al primer toque, Giuliano Simeone, con un  sutil toque con la punta de su bota, consiguiera el quinto  para su equipo. Una manita en forma de goles  para el Atlético de Madrid B, y un hat-trick para el hijo del Cholo Simeone.

Y el partido llego a su fin, con un Atleti en campeón, que visitará Getafe la próxima semana, y un Tres Cantos que sigue en zona de peligro, y recibirá a Las Rozas en su campo.

ATLÉTICO B Christian; Camus (Teddy 58′), Marco (A), Rojas, Joel Arumi; Guerrero; Verde, Alberto Moreno (Soto 46′); Davo (Cala 46′), Giuliano, Miguélez (Lama 78′).
TRES CANTOS
Paredes; Nacho Barroso, Miguel (Peli 46′), Rubén Muñoz (A), Fulgen; Dani Barroso, Cerezo (A) (Bassim 61′), Mani (Merchán 72′); Robles, Bravo (Saza 61′), Gonzalo (Dani Martínez 72′).
GOLES 1-0 Verde (23′); 2-0 Giuliano (38′); 3-0 Miguélez (56′); 3-1 Gonzalo (59′); 4-1 Giuliano (80′); 5-1 Giuliano (90’+1)
ÁRBITRO De la Mata Martínez.
INCIDENCIAS Cerro del Espino, unos 250 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
ATLÉTICO B
TRES CANTOS
3. 3.
2. Giuliano Simeone 2. Bassim
1. Verde 1. Gonzalo
E: Luis García Tevenet 2 E: Chema Hidalgo 1
Á: De la Mata Martínez 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí