Publicidad

minuto treinta y dos de la primera mitad: penalti incuestionable de Carlos Isaac, lanza Añón y detiene Conde. Minuto y medio después pared Oscar-Valera y cuando el primero va a fusilar el balón se le escapa un pelín. Lo suficiente para que Darío lo incrustara en las mallas. Al fútbol además de jugar bien hay que tener un poco de fortuna. El Atleti tuvo esa pizca de suerte, esa brizna de fortuna que cambia el rumbo de los partidos. Cierto que antes tuvo el 2-0 y que no atinó pero que el rival falle un penalti y acto seguido encaje el segundo gol, no es lo más habitual.

Por si quedan dudas, al poco de arrancar la segunda Conde evita el 2-1 y en un error grosero de la defensa gallega llega el 3-0. Supongo que en ese momento los visitantes entendieron que todo lo que podían llevarse del Cerro era una derrota honrosa. Porque el resumen (a trazo grueso) es: tres goles, dos palos y el mejor del Coruxo: su portero. Y créanselo, no jugaron tan mal los verdiblancos. La diferencia es que el Atleti está, como dicen por el Sur, “superior”.

La primera mitad fue engañosa. El Coruxo, ya de entrada lo decimos, no jugó tan mal como para irse perdiendo 2-0. Pero, ya se ha dicho, en el fútbol, los goles se marcan, no se merecen. A méritos parejos este Atleti, ahora mismo, es un equipo letal. Ajusticia sin miramientos y sin necesidad de generar ocasiones a granel. Eso sí lo que engendra es peligrosísimo. En esta primera, amén de los dos goles, un zapatazo de Sanabria al palo y un gol anulado por fuera de juego. Todo lo que genera el equipo de Nacho obtiene fruto, no hay barbecho en el trabajo ofensivo. Si añadimos que el bloque crece atrás, nos encontramos con un interesante porvenir.

Lo contrario en un Coruxo demasiado tierno para el circo romano que es ahora el Cerro del Espino. Pudo empatar sobre todo en un penalti, clarísimo e innecesario, que Conde detuvo a Añón y acto seguido encajó el segundo. La parada de Conde, ojo a este portero, fue en el treinta y dos, minuto y medio después 2-0.

Y nada más arrancar la segunda lo contado. Quedaban muchos minutos, pero el partido estaba resuelto, de hecho del Coruxo entendió que todo lo que podía llevarse era una goleada aún mayor por lo que mantuvo cierta presión ofensiva pero sin perder la cabeza y sin desguarnecer en demasía su retaguardia. No se le puede cuestionar la voluntad al cuadro gallego, lo intentó; sencillamente se encontró con un rival superior, que atraviesa un momento de lucidez extraordinario.

ATLÉTICO B Dos Santos; Carlos Isaac, Álvaro García, J.C. (A), Manu (A); Riquelme, Toni Moya (A) (Mikel 84´), Sanabria, Valera; Oscar (Ferreras 55´) y Darío (Ricard 77´).
CORUXO
Alberto; Antón de Vicente, Lucas,  Crespo, Manu; Jonathan Vila (A) (Borja Yebra 46´), Barril; Carlos (Silva 58´), Mateo, Añón (Sylla 74´); El Ouatani.
GOLES 1-0 Riquelme (16′); 2-0 Darío (34′); 3-0 Valera (50′).
ÁRBITRO Amar Ahmed, colegio melillense.
INCIDENCIAS Cerro del Espino, unos 400 espectadores.
Los Importantes 2019/2020
ATLÉTICO B

3. Valera 3.
2. Riquelme 2.
1. Sanabria 1.
E: Nacho Fernández 2 E:
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí