Publicidad

oportunidad perdida para el Móstoles URJC. El conjunto de Víctor González tenía ante sí una gran oportunidad para dar un puñetazo en la mesa, puesto que en caso de victoria, habrían acabado la jornada en puestos de play off. Y sobre todo, habrían dejado el descenso a ocho puntos, metiendo nueve equipos por medio. Sin embargo, no realizaron los azulones un buen partido, y se quedaron sin sumar ante un Arenteiro que fue superior.

El inicio de partido fue trepidante. El Móstoles salió a morder, buscando la portería rival, y en apenas cinco minutos gozó de dos lanzamientos de falta para poder ponerse por delante en el marcador. Sin embargo, la defensa gallega se anticipó a los balones, y supo repeler el balón antes de que llegase al guardameta Diego. Poco después, Álvaro Sánchez la tuvo en un contragolpe, enviando el balón alto.

Con el paso de los minutos, el Arenteiro se fue sacudiendo el dominio azulón. Poco a poco, el equipo de Fran Justo fue ganándole terreno a los madrileños, haciéndose con el balón, y poniéndole pausa al choque. Un ritmo de juego más lento que no le sentó bien al conjunto de Víctor González, al que le iba más el rock&roll de los primeros minutos, con una segunda línea de ataque formada por cuatro futbolistas, que parecía atragantársele al equipo orensano.

La primera mitad fue de más a menos. Según iban avanzando los minutos, más se jugaba a lo que querían los locales, sin que nada reseñable pasara. El Arenteiro tenía el partido controlado a través del balón, frente a un Móstoles que defendía bien en campo propio, y que no sufría. Tanto, que tan solo remató una vez el equipo verde en toda la primera mitad, en un centro de Eimil desde la banda diestra que mandó alto Sylla.

Al segundo tiempo saltó mejor el equipo local. Los de Fran Justo metieron una marcha más al partido, ante un Móstoles que parecía conformarse con el empate. El Arenteiro se hizo definitivamente con el control del balón y con ello del partido, y no tardó mucho en adelantarse en el marcador. Apenas doce minutos después del paso por vestuarios, Pibe cogió el balón por el perfil diestro, y corrió en horizontal a la altura de la frontal del área hasta el costado contrario. Allí abrió el balón para Renan, que centró al primer palo. En primera instancia, Mantovani despejó con la testa. Sin embargo, el balón rechazado por el argentino le fue a caer a Raúl Blanco, que sin dejarla caer, disparó con la zurda elevando el pie a media altura. El balón fue en dirección a portería cruzado, acabando entrando muy lentamente y con suspense en la portería de Tejero.

El gol terminó de asentar al cuadro gallego sobre el césped, ante un Móstoles que no reaccionaba, aunque sin embargo tuvo dos zarpazos por parte de Álvaro Sánchez, que le metieron en el partido. El primero les salió mal a los azulones, puesto que el ex del Adarve recibió un buen balón en profundidad entre los centrales. Sin embargo, estuvo lento en la carrera, y entre Eimil y el cancerbero Diego le ganaron la partida. Pero dos minutos después, se quitó la espina el pichichi mostoleño, en una acción similar. Portela dejó pasar el balón hacia su cancerbero cerca de la frontal del área. Por el camino se coló Álvaro Sánchez. Aún así, todo parecía a placer para que el cuadro orensano salvara la situación. Sin embargo, el meta erró en la recepción del balón raso (solo tenía que poner las manos, puesto que el balón iba de un rival y no era cesión). A la segunda el killer azulón no perdonó, y tras salvar al cancerbero y al otro defensor que se le tiró, a puerta vacía hizo el empate.

Pero como decimos, el empate del Móstoles realmente fueron dos acciones aisladas. El Arenteiro tenía la situación controlada, y no se puso nervioso. Los de Fran Justo movían bien y con tranquilidad el balón, y a un cuarto de hora para el final anotaron el tanto de la victoria. Tras una falta, Eimil (el mejor del partido) recibió el balón casi en la línea de fondo, escorado por la derecha según atacaban los suyos. El diecinueve puso el balón atrás para Renan, que, con la testa, hizo el segundo para los locales.

Por debajo de nuevo en el marcador, y con tan poco tiempo por delante, se esperaba la reacción de los de Víctor González, aunque solo fuese por orgullo y empuje. Sin embargo, esto no llegó hasta el tiempo de prolongación. Hasta entonces, el equipo local tocaba y jugaba el balón, ante un Móstoles que parecía KO, hasta que en los últimos minutos, si dio ese plus más. Y tuvo opción de llevarse un punto el equipo de El Soto, cuando en el segundo de los cinco minutos de añadido, Recalde remató bien con la testa un centro desde la banda diestra, que acabaron sacando entre el portero y el palo. Aunque también pudo ser peor, puesto que en la contra tras el córner posterior al remate del central, Tejero le metió una gran mano arriba a Sobrido en un uno contra uno en el que tenía todas las de ganar el futbolista gallego. Pero no fue así, y el choque acabó con el consabido 2-1 que comprime aún más la clasificación, en la que no hay una zona tranquila.

ARENTEIRO Diego; Raúl Blanco (Sobrido 78’), Portela, Pol Bueso, Naveira; Adrián Cruz, Álex Fernández; Eimil, Renan (A), Pibe (Markitos 85’); y Sylla (Cassio 65’).
MÓSTOLES
Tejero; Paco Torres (Calarge 66’), Mantovani, Tito (A) (Recalde 73’), Álex Alonso (A) (Fernando 66’); Félix Ledesma; Portilla, Abel Molinero (Belima 73’), Diego Sanjurjo (A), Chupe (Romera 85’); y Álvaro Sánchez.
GOLES 1-0 Raúl Blanco (58’); 1-1 Álvaro Sánchez (68’); 2-1 Renan (75’).
ÁRBITRO Agudo Daza, colegio asturiano.
INCIDENCIAS Espiñedo, unos 400 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
MÓSTOLES
3.
2.
1. Abel Molinero
E: Víctor González 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí