Publicidad

la RSD Alcalá vuelve a la senda de la victoria, aparcando así la mala dinámica de dos derrotas consecutivas que le había alejado de los puestos de privilegio. Todo ello a costa de un Villaverde muy voluntarioso, que duró en el partido lo que le duraron las fuerzas.

Y es que lejos de lo que pueda dar lugar a pensar el resultado y la situación clasificatoria, el Villaverde no fue al Val de comparsa ni muchísimo menos. Con un 4-4-2, yendo a presionar y a tratar de poner en apuros a un Alcalá contemplativo durante el primer tiempo. Jorge Martín de San Pablo volvió al 4-1-3-2, con permutas entre los hombres de la línea de tres.
Los primeros minutos fueron para los visitantes. Con más intensidad y más metidos en el partido, los de Sergio Fernández pisaban más el campo contrario. Los rojillos parecían esperar a que el ímpetu verderón bajara, para hacerse con la manija del partido y controlarlo a través del balón. Pero los ánimos de los del Sur de la Capital no minaban, y tuvieron hasta dos opciones claras para adelantarse en el marcador. Ambas con Iker Muñoz como protagonista. De primeras, el ocho vio como un remate de cabeza se le iba por poco; mientras que al cuarto de hora se topó con una gran mano de Juancho para evitar el tanto.

Tras la gran intervención del meta, el Alcalá reaccionó ligeramente. A través del balón, los complutenses fueron creciendo en el partido, dándole pausa a un partido que parecía que iba a volverse loco por momentos; aunque sin hacer sufrir al Villaverde. Los rojillos querían madurar el partido poco a poco, y no sometían al rival, aunque si pudieron irse con ventaja al descanso. Castiella por dos veces pudo batir a Figueroa (una de ellas se la acabó sacando Siu sobre la línea); mientras que a Rafa y Malote el balón se les marchó rozando el palo por alto. Poco después, el que se topó con el palo fue Pablo Rivero para los forasteros.

El segundo tiempo fue harina de otro costal. Desde el pitido que dio inicio al segundo acto, siempre se vio a los alcalaínos con una marcha más. Más metidos en el partido, los de Jorge Martín de San Pablo salieron concienciados de que no se les podían escapar otros tres puntos para mantenerse cerca de la zona noble de la clasificación. Con más ritmo, y con una circulación de balón más rápida, comenzaban a poner en apuros a un Villaverde que sabía sufrir, pero al que parecía que el partido se le iba a acabar haciendo largo. Parecía que iba a ser cuestión de tiempo que los locales se adelantaran en el marcador, y lo hicieron en la primera ocasión que remataron entre los tres palos en la segunda mitad. Y tuvo que ser a balón parado. Tras una falta botada por Shafa, Siu rechazó el cuero. El balón salió del área, y según le vino, Malote remató sin dejarla caer. Con mucha fuerza, por el camino Gonzalo Rodríguez tocó lo justo para que el balón acabara entrando en la portería de Figueroa (García Padilla le otorgó el gol al propio Malote en el acta).

Tras el primer gol local, el Villaverde desapareció. No solo por la desventaja en el marcador, sino porque el fuerte desgaste físico del primer tiempo comenzó a pesar en las piernas de unos futbolistas que tampoco están acostumbrados a jugar sobre hierba natural. Enfrente, el Alcalá levantó el pie del acelerador, dándole calma al juego a través del balón, con posesiones más largas, aunque continuaban llegando al área contraria.

Parecía que iba a ser cuestión de tiempo que los cervantinos marcaran el tanto de la tranquilidad, como así ocurrió. Diez minutos después de saltar al campo, Dani Ponce culminó una larga jugada colectiva. El torrejonero recibió el balón al espacio entre los centrales de Castiella. Tras controlar, acomodarse el balón, y buscar el hueco, batió a Figueroa con un tiro raso.

Dos goles por debajo en el marcador, el Villaverde hizo bandera blanca. Con toda esperanza de puntuar perdida, los de Sergio Fernández comenzaron a desear más el final del partido que en tratar de competir, lo que hizo emerger la figura de Figueroa, con dos grandes paradas, para evitar un resultado mayor. Con lo que no pudo el ex del San Fernando, fue con el remate de Mario con el que los locales redondearon el marcador. De nuevo a balón parado, y de nuevo con un jugador que acababa de entrar en el terreno de juego. Dani Navarro botó un córner a la izquierda del meta, que el lateral trató de convertir en el gol de la jornada al intentarlo olímpico con mucha rosca. Figueroa despejó con el puño como pudo, cayéndole el cuero a Mario, que libre de marca, no tuvo prácticamente más que empujarla para hacer el 3-0.

Con el tercer tanto local a ocho para el final, el partido murió, acabando así un partido que hace recobrar la esperanza a los rojillos, que se sitúan a un punto de los play off.

ALCALÁ Juancho; Huelves, Rafa, Benítez, Navarro; Gonzalo Rodríguez (A); Malote (Alamancos 81’) (A), Nanclares, Shafa (Mario 79’); Saballs (Dani Ponce 60’) y Castiella.
VILLAVERDE SAN ANDRÉS
Figueroa; Freddy, Antonio, Dani Siu, Ken; Pablo Rivero (A), Imanol, Diego Caro (A) (Adrián Romero 69’), Ayoub (Xavi Torrent 62’); Adrián Moreno e Iker Muñoz (Ávlaro García 79’).
GOLES 1-0 Gonzalo Rodríguez (58’); 2-0 Dani Ponce (70’); 3-0 Mario (82’).
ÁRBITRO García Padilla (0).
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 450 espectadores. En los prolegómenos se hizo un homenaje a Juancho con todos los porteros de la cantera por convertirse en el jugador con más partidos de la historia de la RSD Alcalá.
Los Importantes 2019/2020
ALCALÁ
VILLAVERDE
3. Malote 3.
2. Dani Ponce 2. Iker Muñoz
1. Castiella 1. Figueroa
E: Jorge Martín de San Pablo 2 E: Sergio Fernández 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí