Publicidad

que el fútbol es cuestión de rachas, es algo muy manido, pero muy cierto. Prueba de ello fue el derby entre Alcalá y Torrejón. Los locales, en plena forma, acumulan seis victorias de forma consecutiva, habiendo ganado siete de sus últimos ocho partidos. Dinámica totalmente contrapuesta en su eterno rival, que acumula cinco partidos perdiendo, habiendo perdido también siete de los últimos ocho.

Y precisamente esas dinámicas parecieron decidir el derby del Henares, en un partido donde prácticamente todo pasó en el segundo tiempo. El primero apenas se vieron cosas. El Alcalá tenía más balón y dominaba la situación, pero ninguno lograba tan siquiera inquietar al contrario. El Torrejón, con muchas bajas en defensa (afrontó el partido sin ningún central puro) tardó en asentar el 5-4-1, en el que Rubén partió de inicio en el centro de la zaga, para después permutarse con Gonzalo Rodríguez.
Como decimos, en la primera parte no hubo muchas cosas que contar. Y no fue precisamente porque los dos equipos no lo intentaran, puesto que ambos trataron siempre de jugar el balón. Simplemente, las defensas se imponían a los ataques, puesto que a los hombres de arriba les llegaban pocos balones por uno y otro bando.

Hasta el tramo final, no pasó nada a destacar en el primer acto. En los últimos compases, en los que el Alcalá se mostró superior, llegaron las primeras ocasiones, y tuvieron que ser en dos lanzamientos de falta directos, desde la frontal del área. El primero fue para Izan, que se le marchó desviado. El segundo para Dani Ponce, que estrelló el balón en la cruceta. Poco después, y ya en tiempo de prolongación, Cuevas tuvo que sacar casi sobre la línea un buen cabezazo de Malote, tras un centro por la banda diestra.

La segunda mitad inició con más ritmo. Los locales volvieron a saltar al campo siendo mejores, y nada más arrancar el segundo acto se adelantaron en el marcador. El capitán Huelves subió toda su banda, y centró desde la línea de fondo hacia el área chica. Por allí andaba Dani Ponce, que desvió lo justo el balón para superar a Kike Reguero y hacer el primero.

Como es lógico, el gol tuvo mucho impacto anímico, y más teniendo en cuenta las dinámicas de unos y otros. La moral de los jugadores del Alcalá volaba, mientras que la de los del Torrejón se hundía por el subsuelo. Los complutenses vivieron sus mejores minutos del partido, sometiendo a un rival que por momentos desapareció por el campo. A ello trató de ponerle remedio rápidamente Alberto Martín, introduciendo un doble cambio, incluido un cambio de sistema, pasando a jugar con cuatro atrás.

De inicio la doble sustitución del técnico torrejonero no surtió efecto, puesto que los alcalaínos pudieron anotar el segundo de nuevo a balón parado, en acciones de Ángel (el balón se paseó por el área pequeña buscando alguien que la empujara), Dani Ponce (de nuevo en una falta directa), y un lanzamiento de Chato tras un córner que sacó Kike Reguero con el costado. También la tuvo Izan con un remate al lateral de la red, mientras que la primera para los franjiblancos fue para Javi Redondo, que obligó a Aarón a meter una buena mano junto al larguero.

Con el paso de los minutos, el Torrejón se fue viniendo arriba, adueñándose del centro del campo tras la salida del terreno de juego del amonestado Favio. En los últimos veinte minutos (contando los cinco de alargue) dominaron la situación los visitantes, que incluso se toparon dos veces con el palo. Álex Fernández, en su retorno al Val mes y medio después, envió primero el balón al palo en un mano a mano con Aarón (el rechace le cayó a Christian que la envió fuera); para más tarde toparse con el larguero en un cabezazo. De falta directa lo intentó Vitolo, repeliendo de nuevo el cancerbero local, que también se vio obligado a intervenir en un intento de despeje de De Pedro.

Sin lugar a dudas eran los mejores minutos de los franjiblancos en todo el partido, ante un Alcalá que resistía y sabía sufrir. Un sufrimiento que a tres para el final del tiempo reglamentario desapareció con el segundo tanto. Tras una acción de Pablillo por banda izquierda, el canario envió el balón al espacio para el juvenil Jaime, que con mucha clase, definió por bajo ante Kike Reguero. Para entonces los cervantinos eran los que jugaban con línea de cinco atrás, buscando frenar las acometidas visitantes.

Tras el 2-0 el partido murió. La losa era muy grande para la maltrecha moral torrejonera, y ambos equipos bajaron el ritmo y la intensidad, empezando a pensar en el intenso calendario (ambos compitieron el miércoles pasado y vuelven a hacerlo este), ahorrando esfuerzos para la próxima batalla.

ALCALÁ Aarón; Huelves (A), José Ángel, Luis Enrique, De Pedro; Favio (A) (Pablo Rivero 72’); Ángel (Jaime 80’), Chato, Malote (Santi Núñez 84’) (A); Izan (Hervías 84’) y Dani Ponce (Alonso 80’).
TORREJÓN
Kike Reguero; Cuevas, Rubén (A) (Álvaro 50’), Dani Ro (Rodrigo 81’), Jesús, Dani (A) (Vitolo 64’); Javi Redondo (A), Nachete, Gonzalo Rodríguez, Fernando Doménech (Christian 50’) (A); y Álex Fernández.
GOLES 1-0 Dani Ponce (47’); 2-0 Jaime (87’).
ÁRBITRO Gay Vázquez. Amonestó al técnico visitante, Alberto Martín.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 500 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
ALCALÁ
TORREJÓN
3. Favio 3.
2. Dani Ponce 2. Javi Redondo
1. Huelves 1. Nachete
E: Jorge Martín de San Pablo 2 E: Alberto Martín 1
Á: Gay Vázquez 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí