Publicidad

primer partido serio del verano, y primer empate, en un partido que no era un partido cualquiera. Y es que un Alcalá-Torrejón siempre será un partido especial, por muy partido de verano que sea, en un torneo menor. Además, el choque empezó con una carga muy emotiva, al recordar a Florentino Bravo, una institución en la entidad rojilla (y en el fútbol madrileño), fallecido el apenas treinta y dos horas antes del partido.

Centrándonos en lo futbolístico, se vio a dos equipos atrevidos, que en todo momento apostaron por jugar, tratando de retener el balón lo máximo posible, aunque sin toques estériles en horizontal. Mirando siempre hacia adelante, jugando con bastante ritmo, teniendo en cuenta que ambos equipos apenas llevan dos semanas de entrenamiento.

De inicio saltaron mejor los locales. Con más balón, aunque sin abusar de la posesión, los de Jorge Martín de San Pablo jugaban cómodos y rápidos, ante un Torrejón que ejercía una muy tímida presión, pero que tampoco se encerraba atrás. Es más, cuando los franjiblancos lograban robar el balón, lo jugaban con criterio. Incluso llegaron a tener unos minutos de dominio territorial, jugando el balón en la parte del terreno de juego en la que defendían los locales, aunque sin profundidad.

Y es que esa fue la gran diferencia entre ambos equipos, sobre todo en la primera mitad. El Alcalá si era capaz de llegar al área y finalizar, mientras que al Torrejón le costaba un mundo, sin apenas llegar a pisar el área en el primer tiempo.

Muy pronto se adelantaron los complutenses en el marcador. Haciendo honor a su dorsal, el siete, Garci, en el día de su cumpleaños, puso por delante a los suyos. Lo hizo con un bonito remate de cabeza al segundo palo, tras un gran centro desde la banda diestra de Abel Molinero.

Por delante en el marcador, el Alcalá ganó en confianza y dio una mejor versión. Al Torrejón le costaba entrar en juego, ante un equipo el rojillo, que, cuando lograba que el balón cayera en los pies de Nouman y Abel Molinero creaba mucho peligro. Entre los dos lideraron el ataque alcalaíno, al que solo le falló el punto de mira de cara a puerta, puesto que los cervantinos gozaron de ocasiones más que de sobra para sentenciar el choque en la primera mitad. Enfrente apenas había noticias ofensivas de un Torrejón, que además vio como se le ponía más difícil, al ser expulsado Rubén García por doble amarilla, a dos minutos para el descanso.

Todo hacía presagiar una victoria local, pero en el segundo tiempo se equilibraron las fuerzas. Aunque nada más empezar el segundo tiempo, de nuevo cocinaron el segundo gol entre Nouman, Abel Molinero y Hervías, lo cierto fue que no se notó la diferencia de efectivos. Con diez, el cuadro torrejonero parecía más asentado en el terreno de juego, y muy pronto lograr equilibrar el marcador. Cuevas filtró el balón para Mario Presa por el perfil diestro, ganándole éste a su par la posición, habilitando a Yerpes que entraba por la banda contraria, haciendo el ex de Las Rozas el empate con un remate raso.

Equilibrado el marcador, se equilibraron las fuerzas. Ningún equipo lograba someter al contario, ni tampoco era capaz de crear peligro efectivo en la meta contraria. El balón iba de campo a campo, con criterio y rapidez, pero sin que los puntas de ninguno de los dos equipos lograra conectar ni finalizar.

A última hora, los locales trataron de volcarse, metiendo todo el potencial ofensivo disponible en el banquillo, retirando futbolistas de corte defensivo, por atacantes, aunque sin variar el sistema. Una apuesta que no le salió bien a los alcalaínos, puesto que no lograron su propósito. Si ganaron en posesión y presencia en campo rival, ante un Torrejón que seguía sin parecer en inferioridad numérica, y sobre todo que no sufría. Los de Emilio López Amado defendían bien, sin conceder nada a los atacantes rojillos, que no lograron inquietar al meta alcalaíno Aarón, en su regreso a la que siempre ha sido su casa, hasta hace unos meses.

En definitiva, un empate que no da ventaja a ninguno de los dos de cara a ganar el grupo, y sobre todo, que tuvo mejor sabor de boca para los visitantes, que jugaron en inferioridad numérica toda la segunda mitad.

 

ALCALÁ Manolo Delgado; Huelves (Jaime 82’), Ángel Moreno, Javi Jiménez (Tito 67’), Dani Navarro (A); Chato, Aitor Monroy (Jorge Sánchez 82’); Garci, Abel Molinero, Nouman (A) (Guille Macho 53’); y Hervías (Legaz 67’).
TORREJÓN
Aarón; Cuevas, De la Cuerda (Dani López 61’), Benítez (A), Boriba; Iván Fernández (A) (Álex Fernández 69’), Rubén García (AA 42’); Mario Presa (Fer Díaz 61’), Nachete, Yerpes (Álvaro Moreno 69’); y Rubén Moreno (Peláez 61’).
GOLES 1-0 Garci (7’); 1-1 Yerpes (53’).
ÁRBITRO De Oses Bumedien.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 300 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí