Publicidad

no tuvieron que esperar esta vez al descuento los aficionados rojillos para celebrar el tanto de la victoria. Tras tres partidos consecutivos marcando un gol salvador en el descuento, la RSD Alcalá logró imponerse al Trival, rompiendo así su igualdad en el partido y en la tabla.

En líneas generales, no fue un buen partido para el espectador. Y esta vez no se puede achacar al cansancio físico del tercer partido en una semana, algo que no se notó, a pesar de la calurosa mañana a orillas del Henares. No fue una buena mañana de fútbol simplemente porque el balón no fluyo. Al choque le faltó ritmo, en parte propiciado por un colegiado que paraba demasiadas veces el juego. Cierto es que ambos equipos iban con todo y no se guardaban nada en cada disputa, pero lo cierto decretó demasiadas faltas De la Mata Martínez. Y como muchas veces le gritaban los beneficiados de la acción “teníamos la ventaja”.

Dentro del equilibrio de un partido soso y trabado, el Alcalá trató de llevar el peso del mismo. Queriendo más el balón, tratando de jugarlo desde atrás, sin que esto significara que el Trival abusase de balones largos, aunque si jugaba más directo. Los rojillos trataban de construir, pero eran incapaces de desarbolar a un Trival bien plantado, con una presión fuerte en mediocampo que no dejaba avanzar a los alcalaínos.

Dentro de este desarrollo, entre un equipo que no era capaz de superar a otro, y otro que pensaba más en su portería que en la propia, no se veían ocasiones de gol. De hecho, la única parada de mérito entre los dos guardametas no vino hasta el minuto ochenta y ocho. Hasta entonces, tanto Degre como Otero fueron espectadores de lujo, al tener solo que intervenir para sacar de puerta, alguna falta, y atrapar algún centro sin mucho peligro aparente. Eso cuando los jugadores de banda lograban conectar con los delanteros, puesto que la mayoría de centros (sobre todo por bando local) se pasearon buscando un rematador que metiera la puntera para intentar anotar. Esto último le pasó a Malote en tres oportunidades en el primer tiempo; mientras que por el Trival, en el tiempo de prolongación del primer acto, fue Koke el que dispuso de un centro-chut desde la izquierda que se marchó lamiendo el poste.

La segunda mitad fue más de lo mismo. Un partido con mucha intensidad, pero poco ritmo. El Alcalá quería intentarlo más, y jugaba más en campo rival, pero sin hacer sufrir a un Trival bien plantado, al que no le incomodaba estar sin el balón. Es más, justo antes de encajar el gol los de David Galán se toparon con la parte superior del larguero, en un centro desde la izquierda de Almendros que se acabó envenenando, pasada la hora de partido. Justo después, tras una jugada larga, llegó el único tanto del partido. Tras una jugada larga en la que los locales arrastraron bien a la zaga, Malote acabó filtrando el balón para Garci, que ganando la posición a su par, solventó la media salida de Otero con un toque sutil con la puntera, tocando flojo el balón, pero lo justo para salvar al cancerbero y que acabara entrando en la portería rival.

Tras el gol el Trival le metió una marcha más al partido. El resultado ya no les valía a los de La Canaleja, y trataron de que el balón corriera más por sus pies, y sobre todo más rápido. Sin embargo, el partido seguía teniendo una y mil interrupciones, y no eran capaces de desarbolar la zaga complutense. Por su parte, el Alcalá, a pesar de ir por delante en el marcador, comenzó a ponerse nervioso, y andaba muy errático con el balón. Mucho más que durante todo el partido, a pesar de la ventaja.

Seguían sin pasar cosas destacables, y todo parecía encaminado a la victoria local, como acabó sucediendo. Los porteros seguían sin intervenir, hasta que Otero hizo el paradón de la mañana. Faltaban dos minutos para el final del tiempo reglamentario, cuando Dani Ponce buscó su tercer tanto de falta directo. Un fuerte chut centrado, al que solo una mano salvadora del cancerbero alcorconero junto al larguero se interpuso para evitar el 2-0. Tras la mejor acción del partido, se llegó a un largo tiempo de prolongación, que se marchó a once minutos a pesar de los cinco (cortos) anunciados, en medio de miles de interrupciones. Lo ajustado del marcador, y los últimos precedentes en el coliseo rojillo le dieron toda la emoción y picante que no había tenido el duelo en toda la mañana, puesto que nada realmente ocurrió durante ese largo descuento, para que el marcador se volviera a alterar.

ALCALÁ Degre; Huelves (A), Jose Ángel (A), Luis Enrique (A), De Pedro, Favio (A) (Chato 74’); Ángel (Pablo Rivero 66’), Alonso, Malote (Jaime 74’); Garci (A) y Sanse (Dani Ponce 55’).
TRIVAL VALDERAS
Otero; Kiko Zarza (Noé 56’) (R 96’), Mario, Richi, Del Pino; Conte Fa (A), Almendros (A); Borico (A), Fabre (A) (Kity 61’), Koke; y Torres (Esparza 61’) (A).
GOLES 1-0 Garci (63’).
ÁRBITRO De la Mata Martínez. Expulsó al segundo entrenador local, Ernesto Gómez.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 350 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
ALCALÁ
TRIVAL
3. 3.
2. Malote 2.
1. Garci 1. Almendros
E: Jorge Martín de San Pablo 1 E: David Galán 1
Á: De la Mata Martínez 0
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí