Publicidad

Informa: Dani Domínguez

Los últimos malos resultados del Adarve (2 puntos de 12 posibles) le habían hecho caer de la zona de playoff de ascenso a no estar muy lejos del playout. Un poco más abajo, en descenso, está un CD Badajoz que visitaba el Vicente del Bosque en la apertura de la segunda vuelta, con lo que eso significa. Y el enfrentamiento particular se lo llevan los de Mario Escolante, que ya ganaron en el Nuevo Vivero en el estreno del campeonato en Segunda Federación. Esta vez, por 3-1, con tres tantos a balón parado y de todos los colores: después de un libre lateral, en un córner y en una segunda jugada de un saque de puerta largo.

El conjunto pacense vive una situación crítica. Sus aficionados así lo expresaron durante y en el término del choque. Sin embargo, hasta el 1-0, si un equipo estaba generando más, ese era el propio equipo visitante, que vio cómo Juanma le negaba el gol a Jurgi en la situación más clara de la primera parte. Adrián Fernández salió de su meta, pero el despeje con los pies, lejos de apagar el peligro, generó uno mayor que corrigió el central, un futbolista clave para su técnico: 18 jornadas y 18 titularidades.

Un Juanma que no solo es determinante atrás, sino, también, cuando se incorpora al ataque. Esta vez no necesitó ganar el salto, y eso que normalmente así lo hace, sino que entre Borja López y Liza le dejaron el esférico a merced para que definiera con relativa facilidad y prácticamente en el área pequeña. La falta había sido colgada por Ortolá, si bien no parecía encontrar a ningún compañero.

El Adarve ni había rematado en los primeros 33 minutos y lo cierto es que el gol fue un regalo defensivo visitante. A partir de ahí, el encuentro entró en una fase de rifirrafes. Una primera tangana se saldó con amonestaciones para Blanco y Fran Grima, que, previamente, golpeó a Miñambres cuando el balón ya no estaba en disputa por ambos. La segunda confrontación se produjo ya en el tiempo de descanso y con Fran García como objetivo de las quejas de los futbolistas del Badajoz. El árbitro, eso sí, no se llevó la mano al bolsillo.

Se podía prever un segundo periodo tenso, pero no se volvieron a repetir aquellas escenas. Quizá por el 2-0 de los lobos en el amanecer de la reanudación. Primero, avisaron con un córner que remató Juanma fácilmente a los dominios de Narváez. Poco después, otro saque de esquina desde el mismo perfil. El centro de Miñambres sobrevoló todo el área pacense hasta encontrar a Iván Sánchez, que golpeó de volea sin dejar que botara. Un gran remate que, no obstante, no cogía portería, pero que introdujo en ella el capitán visitante, Miguel Núñez.

El Badajoz notó el mazazo del 2-0 y no volvió a generar otra situación clara hasta el minuto 65. Pablo Gálvez aguantó de espaldas en la frontal y soltó para Castri, cuyo derechazo tocó Adrián Fernández de manera decisiva antes de que se topara contra el poste. En el rechace, Toni Jou, con todo para marcar, mandó el cuero arriba. El guardameta rojinegro no había tenido excesivo trabajo, incluso, había ofrecido dudas en la primera mitad, pero, esta vez, salvó a su equipo.

Precisamente, de sus pies nació la sentencia del Adarve. Álvaro Sánchez prolongó un saque largo de Adrián Fernández y Ortolá se internó en el área antes de dar la asistencia a Fer Harta, que definió a placer. Una acción que representa a la perfección el estado de forma del CD Badajoz. Pese a quedar más de un cuarto de hora de encuentro, era difícil no pensar en que todo estaba resuelto en el Vicente del Bosque, y eso que los cambios de Iñaki Alonso le dieron otra dinámica en ataque, sobre todo, con la incorporación de Adrián Carrasco en la banda izquierda.

Primero, el de Torres de la Alameda lo intentó encarando a Diego Rodríguez y saliendo hacia fuera, con dos centros peligrosos que buscaron, sobre todo, la llegada de Saïdou Bah desde el perfil opuesto. Después, lo probó por dentro, asociándose con compañeros. Así se produjo el definitivo 3-1, aunque no lo pudo materializar él por la intervención de Adrián Fernández. Eso sí, el rechace del meta quedó a disposición de Samu Manchón, que no erró a puerta vacía. Una reacción tardía e insuficiente para poner en aprietos al Adarve, que suma un triunfo, su primero de 2024, fundamental para coger oxígeno en relación al descenso.

UNIÓN ADARVE Adrián Fernández; Blanco (A) (Diego Rodríguez, 67′), Juanma, Sotres, Miñambres; Iván Sánchez (A), Hakim (Nouman, 87′), Fran García (Albur, 67′), Ortolá; Álvaro Sánchez, Harta.
BADAJOZ
Narváez; Liza (Saïdou Bah, 60′), Borja López, Carlos Cordero; Fran Grima (A) (Castri, 46′) (A), Toni Jou, Miguel Núñez, Petcoff (Pablo Gálvez, 46′), Chacartegui (A); Carlos Cinta (Carrasco, 60′), Jurgi (Samu Manchón, 76′) (A).
GOLES 1-0 Juanma (33′); 2-0 Miguel Núñez (propia puerta) (52′); 3-0 Harta (72′); 3-1 Samu Manchón (88′).
ÁRBITRO Villaescusa Alarcón, comité valenciano. Amonestó a Mario Escolante, entrenador del Adarve, en el minuto 29, por protestar.
INCIDENCIAS Vicente del Bosque, unos 300 espectadores.
Los Importantes 2023/2024
ADARVE
3. Juanma
2. Iván Sánchez
1. Ortolá
E: Mario Escolante 2
Publicidad

1 COMENTARIO

  1. partido serio del adarve aunque poco vistoso.
    parece que el entrenador se ha dado cuenta que hay que jugar con 3 medios puros y no con delanteros mal ocupando las bandas.
    el badajoz muy flojo planteo el partido a esperar el fallo local, cuando quiso darse cuenta ya habia perdido el partido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí