Publicidad

Sigue faltando paciencia en el mundo del fútbol. Acostumbrados, cada día más, a la dictadura de los resultados, los entrenadores siguen yendo y viniendo de los clubes en cuanto vienen mal dadas. O cuando los resultados, sin ser malos, no son los esperados.

Es el caso del Collado Villalba. El equipo de la Capital de la Sierra anunció a última hora del lunes, la destitución de Mateo García como entrenador. Tras ocho jornadas, en las que los amarillos han sumado nueve puntos, la confianza en el técnico salmantino se ha terminado. La dura derrota frente a Las Rozas el pasado domingo (0-3), ha precipitado los acontecimientos en un equipo que venía de ganar la semana anterior, y que venía de ganar dos partidos en las cuatro jornadas anteriores.

De este modo, el periplo de Mateo García llega a su fin, habiendo durado apenas cuatro meses. El entrenador fichó este verano por el que esta temporada es filial del Rayo Majadahonda, procedente del Lanzarote, con el que venía de jugar play off. Según reza en el comunicado en el que se anuncia su despido, el técnico es el único en abandonar el club, puesto que el segundo entrenador, Rodrigo Íñigo, se hará cargo de los entrenamientos hasta la llegada de un nuevo entrenador. Éste podría ser el ex capitán villalbino, Manu González Millán, sin equipo, tras su salida del Unión Adarve el pasado mes de mayo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí