Publicidad

una frase muy manida en el mundo del fútbol dice eso de “es un equipo de autor”. Normalmente se refiere a aquellos equipos que desarrollan un modelo de juego igual o similar al que desarrollaban los anteriores equipos del entrenador referido. En nuestro fútbol, este año se podría etiquetar así (entre otros muchos como Pozuelo, Alcalá, Moratalaz…) al Ursaria, hecho a imagen y semejanza de su entrenador: Joselu.

Los osos, recién ascendidos esta temporada (aunque con un potente músculo financiero detrás), se están mostrando como un equipo muy aguerrido, muy difícil de superar. No obstante, hasta el pasado miércoles, los blanquirrojos acumulaban ¡dieciséis! Partidos consecutivos sin perder. Una alta acumulación de partidos seguidos sin perder, que no le es ni mucho menos extraño a su entrenador, que desde que comenzó su andadura en los banquillos (allá por 2015 al frente del JDH del Deportivo Guadalajara), ha alcanzado hasta cinco veces rachas muy similares, siendo eso sí, la de esta temporada la más larga. Algo nada fácil de lograr.

Para ver la primera gran racha sin perder del alcarreño hay que remontarse a la temporada 15/16, cuando dirigió a su primer equipo senior. Aquel año, en el también recién ascendido Azuqueca del grupo XVIII de Tercera, logró alcanzar catorce jornadas consecutivas sin perder, logrando ganar los siete últimos. A la temporada siguiente, ya en el fútbol de Madriz al frente del Alcalá, logró aumentar la cifra hasta quince, en la segunda mitad del campeonato.

Las dos siguientes veces que Joselu logró estar tantos partidos consecutivos sin perder fue al frente el Torrejón. De hecho, tardó diecisiete partidos en sumar su primera derrota como franjiblanco, por aquel entonces en Preferente. Más tarde, también al frente de los torrejoneros, logró una dinámica similar, aunque partida, en dos temporadas. Y es que, antes de decretarse el confinamiento de 2020, el Torrejón iba lanzado con nueve partidos consecutivos sin perder, hasta que se declaró la maldita pandemia. Después, cuando se retomaron las competiciones en octubre, los de Las Veredillas no se quedaron sin sumar hasta la quinta jornada.

Como comentábamos anteriormente, esta temporada el Ursaria ha alcanzado los dieciséis partidos consecutivos sin perder. Una cifra que podía haber quedado redonda, de no haber sido por el traspiés del pasado miércoles, puesto que el último en derrotarles había sido el Galapagar (los de Cobeña tienen dos partidos aplazados) allá por la jornada cuatro. Por cierto, que el Ursaria no sabe lo que es perder esta temporada como local, al igual que el Torrejón el pasado curso que no se quedó sin sumar ante su público. De hecho, para encontrar la última derrota como local de Joselu, hay que remontarse al nueve de enero de 2020, cuando el Pinto asaltó Las Veredillas en un partido aplazado. En total, veintinueve partidos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí