Publicidad

Informa: Isma Corregidor

V

ictoria balsámica del Ursaria, que logra escalar a puestos de permanencia. El equipo de Joselu derrotó a un rival directo como el Cacereño, gracias a un tempranero gol de Jacobo Alcalde, antes de que se llegara al segundo minuto de juego.

Para este partido Joselu modificó su esquema, para jugar con el clásico 4-2-3-1, un sistema que por cierto rara vez utiliza el técnico alcarreño. La idea para este partido, era la de buscar pases al hueco, al jugar el Cacereño con la defensa adelantada. De ahí que Jacobo Alcalde jugara como único referente en ataque, escudado por detrás por Nanclares y Fran Pérez, que se desenvuelven mejor como compañeros de ataque.

Todavía no se habían asentado los dos equipos sobre el terreno de juego, cuando llegó el tanto que a la postre significó al victoria de los osos. No se había llegado a la centena de segundos, cuando Villalón robó un balón por el perfil diestro en el centro del campo, y lo envió directamente al área. Por allí se desmarcó Jacobo Alcalde, que, solo, a la altura de la frontal del área chica, cruzó el balón con la testa, enviándolo cerca de la escuadra contraria. Un gol que rompía la sequía del pichichi de los de Cobeña, que no marcaba desde hacía casi cuatro meses (12 de noviembre).

El gol cargó la seca reserva de moral de los jugadores del Ursaria, que estaban muy metidos en el partido. Con un punto más de intensidad, los hombres de Joselu secaron a un Cacereño que no demostró ser uno de los mejores visitantes del grupo. El equipo de Julio Cobos apenas copadecía sobre el césped, y solo el viento -que restó precisión a los pases arriba- parecía frenar a los locales. Y es que los Vere, Nanclares, Fran Pérez, Pablo Rojo, Koke y compañía tenían muy claro que en cuanto tuvieran opción, el balón tenía que ir rápido arriba, para aprovecharse de los muchos metros que dejaba la zaga extremeña hasta su portero. Como decimos, solo el viento, que soplaba en contra de los intereses de los nuestros -aunque menos que el pasado fin de semana-, frenaba el balón. Y cuando no, el colegiado anuló un tanto por fuera de juego a Jacobo Alcalde, a instancias de su asistente, tras el enésimo balón a la espalda de la zaga.

En el tramo final del primer tiempo, como la velocidad del viento comenzó a subir, mejoró el Cacereño. Con el dios Eolo a favor de corriente, los verdes comenzaron a asomarse al área bien defendida por Quintela. Y decimos bien defendida, porque el guardameta del Ursaria tuvo dos grandes paradas a Iván Fernández y Karim, para evitar el empate. Un empate que no habría sido justo, y que podía haber quedado en nada, de no ser también por una buena mano de Izan a disparo de Nanclares desde fuera del área. Antes del descanso, también la tuvo Koke desde la semiluna, enviando el balón por alto, rozando el larguero.

Tras el paso por vestuarios, mejoró el equipo visitante. Además, Julio Cobos retiró del campo a Karim para dar entrada a Breñe, sin modificar su esquema. Lo que si varió en el equipo extremeño fue su actitud, mucho más agresiva e incisiva en la segunda mitad. Un empuje que obligó al Ursaria a replegar filas, campeando el temporal defendiendo en campo propio, ante un Cacereño que tocaba y tocaba, pero que no lograba derribar el muro de Cobeña. Tan solo en un par de rechaces tuvieron opción de anotar los forasteros, pero afortunadamente en ambas, Iván Fernández envió el balón directamente fuera.

Con el paso de los minutos, el Ursaria se sacudió el dominio visitante. A base de una buena presión en bloque medio, los de Joselu fueron ganando terreno, y, sobre todo, dejaron de verse sometidos por su rival. En los duelos, salían victoriosos los madrieleños, que, solo en las postrimerías del partido, y debido a lo ajustado del marcador y de la situación en la tabla, sufrieron para retener los tres puntos. Pero eran más sensaciones que realidades, puesto que, a pesar de que el Cacereño le ponía más ímpetu, no era capaz de crear peligro real. Y estas sensaciones habrían quedado en nada, de no haber sido por una gran parada de Izan a su tocayo madrileño, tras una gran jugada combinativa cerca de la semiluna del área. También tuvo el segundo Nanclares en otro disparo desde fuera del área, que se le marchó por poco.

De este modo, el Ursaria logró una nueva victoria fundamental frente a un rival directo, al que también venció en la ida, con lo que además se llevó el gol averaje, que, quien sabe si no puede acabar siendo decisivo en un grupo tan apretado…

 

URSARIA Quintela; Álvaro López, Villalón, Higuera, Adrián; Pablo Rojo (A), Koke; Vere (Izan 68’), Fran Pérez, Nanclares (Borja Pascual 78’); y Jacobo Alcalde (A).
CACEREÑO
Izan; Emi, Javi Barrio, Adri Crespo, Joserra (A) (Lobato 58’); Deco (A), Telles (Jorge Barba 77’); Viñuela (Carrillo 86’) (A), Iván Fernández, Karim (Breñé 46’); y Tellechea.
GOLES 1-0 Jacobo Alcalde (2’).
ÁRBITRO Bouzas Laconti, colegio Las Palmas.
INCIDENCIAS Dehesa de Cobeña, unos 400 espectadores.
Los Importantes 2023/2024
URSARIA
3.
2. Nanclares
1. Fran Pérez
E: Joselu 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí