Publicidad

No ha podido prolongar su éxtasis goleador Giuliano Simeone pese a los cuatro tantos anotados por el Atlético de Madrid «B» en una nueva victoria. Un triunfo que premia una efectividad casi total del líder y castiga muy mucho a un Tres Cantos que, tras marcar el 2-2, dio la sensación de que podría ser el primer conjunto que batiese a los de Tevenet este curso.

Era un duelo desigual clasificatoriamente hablando, pero parejo en cuanto a las dinámicas de los dos equipos, porque los de Chema Hidalgo están en alza. Y también fue igualado sobre el césped, incluso, con varios momentos, sobre todo en la segunda mitad, de superioridad tricantina. Hasta el 0-1 de Davo se notó que no iba a ser una tarde plácida para el filial, que sentía dificultades para crear situaciones claras de gol.

No obstante, el líder demostró por qué lo es y por qué no hay quien le gane al ponerse por delante en el primer tiro que ejecutó entre los tres palos. Davo había rematado fuera en el minuto 19, pero en el 25, casi a placer, no falló. Guerrero ensayó el disparo desde fuera del área y el balón atravesó una nube de piernas. En alguna rebotó y el cuero quedó a merced del ‘7’, que superó con facilidad a Paredes. El siguiente intento a puerta de los colchoneros, segundo gol. Solano se adentró en el área, no sin la colaboración de una pasiva defensa local, y el balón atrás lo remató Giuliano para acabar empujándolo Fran González casi sobre la línea.

En dos zarpazos el Atleti había asestado dos golpes que podían parecer definitivos y convertir el resto del encuentro en un trámite. Sin embargo, la reacción absolutamente inmediata del Tres Cantos fue la clave para mantener viva la emoción en el Jaime Mata. Chupi superó a Gomis con una volea inapelable tras un desajuste defensivo y colocaba el 1-2 apenas un minuto después.

Pese a ser Chupi uno de los jugadores que no salió bien en la fotografía del 0-2, el mediapunta dio muestras de su calidad y fue el jugador que más amenazó a la zaga atlética. Lo hizo, aparte del gol, con una acción individual en la que se marchó de varios hombres para meterse en el área o en un remate, con poco ángulo, que obligó a intervenir a Gomis, todavía con 0-1 en el electrónico.

Se llegó al descanso prácticamente con el mismo número de disparos a portería que de goles, en una muestra de que ambos se mostraron alegres en ataque. Si los dos goles del Atlético de Madrid «B» habían sido similares, en cuanto a definición muy cercana a la meta y en jugadas con rebotes, los dos tricantinos fueron de bella factura. Al ya mencionado de Chupi le siguió el de Adrián Bravo en los compases iniciales de la segunda mitad. Asistido por Chupi en un centro medido que superó a los centrales, el ariete local conectó un testarazo maravilloso al que no pudo responder Gomis.

El empate era un resultado que se ajustaba más a lo visto sobre el terreno de juego. Un marcador que obligaba al Atlético «B» a tomar las riendas del juego, algo que no hizo. Fue el cuadro dirigido por Chema Hidalgo el que, con 2-2, buscó con insistencia la portería rival. Sin grandes ocasiones, es verdad, aunque Adrián Bravo peinó fuera un córner botado por Dani Martínez y en otro saque de esquina fue Dani Barroso quien vio cómo Gomis aparecía de forma providencial para evitar su remate casi en el área pequeña.

A Luis García Tevenet no le quedaba otra que mover ficha, y lo hizo con la inclusión de un tercer central, Manu Lama, ya plenamente restablecido de su lesión grave en La Nucía el curso pasado. También entró Jordi Ferrer por un desaparecido Teddy, cambios que fueron acompañados de una modificación táctica, con Solano desplazado al ala izquierdo. El punta aragonés no pudo corresponder de mejor manera a la apuesta de su técnico que con un gol a los cinco minutos de su entrada al verde. Se llevó el balón por el perfil zurdo del ataque y no perdonó en el mano a mano ante Paredes.

El guion del encuentro no podía ser más cruel para el Tres Cantos, que, en ese instante, llevaba tres goles recibidos en los únicos tres tiros entre los tres palos de los colchoneros. Pese a un nuevo mazazo, los de Hidalgo se repusieron y llevaron peligro a la portería de Gomis. Lo hicieron a raíz de la triple sustitución con la que el técnico refrescó por completo la delantera. Gonzalo, en su primera participación, rozó la escuadra. El propio ’21’ se quedó al borde del 3-3 en el minuto 88 en una acción personal por línea de fondo. Además, en un córner, Fran González negó el disparo a Miguel cuando el central local estaba en una posición franca.

Al final, el tanto que llegó fue el de la sentencia atlética. Con los tricantinos volcados, Jordi Ferrer lo aprovechó para firmar su doblete en un contragolpe iniciado por Giuliano y en el que Santi Miguélez se apuntó la asistencia. Un Miguélez que pudo ampliar aún más el electrónico, pero, tras una espectacular jugada individual, Paredes salvó la manita. El líder sobrevivió a un Tres Cantos en alza y que se llevó un castigo excesivo.

TRES CANTOS Paredes; Robles (A), Miguel (A), Rubén Muñoz, Fulgen (A); Cerezo (De Prada, 68′), Dani Barroso; Miguel Pardo (A) (Gonzalo, 77′), Chupi (Merchán, 77′), Dani Martínez (Saza, 77′); Bravo (Jime, 82′).
ATLÉTICO B
Gomis; Camus, Fran González, Rojas, Joel Arumí (Lama, 60′); Guerrero (A), Solano (Miguélez, 80′), Alberto Moreno (A) (Verde, 84′); Davo (Musy, 84′), Teddy (Jordi Ferrer, 60′), Giuliano.
GOLES 0-1 Davo (25′); 0-2 Fran González (34′); 1-2 Chupi (35′); 2-2 Bravo (50′); 2-3 Jordi Ferrer (65′); 2-4 Jordi Ferrer (90’+2)
ÁRBITRO Daniel López Montalbán. Amonestó a Javi Pineda, segundo entrenador visitante, en el minuto 86; y a Marco Márquez, segundo técnico local, en el minuto 89.
INCIDENCIAS Campo Jaime Mata, unos 500 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
TRES CANTOS
ATLÉTICO B
3. 3.
2. Chupi 2. Jordi Ferrer
1. Bravo 1. Fran González
E: Chema Hidalgo 2 E: Luis García Tevenet 2
Á: López Montalbán 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí