Publicidad

Dado el formato de la competición, a falta de la última jornada, el Torrejón no puede asegurar que continuará un año más en Tercera RFEF, si bien la salvación está casi atada. Los torrejoneros ocupan la décima posición, con la que evitarían el descenso, pero pueden caer a un duodécimo puesto que supondría el arrastre a Preferente si bajan Leganés B y Móstoles URJC desde Segunda RFEF y no hay un segundo ascenso. Para ello, el Galapagar tendría que ganar en su visita a Las Veredillas y que el Rayo B-Trival termine con un triunfo de cualquiera. En resumen, un empate le basta al Torrejón para certificar la permanencia.

Las cuentas son simples, gracias, sobre todo, a la victoria conseguida por los hombres de Emilio López el pasado domingo en Moratalaz (1-6), con Javier Redondo Franco en plan estelar, con un gol y dos asistencias. El centrocampista ofensivo de 22 años, que inició el curso en el Tres Cantos, recaló en el conjunto franjiblanco en el mes de noviembre y se muestra agradecido por ello. Javi Redondo lamenta los errores que no le han permitido a su equipo estar más arriba, aunque considera que el balance de la campaña es positivo.

Victoria que permite acariciar la permanencia: «Teníamos que salir a ganar, da igual si fuese por luchar por la permanencia o no, porque la situación no se había dado como queríamos. Creo que hemos dado la cara y hemos hecho un buen partido».

¿Por qué el Torrejón no ha estado más arriba?: «En muchos partidos hemos estado poco acertados, tanto ofensivamente como defensivamente. En Tercera, si no estás metido los noventa minutos, estás liquidado. Hemos tenido faltas de concentración, errores y eso nos ha matado».

Actuación personal: «Muy contento con ayudar al equipo, siempre estoy a su disposición».

Sensaciones en Torrejón tras su paso por Tres Cantos: «En Torrejón me acogieron desde el primer día como uno más, me trataron espectacularmente y me dieron la confianza suficiente. Estoy muy agradecido».

Temporada complicada: «Muy difícil, muy igualado todo. Hemos jugado muchas veces en miércoles y domingo, que físicamente te hace estar limitado. No te lesionas, pero notas que los pulmones no te dan, las piernas están cansadas. Ha sido difícil. Creo que los equipos que han entrenado por la mañana han sido los que mejor lo han planteado, porque tienen mayor tiempo de recuperación».

Balance personal y colectivo del año: «Personalmente, en Tres Cantos más complicado. Llegué aquí, me dieron una energía nueva, más ánimos. A nivel colectivo, hemos peleado hasta el final, aunque las faltas de concentración nos han hecho estar mirando a veces hacia arriba y a veces hacia abajo, pero muy positivo todo».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí