Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

en el subgrupo A parece haber una maldición para el equipo que afronta el partido desde el primer puesto. Y es que por el momento, ningún equipo ha logrado repetir en el primer puesto. Para consuelo del Rayo B quedará que al menos no se quedaron sin sumar, como si les ocurrió en la jornada dos y tres a San Fernando y Alcalá respectivamente.

A decir verdad, el empate fue justo por lo que se vio sobre el césped de Las Veredillas. Unas Veredillas que finalmente si pudieron acoger público, comunicándolo el Ayuntamiento al club el sábado, por lo que muchos aficionados torrejoneros se enteraron en la misma mañana de que podían haber acudido a animar a los suyos. Aunque de manera muy reducida, puesto que el consistorio torrejonero solo autorizó la entrada de 120 espectadores, una cifra bastante inferior al número de socios que tiene la entidad franjiblanca.

En lo puramente deportivo, ambos equipos ofrecieron un partido más intenso y disputado que vistoso. Todo ello a pesar de que apenas se vieron balones en largo, apostando los dos conjuntos por jugar el balón. Jugando más directo y vertical el Torrejón que un Rayo que movía con más tranquilidad el balón. Como gritaba su entrenador, los locales jugaban “rápido y en dos toques”. Con un 4-1-4-1, en el que Rubén bajaba a ayudar a Pablo Rojo en el centro del campo a la hora de defender. Arriba, Mario actuaba como hombre más adelantado en los torrejoneros como falso, en rotación con el resto de mediapuntas. Enfrente, Ángel Dongil dibujó un 4-4-1-1 con Cano por detrás de Marc Echarri.

El partido no tenía un dominador claro. La posesión del balón estaba dividida, y se jugaba mucho en el centro del campo. Las llegadas a las áreas eran escasas, y los dos porteros veían plácidamente el partido. Ningún ataque era capaz de superar a ninguna defensa. De hecho, la opción más peligrosa para marcar fue un despeje de Balles tras un centro de Marc Echarri, que a punto estuvo el central franjiblanco en su propia portería. Lo mismo le ocurrió en la portería contraria, tras un centro de Mario desde la banda diestra.

Todo apuntaba a que el primer tiempo acabaría sin goles, hasta que a tres para el final, el pichichi de grupo (y los dos subgrupos), Marc Echarri, puso por delante al filial. Fue tras un córner botado por Quivira a la izquierda de Nacho Esteban. El balón fue hacia el segundo palo, donde el nueve rayista ganó la partida a sus adversarios en el salto, sacándoles una cabeza en el remate, y ajustando el balón al palo para hacer el 0-1; en la que fue la última acción reseñable del primer tiempo.

A pesar de la ventaja del filial, el segundo tiempo fue más equilibrado. La igualdad reinaba sobre el césped de Las Veredillas, pero a punto estuvo Marc Echarri de cerrar el partido para los visitantes. El killer vallecano remató muy duro desde fuera del área, en dirección a la escuadra contraria nada más arrancar el segundo tiempo.

Tras la ocasión de los forasteros, Joselu revolucionó su equipo. En su primer periodo de sustituciones, retiró a tres hombres de una tacada (Diego, Freddy y Óscar Cabo), para dar entrada a Fran Sánchez, Vere y Valverde. Toda una declaración de intenciones, con dos delanteros y el cambio en el lateral derecho buscando más proyección ofensiva con el ex del Matesburg.

Y aunque de cara a portería los cambios del técnico alcarreño no tuvieron mucho efecto, si se vio a los torrejoneros con otro aire. Y sobre todo, jugando más arriba, ante un Rayo B replegado que no es que buscara salir a la contra, pero si jugaba el esférico con más calma siempre desde atrás y en campo propio.

A falta de un cuarto de hora, el cuadro local niveló el marcador, con protagonismo de dos de los hombres que entraron desde el banquillo. Desde la divisoria de ambos campos, Fran Sánchez centró desde la derecha muy profundo, mandando el balón hasta el pico del área chica zurdo. Allí Valverde le cedió el balón a Mario, que entrando desde atrás, y tras controlar el esférico, batió a Roberto con un disparo raso cruzado al palo largo.

El gol de los franjiblancos hizo justicia en el marcador. No porque los locales estuvieran siendo un torrente ni estuvieran asediando a Roberto, sino porque el partido estaba siendo equilibrado, sin que ninguno de los dos equipos estuviera siendo superior al contrario, y por lo tanto nadie merecía ir por encima en el marcador.

Tras el gol, los locales aceleraron, buscando la heroica de la remontada, lo que pudo costarles un disgusto, puesto que el Torrejón prácticamente se partió en dos. A pesar de la insistencia de Joselu en que no se partieran, había muchos metros entre la zaga y el resto de jugadores vestidos de rojo. Enfrente, el desarrollo del juego rayista no varió un ápice y aunque Ángel Dongil introdujo tres cambios, estos fueron más hombre por hombre buscando dar refresco que otra cosa.

Al final, salvo un disparo lejano de Fran Sánchez que atrapó bien Roberto, ninguno de los dos equipos logró crear peligro, finalizando el partido con un justo reparto de puntos, que sirve a ambos para continuar invictos una jornada más.

TORREJÓN Nacho Esteban; Freddy (Fran Sánchez 58’), Palero (Álvaro Sánchez 77’), Balles, Adri (Dani 77’); Pablo Rojo (A); Óscar Cabo (Valverde 58’), Heras (A), Rubén (A), Diego (Vere 58’); y Mario.
RAYO VALLECANO B
Roberto; Boigues (A), Jorge, Rueda, Iker; Nacho (Kevin 80’), Manu, Sánchez (A), Quivira (Arratia 61’); Cano (Barroso 90’) y Marc Echarri.
GOLES 0-1 Marc Echarri (42’); 1-1 Mario (75’).
ÁRBITRO Bordons Romero.
INCIDENCIAS Las Veredillas, los 120 espectadores permitidos.
Los Importantes 2020/2021
TORREJÓN
RAYO B
3. 3.
2. 2.
1. Mario 1. Marc Echarri
E: Joseu 1 E: Ángel Dongil 1
Á: Bordons Romero
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí