Publicidad

Ganar y esperar. El CD Móstoles URJC no depende de sí mismo para permanecer una temporada más en Segunda RFEF, lo que afecta, también, al Parla, decimocuarto clasificado en Tercera RFEF y que se vería arrastrado a Preferente en caso de que el conjunto entrenado por Víctor González descienda de categoría.

Los mostoleños ya no pueden salvarse de forma directa, al no poder optar al duodécimo puesto (Segoviana con 42 puntos, por 38 del Móstoles) ni tampoco a ser el mejor decimotercero de los cinco grupos, ya que la UD Logroñés «B» suma esas mismas 42 unidades. Es decir, la salvación azulona solo se podría producir en el play-out, una eliminatoria a partido único fijada para el domingo 22 de mayo a las 12:00 horas en la provincia de Alicante.

Las matemáticas dan un 14.81% de opciones a la entidad de El Soto de disputar la fase por la permanencia. De las 81 combinaciones totales posibles (en la tabla solo se reflejan las 27 en las que el Móstoles URJC gana, porque, si no lo hace, no tiene opciones), solo le sirven doce a los azulones, aquellas en que se imponen al Ceares y, al mismo tiempo, Marino de Luanco y Arosa no ganan a Navalcarnero y Bergantiños, respectivamente. Si asturianos y/o gallegos vencen, la aventura del Móstoles URJC en Segunda RFEF habrá durado apenas un año.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí