Publicidad

a falta de confirmación oficial pública por parte del Santa Ana, el nuevo entrenador va a ser el ex portero internacional español Ricardo López Felipe. El que fuera el técnico del Valladolid Juvenil División de Honor la pasada temporada, con el que acabó tercero la liga, ha sido el elegido para suceder en el cargo a Jesús Lucas, que, cuando se paró la competición, tenía situado al conjunto amarillo en una meritoria undécima posición, con cinco puntos de margen sobre el descenso y todavía con diez jornadas para el final.

En Fuencarral, el madrileño de 48 años afrontará su segunda experiencia en un banquillo sénior, puesto que ya ocupó el del Racing de Ferrol en Segunda B en la segunda vuelta de la temporada 2017/18. Anteriormente, ejerció como preparador de porteros en el Club Brujas y en la selección de Japón. Así pues, Ricardo se estrenará en Tercera División, categoría en la que el cuadro santanero competirá en el grupo norte junto a Adarve, Alcalá, Pozuelo, Rayo B, Flat Earth, Torrejón, Moratalaz, San Fernando, Paracuellos Antamira, Complutense y Villanueva del Pardillo.

El ex guardameta del Atlético de Madrid, Ávila, Real Valladolid, Manchester United, Racing de Santander y Osasuna dirigirá a una plantilla que, por segundo verano consecutivo, vive una remodelación casi completa. Por ahora, solo se conocen, de manera oficial, tres nombres: la renovación de Nando y los fichajes del delantero colombiano Leandro Mafla, procedente del Mejoreño, de Primera Regional, y del central venezolano Javier Blanco, con pasado en el fútbol de su país en el Deportivo La Guaira y Metropolitano, pero conocedor del fútbol madrileño al haber realizado la pretemporada el año pasado con el Getafe «B».

Las dos contrataciones llegan de la mano de la agencia de representación Grupo Élite Football, encargada desde julio de llevar la gestión íntegra del primer equipo amarillo. Esa función la desempeñaba hasta hace dos meses Rafael González, que continuará siendo el presidente del club y dirigirá la cantera. Todo ello en un contexto atípico, con el arranque de la competición previsto para el 11 de octubre, siempre y cuando la evolución de la pandemia lo permita y las autoridades sanitarias den el visto bueno. Hasta entonces, y desde el pasado lunes 17, el Santa Ana se ejercita en el césped del Martín Temiño, todavía sin Ricardo López, que se espera que dirija su primera sesión en los próximos días.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí