Publicidad

solo una individualidad de uno de los jugadores más desequilibrantes de la Tercera madrileña evitó la primera victoria del Santa Ana y la primera derrota del Navalcarnero. Jorge Borona desbordó a Lucas y asistió a Juanito para que el juvenil estrenase su cuenta goleadora con el equipo principal navalcarnereño. Un empate que seguramente deja un mal sabor de boca a ambos, porque los de Jesús Lucas tenían el botín del triunfo muy próximo y los de Luis Ayllón se dejan dos unidades ante un conjunto de la zona de descenso.

Pero, ni mucho menos, se notó que los de Fuencarral ocupan el penúltimo lugar de la clasificación. Después de la paupérrima actuación a nivel individual y colectivo en San Fernando de Henares, los amarillos lavaron su imagen y dieron un paso al frente en actitud, intensidad y organización. Mucho mérito de ello lo tiene su técnico, que realizó una verdadera revolución en el once (hasta seis modificaciones) y varió el dibujo por vez primera este curso para alinear con tres centrales (Álvaro Sánchez, Dani y Juanma).

Lo cierto es que los tres estuvieron a un nivel óptimo, porque, a pesar de ceder la iniciativa con la pelota a los visitantes, en el último tercio del campo el Naval no encontró casi nunca la manera de inquietar al debutante Riva, que antes del descanso solo intervino a dos disparos de Monteagudo desde media distancia que no entrañaron demasiado peligro y a un testarazo con poca fuerza de David Gómez en el último lance del primer periodo.

Siendo menos los acercamientos protagonizados por los santaneros, sí dieron la sensación de estar más cerca de inaugurar el marcador. Juanma, cuya salida de pelota no fue incomodada ni por De Miguel ni por Esnaider, filtró algún pase para la subida de Alberto Isla que ya avisó al Navalcarnero. Nando, muy participativo, remató dos veces a las manos de Víctor Pascual, pero a la tercera el ex del Villarrubia no pudo impedir el 1-0. Goya recibió entre líneas y vio el desmarque de Aitor Lorá y Nando. Ambos estaban habilitados, pero fue este último quien aprovechó la asistencia del ’20’ para batir por bajo a Pascual.

Segundo tanto del ’10’ amarillo este curso, segundo tanto en siete días, los dos encuentros que ha disputado tras superar la lesión sufrida en la pretemporada. El gol no hizo sino confirmar la incomodidad del Naval en el terreno de juego ante un Santa Ana que presionó mucho, lo que le llevó a hacer demasiadas faltas en el centro del campo y a cargarse con dos amonestados antes del paso por vestuarios. Pero esa presión también motivó alguna recuperación más en la medular. Una de ellas finalizó con el zurdazo desviado de Bustar a pase de Aitor Lorá.

Tras el descanso quizá se esperaba una oleada de los de Luis Ayllón, sin embargo, no hubo sustituciones al inicio del segundo tiempo y tampoco el conjunto del Mariano González tuvo un inicio arrollador. Es verdad que Borona ya avisaba de lo que era capaz con un zurdazo ligeramente alto, pero los minutos transcurrían y el Navalcarnero no veía el hueco. De hecho, gozó de más espacios el Santa Ana a medida que el entrenador visitante realizaba los cambios. La entrada de Rubén Sánchez, pero, sobre todo, la de Hakim propició la modificación a tres centrales (Manu, Hakim y David Gómez) y dos carrileros (Calarge —posteriormente Juanito— y Borona), con David Rodríguez y Lozano sujetando el centro del campo y Rubén Sánchez tratando de conectar con un apagado Esnaider y poco influyente Jesús de Miguel.

En ese contexto, las sustituciones de Jesús Lucas fueron lógicas y con la intención de colocar gente veloz en el verde que pudiese duplicar la ventaja al contragolpe. La teoría le salió bien, no en la práctica, ya que Christian se encontró con Pascual en el mano a mano a pase de Nando, quien posteriormente disparó demasiado cruzado tras recibir de Pitu al espacio. Entre medias, un tanto invalidado a Lozano por fuera de juego.

Ya en los últimos diez minutos, el partido entró en combustión. Prisas del lado navalcarnereño, alguna parsimonía del bando local. En cualquier caso, había muchas quejas con 1-0… y aún más tras el empate de Juanito, que se produjo en una acción en la que el Naval optó por no devolver el esférico al Santa Ana tras un lance dividido en el que Christian quedó tendido sobre el césped. El saque de banda de Manu llegó a los pies de Borona, que aceleró ante Lucas y asistió al juvenil para el 1-1. El propio Juanito, sobre el minuto noventa, marró una oportunidad manifiesta de gol frente a Riva, como las que fallaron los santaneros en botas de Luismi y Christian. Un final trepidante y de locos que pudo dar la victoria a cualquiera y que acabó resultando en empate, el primer ‘tropiezo’ del Navalcarnero (continúa líder en solitario) esta campaña.

SANTA ANA Riva; Lucas (A), Álvaro, Dani (A), Juanma, Isla; Sánchez (A), Bustar (A), Goya (Christian, 66′), Nando (Luismi, 84′); Aitor Lorá (Pitu, 56′) (A).
NAVALCARNERO
Pascual; Calarge (Juanito, 72′), Manu, David Gómez, José Antonio (Hakim, 59′); Monteagudo (Rubén Sánchez, 53′), David Rodríguez, Borona, Lozano (A); Jesús de Miguel (A), Esnaider.
GOLES 1-0 Nando (30′), 1-1 Juanito (87′)
ÁRBITRO Morona del Campo, Luis Enrique. (2). Expulsó a Pablo Álvarez (segundo entrenador del Naval) en el minuto 78.
INCIDENCIAS Polideportivo Martín Temiño, 150 espectadores.
Los Importantes 2019/2020
SANTA ANA
NAVALCARNERO
3. Nando 3.
2. Juanma 2. Pascual
1. Goya 1. Borona
E: Jesús Lucas 3 E: Luis Ayllón 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí