Publicidad

El Sanse volvió a toparse con su mala puntería, en la finalización, en el último pase y en el remate. El equipo de Marcos Jiménez se vació ante un rival de enjundia, de los que van a luchar por el play off. Tras tres derrotas el empate es un mal menor, claro; sin embargo, visto lo visto en un premio magro. Porque el equipo madrileño mereció más, porque el mejor del rival fue su portero pese a que a los franjirojos les cuesta un mundo finalizar. No hay más camino que este, al fin y al cabo a este equipo hay que pedirle eso: esfuerzo, trabajo; tiene los mimbres que tiene y conviene no olvidar que su objetivo está un puntito más cerca de cumplirse. Aunque al final sepa a barro sumar solo un punto.

El Sanse quiso de entrada tener la posesión de la pelota y aprovechar su factor campo ante un rival menos acostumbrado. Los riojanos, a lo sencillo: pelotazo y segunda jugada: cero complicaciones.  Y en cinco minutos Serantes libró a su equipo del gol sansero; primero ante un disparo de Arturo abajo muy complicado para los porteros, luego con un cabezazo del mismo nueve a bocajarro que el meta sacó a córner.  Los visitantes tardaron en contestar pero su respuesta fue seria con un remate de Guarrotxena desde la frontal de la chica que atajó seguro Bañuz. El siguiente paso fue hacerse con el mando del partido.

La prueba para la defensa sansera fue exigente porque los riojanos saben cómo se juega a esto. Los de Marcos aceptaron que tenían que esperar sus opciones a la contra y cerraron espacios para no verse sorprendidos. Las buenas maneras de unos y otros en la presión al rival nos privó de ocasiones claras de gol. Por apuntar algo un remate de Arturo con la izquierda que se le fue bastante desviado cuando ya asomaba el descanso.

La vuelta del asueto arrancó de la peor manera posible. Una buena jugada de los riojanos por la derecha permite llevar el balón hasta Aridane que aguanta a la defensa local y bate a Bañuz por bajo. El primer disparo del canario hacía diana. Los sanseros no se vinieron abajo y a la salida de una falta Juanra acierta a cazar un rechace ¡¡¡ con el muslo!!! Para fabricar una vaselina imposible para Serantes. El Sanse volvía al partido. La entrada de Jime le dio frescor a los de Marcos que encontraron en su lado derecho una vía por la que incomodar a la defensa rival. Faltó, como otros días, precisión delante porque el fútbol ahora fluía, las llegadas se acumulaban y el dominio sansero era absoluto. Por si le faltara infortunio a los frajirojos, Jime se cayó (los locales pidieron penalti que no pareció) cuando se quedaba solo ante Serantes y en el disparo posterior la defensa sacaba el disparo con el portero casi batido.

La duda era si el esfuerzo de los franjirojos pasaría factura. Aridane remató alto un buen servicio desde la izquierda y el miedo a que el infortunio en las áreas volviera de visita a San Sebastián nos invadió. Los visitantes pareció se conformaban con el punto y su idea fue replegar para evitar sustos. El Sanse no se rindió, buscó desequilibrar hasta el pitido final con un esfuerzo encomiable: sin premio. De nuevo el rendimiento sobre el terreno fue mucho mejor que el resultado, cosas del fútbol aunque este es el camino.

SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES Miguel Bañuz; Barreda, Baro (A) (Fomeyem 46′), Juanra; Fer Ruiz (Rueda 72′), Llorente (Jime 50′), Borja Sánchez, Borja Martínez, Dani Molina; Raúl Hernández y Arturo.
UD LOGROÑÉS
Serantes; Fran Rodríguez, Arregi, Šimić, Iñaki; David Ramos (A), Javi Castellano; Fer Cano (Duba 61′), Guarrotxena (Paolo 83′), Alfaro; y Noé (Aridane 46′).
GOLES 0-1 Aridane (47′); 1-1 Juanra (52′)
ÁRBITRO García Gómez (Colegio extremeño).
INCIDENCIAS Matapiñonera, unos 500 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
SANSE
3. Borja Martínez
2. Arturo
1. Jime
E: Marcos Jiménez 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí