Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

año y medio hacía del último partido como local del Real Madrid Castilla en el Alfredo di Stéfano. En el último partido antes del confinamiento, el Coruxo era sin saberlo el último equipo que visitaría el campo principal de la Ciudad Deportiva para medirse al filial, recibiendo un contundente 4-0. Y en el reestreno el San Fernando (también vestido de verde y negro) recibió idéntica goleada, en el estreno de la nueva 1ª RFEF en territorio madridista.

Y como en los viejos tiempos, el Castilla fue superior al contrario. Adueñándose del balón desde el inicio, jugando más en campo rival. Enfrente, como también solía ser habitual, un rival con dos líneas de cuatro muy juntas, esperando en su campo para no desgastarse en exceso. La diferencia fue, que las pocas veces que el San Fernando salía de su campo y pisaba área contraria, lo hacía con peligro. No fueron muchos los acercamientos de los de Nacho Castro sobre la portería de Fuidias, pero si hicieron al meta intervenir en un par de ocasiones al meta para salvar a los suyos.

En líneas generales, el filial blanco fue muy superior. Además, los de Raúl tuvieron la fortuna de acertar en su primer acercamiento a portería, lo que hizo que todo fuera cuesta abajo. En la primera acción de ataque, al correr del segundo minuto, Miguel Gutiérrez centró desde la izquierda. El balón fue hacia el segundo palo, por donde apareció Arribas, en el lugar exacto para rematar con la testa y sorprender al meta Perales que pareció no esperar el remate.

En un abrir y cerrar de ojos, el Castilla se veía por delante en el marcador, lo que reforzó su idea e hizo que se sintiera más cómodo. Con el trabajo hecho, los de Raúl jugaron muy sueltos, dominando el partido a través del balón, jugándolo sin miedo en el campo rival. Esto produjo que al contragolpe, el cuadro gaditano diera algún susto, ante la falta de contundencia de la zaga blanca, lo que provocó algún susto a lo que respondió bien Fuidias.

Y aunque hubo algún susto, lo cierto era que las ocasiones las creaban los jugadores que vestían de blanco. Con paciencia, los mirlos blancos tocaban el balón, sin la desesperación que da el no ir ganando. Así, poco a poco, los Dotor, Latasa y sobre todo Arribas y Aranda iban probando fortuna sobre la portería de Perales, hasta que al final, de tanto ir el cántaro a la fuente, se acabó rompiendo. A diez para el descanso,  Arribas puso el balón desde la derecha, raso hacia la izquierda, para la aparición de Aranda en el segundo palo, que sin oposición y tirando de clase, hiciera el segundo con un remate cruzado por bajo. Y pudo no ser el último tanto del filial en el primer tiempo, pero el marcador no se movió más.

En el segundo tiempo, la cosa se equilibró. El cuadro isleño se sacudió el dominio local, y sobre todo presionó más arriba. De hecho, se jugó más en la parte del terreno de juego en la que defendían los madridistas, aunque sin que ninguno creara ocasiones claras de gol. De hecho, viendo la falta de profundidad de lo suyos, Nacho Castro introdujo un doble cambio a los diez minutos del paso por vestuarios, que hizo que su equipo cuando atacaba cerrara con tres atrás. Aunque afortunadamente para los madrileños, sin éxito.

Mediado el segundo acto, el Castilla sentenció el choque. Tras un córner cerrado en el que voló Perales para salvar el 3-0, el colegiado decretó juego peligroso y libre indirecto dentro del área, a la altura del punto de penalti escorado a la derecha. Y desde allí, el jugador de moda de la cantera blanca, Miguel Gutiérrez, hizo el tercero de muy bella factura, mandando el balón junto al palo contrario a media altura.

Con el tercer tanto en contra, el cuadro gaditano bajó los brazos, aunque no se dejó ir. El cuadro de Nacho Castro endureció el juego, recibiendo varias tarjetas, y renunciando ya a cualquier tipo de posibilidad de puntuar. de hecho, la defensa de tres acabó siendo de cinco, algo que no evitó el cuarto de los madridistas. En una gran contra, en una jugada de tiralíneas iniciada por Pablo Ramón, Marvin acabó centrando desde la diestra, dejándola pasar Arribas para Latasa, que libre de marca, desde el interior del área en el segundo palo, hizo prácticamente a placer el 4-0.

Tras el último tanto castillista, el partido murió. Ambos equipos levantaron el pie del acelerador, y comenzaron a pensar más en ahorrar esfuerzos de cara al próximo partido, que en el que estaban disputando.

 

REAL MADRID CASTILLA Toni Fuidias; Santos, Pablo Ramón, Gilá (Carrillo 72’), Miguel Gutiérrez; Morante, Marvin (Peter 76’), Dotor; Arribas (David 84’), Latasa (Jaume Jardí 76′) y Aranda (Salazar 84’).
SAN FERNANDO CDI
Perales; Diounkou (A), Juan Rodríguez, Sergio Ayala, Manu Moreno (Eguelfi 66’); Agüero (A), Djak Traoré (Juanmi Callejón 66’), Bicho, Sergio Cortés (Francis Ferrón 55’); Biabiany (Carbó 55’); y Dopi (Cueticanin 77’).
GOLES 1-0 Arribas (2’); 2-0 Aranda (35’); 3-0 Miguel Gutiérrez (66’); 4-0 Latasa (74’).
ÁRBITRO Fuentes Molina, colegio valenciano.
INCIDENCIAS Alfredo di Stéfano, unos 300 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
CASTILLA
3. Arribas
2. Miguel Gutiérrez
1. Aranda
E: Raúl González 3
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí