Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

con cara de bobos se quedaron Raúl González y sus pupilos. El Talavera lograba empatar en el minuto noventa y cuatro, después de que los pupilos blancos tuvieran dos goles de ventaja.

En líneas generales, fue un partido igualado. De primeras, sorprendió el cuadro cerámico con un planteamiento valiente, yendo a buscar al filial, y sobre todo robándole el balón a los merengues. No es que se esperara que Cea fuese a plantar el autobús en el campo siete de Valdebebas, pero tampoco se esperaba que sometiera a los madridistas, a los que se veía muy incómodos sobre el césped. Los mirlos blancos parecían no saber como meterle mano al entramado táctico de Víctor Cea, con muchas variantes. Eso sí, aunque el peso del juego lo llevaban los visitantes, no lograban crear ocasiones de gol, como tampoco lo lograban los locales.

El partido se hacía duro de ver. Apenas pasaba nada sobre el inmaculado césped de la Ciudad Deportiva, en uno de esos partidos llamados de entrenador. El Castilla no sabía como atacar a un Talavera que iba mutando tácticamente, en función de como iba tratando de hacerle daño el filial. Un bonito duelo en la pizarra, que acabó sin remates entre los tres palos en la primera mitad. Y fuera del arco, apenas un par de remates de Latasa y uno del visitante Vicente.

Al segundo tiempo saltó mejor el cuadro blanco. Sí que es verdad que el último tramo del primer tiempo los de Raúl ya habían logrado hacerse con la manija del mismo, a través de la posesión, pero sin profundidad. Tras el paso por vestuarios, se vio un Castilla más vertical, más dinámico, y sobre todo que lograba traspasar la línea defensiva de un gran Talavera en lo táctico.

Pero las ocasiones seguían sin llegar. Aunque se veía más peligro en las jugadas de la segunda mitad, lo cierto fue que hasta que el colegiado mal pitó el primero de los dos penaltis (ninguno lo fue), el partido no se animó. El marcador indicaba la hora de partido, cuando Bourdal trabó por detrás a Hugo Vallejo sobre la frontal del área. Cayendo el jugador madridista dentro del área, pero siendo la falta fuera como demostró el video. Al no haber VAR en Segunda B, no hubo opción a que el colegiado pudiera rectificar su error, transformando el propio Hugo Vallejo la pena máxima engañando a Edu Sousa.

Tras el gol local, ambos entrenadores movieron los banquillos. Cea introdujo más mordiente arriba, no teniendo ya nada que perder, mientras que Raúl fue buscando oxígeno en sus futbolistas. El partido se abrió, y fue más ida y vuelta de lo visto hasta anteriormente, pero hubo que esperar a otra pena máxima para que se volviera a mover el marcador. De nuevo el colegiado erró en favor de los locales, puesto que una falta de Hugo Duro en el suelo sobre Vicente lo convirtió de nuevo erróneamente en penalti. Y como ocurrió con el primer lanzamiento, el encargado de ejecutarlo fue el futbolista que había sido protagonista de la acción. Y de nuevo Hugo Duro engañó a Edu Sousa, solo que lanzándolo al lado contrario que su compañero.

2-0 por delante en el marcador, parecía coser y cantar para el Real Madrid Castilla, pero se topó con un Talavera que no perdió la fe. Víctor Cea quemó todas sus naves, y fueron precisamente dos de los hombres de refresco los que le dieron un punto a su equipo; pero sobre todo los que evitaron que se quedaran a seis puntos del tercer puesto con nueve por disputar.

El 2-1 fue obra de Edmilson. Cuando apenas llevaba un minuto y medio sobre el campo, en la primera acción en la que intervino marcó un golazo. Entrando por la izquierda, se fue y recortó de los hasta cuatro madridistas que le salieron al paso. Una vez libre de rivales dentro del área, soltó un zapatazo al palo contrario, a media altura, ante el que nada pudo hacer Toni Fuidias.

Quedaban siete minutos del tiempo reglamentario, más cinco que se añadieron, y al Castilla le tocaba remar. Los visitantes volaban ya gracias a la moral del golazo de Edmilson, y creían firmemente en el empate. Por su parte, los mirlos blancos se vieron forzados a pensar más en defender que en atacar, y trataron de arañarle segundos al crono en cada acción.

Parecía que los tres puntos se iban a quedar en Valdebebas, dando un paso adelante el filial en la lucha por meterse en el play off, y sobre todo, prácticamente descartando a un rival. Sin embargo, al correr del cuarto minuto del añadido, Vicente se internó en el área por el perfil diestro. Desde allí asistió a Adighibe, que tirándose en el segundo palo, desde el área chica, logró reestablecer las tablas en el marcador.

Un tanto que dejaba la emoción en todo lo alto en los dos minutos restantes (el colegiado ya había avisado que iba a prolongar uno más por las pérdidas de tiempo). Pero la emoción se quedó en eso, puesto que aunque ambos se acercaron al área rival, lo cierto fue es que no lograron finalizar, acabando así el partido con el consabido 2-2, que supo a gloria en las filas visitantes y que dejó un sabor muy amargo en los locales.

 

REAL MADRID CASTILLA Toni Fuidias; Santos, Gila (A) (Sintes 81’), Pablo Ramón (A), Miguel; Blanco, Dotor, Hugo Vallejo (Kenneth 84’); Sergio Arribas, Latasa y Hugo Duro (Peter 81’).
TALAVERA
Edu Sousa; Choco (A) (Mario 87’), Bourdal (A) (Javi Domínguez 87’), Juanma (A), Víctor Ruiz (Adighibe 69’) (A); Ceberio, Vicente (A); Góngora (A), Rodrigues, Añón (Monroy 81’); y Chaco (Edmilson 81’).
GOLES 1-0 Hugo Vallejo (penalti) (61’); 2-0 Hugo Duro (penalti) (75’); 2-1 Edmilson (83’); 2-2 Adighibe (94’).
ÁRBITRO Ortega Herrera, colegio valenciano.
INCIDENCIAS Ciudad Deportiva Real Madrid, campo 7. Partido a puerta cerrada.
Los Importantes 2020/2021
REAL MADRID CASTILLA
3.
2. Latasa
1. Sergio Arribas
E: Raúl González 1
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí