Publicidad

El Castilla afrontaba la duodécima jornada con la intención de resarcirse de la dolorosa derrota anterior en Mareo, frente al filial del Sporting. Un Real Madrid al que tan solo le separaban tres puntos de la zona de descenso, pues solo había ganado uno de los últimos cinco encuentros. Hoy, su rival fue el UD Ibiza. Los insulares tampoco lograron la victoria en el ejercicio anterior, tras caer por la mínima ante el Atleti B. En cambio, los ibicencos ocupaban la cuarta posición de la tabla.

Apenas se habían cumplido los primeros tres minutos de partido, cuando Guillem habilitó a Fidalgo con un buen centro lateral. El capitán acabó rematando a placer para empujar el balón al fondo de las mallas, subiendo así el primer tanto de la mañana al marcador.

Desde entonces, poco fútbol y pocas ocasiones, salvo una de Raí para los visitantes y otra de Baeza para los blancos. Un partido mustio, aburrido y atascado en el centro del campo.

Sin embargo, diez minutos antes de llegar al ecuador, Morillas sirvió un centro espectacular, digno de enseñar en las escuelas. En el corazón del área encontró la bota de Pep Caballé, quien se encargó de rematar para poner las tablas en el luminoso, desatando la locura en la numerosa afición visitante que se desplazó al Di Stefano.

Cuatro minutos después de la reanudación, Pep Caballé se quedó solo ante Belman, después de una gran triangulación en el centro del campo. El veloz extremo del Ibiza definió a la perfección y anotó su doblete para darle la vuelta al resultado, poniendo a los suyos por delante.

A pesar de tener todo el segundo tiempo por delante, los hombres de Raúl González no pudieron desmontar la defensa ibicenca. El buen planteamiento de Pablo Alfaro permitió a los suyos aguantar con el resultado a favor hasta el pitido final. Los tres puntos volaron de vuelta a las islas, manteniendo a los visitantes en la zona noble de la clasificación. Por otro lado, el Castilla cada vez coquetea más con el descenso y necesita los puntos de forma urgente.

REAL MADRID CASTILLA
Belman, Dela, César (Rodrigo 72´), Fidalgo, Guillem, Bravo, Javi Hdez., Blanco (Jordi 59´), Mario, Marvin, Baeza (Pedro 59´).
IBIZA
Germán, Fran Grima, Mariano, Pep Caballé (A), Rodado, Raí (Cirio 61´), Núñez (A), Javi Lara (Sibo 71´), Quintanilla, Javi Pérez (Toni Arranz 83´), Morillas.
GOLES 1-0 Fidalgo (2′); 1-1 Pep Caballé (35′); 1-2 Pep Caballé (49′).
ÁRBITRO Moreno Muñoz, colegio murciano.
INCIDENCIAS Alfredo di Stéfano, 900 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí