Publicidad

e

l Cerro del Espino acogía una última jornada crucial para el conjunto majariego que se jugaba el no descender a Segunda RFEF. Los pupilos de Alfredo dependían de sí mismos, con una victoria no tendrían que depender de terceros equipos.

Las cosas no comenzaban nada bien para el cuadro local, el cuadro visitante hilvanaba una jugada colectiva que acababa en la banda derecha, desde allí el extremo la ponía al primer palo y encontraba a Chuma que batía a Lucho, estableciendo el primero de la mañana.

Con este resultado y los que se estaban dando en esos momentos en los otros campos, los majariegos ocupaban plaza de descenso. Esto iba a ser un aliciente para los locales, que apretaban y subían una marcha más. Cogían las riendas del choque y dominaban todas las facetas del juego.

El primer acercamiento sería en el minuto once con un remate de De Iriondo que se marchaba rozando el larguero. Dos minutos después, Néstor corría la misma suerte que su compañero.

Los minutos pasaban y el nerviosismo se apoderaba de los jugadores locales, intentaban acercarse a la meta rival, pero se encontraban imprecisos, no estaban certeros de cara a la meta.

Mediado el primer tiempo, los majariegos iban a tener una doble ocasión clarísima para establecer la igualada. David Rodríguez se encontraba mano a mano frente a Palomares que le adivinaba la trayectoria y la rechazaba, en el rechace Néstor lo intentaba pero la defensa visitante lo evitaba bajo palos, enviando el cuero a saque de esquina.

En el minuto treinta y tres, el autor de la última ocasión lo intentaba de nuevo, pero se topaba de nuevo con la
intervención del meta del Mérida.

Cuando el horizonte del descanso se avecinaba llegaría el estallido de júbilo y éxtasis. Rubi realizaba una jugada individual, que finalizaba con un remate desde la frontal que golpeaba en el palo y se introducía en la portería visitante. Antes de que pitase el árbitro, Álvaro tenía en sus botas el uno dos, pero el cuero lo atrapaba Lucho con facilidad.

El intermedio llegaba con igualdad, pero con mucha incertidumbre de lo que pudiera ocurrir en los siguientes cuarenta y cinco minutos.

Si en la primera parte vimos ocasiones y un gran juego del cuadro local, esto iba a ser todo lo contrario en esta. Los pupilos de Alfredo se replegaban y esperaban a salir a la contra. Esto permitía que el dominio del cuero fuera visitante.

Los minutos pasaban pero la falta de clarividencia impedía que se generasen ocasiones de gol. La única oportunidad reseñable se iba a dar en el minuto setenta y cuatro con un disparo de Busi que atrapaba Lucho.
Con este empate, el cuadro majariego jugará el año que viene en Primera RFEF.

RAYO MAJADAHONDA Lucho; Iván(Héctor 56´), Ofoli, Pelayo, Jorge Casado(A), Rubi(Aitor 86´); Néstor(Mestanza 86´), De Iriondo(Josu 75´), Mario(A); Nando(Zozulia 75´), David(A)
MÉRIDA
Palomares; Felipe(Diego 53´), Bonaque, Nacho(A), Álvaro(Akito 83´); Busi, Dani Lorenzo, Nando Copete(Kamal 65´); Chuma(Larrubia 65´), Meléndez(Lolo Pla 83´), Sandoval
GOLES 0-1 Chuma (3´); 1-1 Rubi (45´)
ÁRBITRO Uson Rosel,Comité aragonés
INCIDENCIAS Cerro del Espino, unos 1000 espectadores
Los Importantes 2022/2023
RAYO MAJADAHONDA
3.
2. Rubi
1. Néstor
E: Alfredo Santaelena 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí