Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

el entrenador local Julián Calero presentó una alineación en la que se integraban siete titulares del equipo que se enfrentó esta semana al Sporting de Gijón B, con un dibujo formado por cuatro defensas, con un lateral izquierdo, Pablo Andrade, que cumplía labores defensivas cuando su equipo se replegaba, pero que subía por la banda izquierda cuando los suyos recuperaban el balón, en la medular tres jugadores, destacando la sobria labor de Jean Jules, uno de los cuatro que no jugó en El Molinón, y en la delantera tripleta atacante. Por su parte Pablo Alfaro trasladó al campo desde su pizarra un póker de futbolistas atrás, un trio de medios, destacando la labor de desgaste físico de Sibo, y para poner en jaque a la defensa majariega un extremo nato como Rai, un delantero centro superluchador como Rodado, y un interior-extremo zurdo como Pep Caballe. Prácticamente los dos entrenadores, con mínimas variantes, pusieron en juego un sistema de cuatro, tres, tres.

Los minutos iniciales nos dejaron atisbar lo que seria el choque, con una Unión Deportiva Ibiza muy concentrada, con sus jugadores muy juntos, muy encima de sus rivales, sin concederles apenas espacios, y un Rayo Majadahonda que trataba de empujar el balón hacia el área contraria, y en algunas ocasiones de manera precipitada, volcando el juego de los del Cerro del Espino hacia la derecha donde siempre encontraban a Iago Diaz.

A los dos minutos la primera oportunidad de inaugurar el marcador fue para Iago Diaz, quien golpeó un libre directo con pierna derecha para estrellar la bola en la cruceta de la portería defendida por German, volviendo el balón al campo.

En el primer cuarto de hora el Majadahonda estuvo muy incisivo, abriendo el campo hacia las bandas en busca de la velocidad de sus extremos, pero apenas gozaron de oportunidades de gol. El Ibiza lo intentaba a la contra, llevando el peligro por banda izquierda, casi siempre procedente de las botas de Rai, el mejor del partido, y también influía en el juego la lucha que mantenía con los centrales el ariete Rodado.

Iago Diaz siempre que se producía una falta lo intentaba de lanzamiento directo, como en el minuto veinte, cuando su disparo salió directamente a las manos de German. A continuación Javi Pérez gozaba de una oportunidad tras un saque de esquina, pero su lanzamiento se perdió por encima de la portería de Basilio.

Lo mejor del encuentro, y la jugada que definió el resultado final, llegó tras un robo de balón de la U.D. Ibiza en campo propio cerca de la línea divisoria, avanzaron sus jugadores con el balón controlado, y Rai en el área recibió un pase adelantado, consiguió controlar el cuero y driblar a su marcador, y dentro del área chica, solo delante de Basilio se sacó un disparo por alto que fusiló al homenajeado, que no pudo hacer nada para evitar que el 0-1 subiera al luminoso del Cerro, un gol que premiaba la habilidad del extremo del equipo de las Islas Baleares.

A raíz del gol encajado Pablo Andrade ocupó mas espacio en la banda izquierda de su ataque, pasando Jesús Tamayo a realizar funciones de punta junto con Alberto Rodenas, a ver si podían arreglar pronto el descosido que les había hecho el Ibiza, pero los defensores que vestían de negro les negaban los espacios a los delanteros locales. Y con más pena que gloria las manecillas del reloj marcaron el minuto cuarenta y cinco, señalando el Colegiado el final de la primera mitad.

Rodenas tocó la bola de saque de centro tras el paso por los vestuarios, sin que los esquemas de ambos misters hubiesen variado con respecto a lo visto en la primera parte, quizás algo más atrevidos los delanteros de casa que lo único que conseguían eran saques de esquina, que se botaban sin peligro en dirección a la portería defendida por German, y así durante mas de una docena de veces en los noventa minutos. En el minuto cincuenta y cuatro, el explosivo Rai estuvo a punto de llegar a rematar un envío desde la izquierda, pero se adelantó el cancerbero local.

La afición rayista se quejaba de lo poco que estaba ofreciendo su equipo, y poco a poco el Ibiza se iba haciendo con las riendas del encuentro, pues los majariegos tocaban, pero no llegaban apenas a las zonas de definición, no teniendo casi que intervenir German en lo que se llevaba jugado de esta segunda mitad.

Rubén Mesa se integró en el juego para intentar voltear el marcador, pasando Julián Calero a jugar prácticamente con una defensa de tres, consciente de la importancia de los puntos en juego, pues al menos un empate les mantendría cerca de los puestos de cabeza.

A partir del minuto sesenta el Rayo Majadahonda tuvo unos minutos de inspiración y sus jugadores dispusieron de ocasiones de desnivelar el marcador, primero Charlie Dean, pero su disparo termino en saque de esquina. Luego Rubén Mesa escapándose su lanzamiento al cielo de Majadahonda. Iago Diaz lo intentó también poco después, y su trallazo lo detuvo German.

Kike López inició una jugada desde su campo, llevándose el balón a trompicones, para finalmente ceder la bola a Rodado, que penetraba en el área, dejaba atrás al defensor que le cerraba el paso y se plantaba solo ante Basilio para lanzar al lateral de la red, formidable ocasión desperdiciada por el ariete ibicenco.

Una nueva ocasión para los locales llegó tras un saque de córner, el rebote del lanzamiento en la defensa le llegaba a Moyita quien disparaba desde fuera del área estrellando el balón en la nutrida defensa visitante, saliendo de nuevo el esférico por la línea de fondo.

Con la misma tónica que los primeros tres cuartas partes de partido se iba a disputar el ultimo cuarto restante, notando los jugadores locales el cansancio como consecuencia del partido disputado esta semana, pues si físicamente no lo acusaron demasiado, si que mentalmente no tenían las ideas demasiado frescas, e insistían en jugar por el centro, y a veces enviando demasiados balones largos a Alberto Rodenas y a Rubén Mesa en busca de que sonara la flauta.

Los últimos diez minutos fueron más intensos por parte de los discípulos de Calero, pero solo eso intensos, ya que las ocasiones de peligro brillaban por su ausencia. La ultima y mejor oportunidad de empatar la tuvo Rubén Mesa a falta de pocos minutos para finalizar el choque, pero el balón en el segundo intento de remate del delantero centro lo atrapó German evitando el impacto con el balón del nueve local. En los minutos de descuento Fran Rodríguez tuvo la última ocasión a saque de un libre directo en la frontal del área, pero su golpeo se marchó muy alto.

Y el encuentro no dio para más, y así tras disputarse veinte jornadas la U.D. Ibiza ocupa la tercera posición de la tabla con cuarenta puntos, y el Rayo Majadahonda la cuarta con treinta y tres.

RAYO MAJADAHONDA Basilio; Pulido, Charlie Dean (A), Jesús Valentín (Fran Rodríguez 81´) Pablo Andrade (Rubén Mesa 58´); Jean Jules, Borja Diaz (A), Moyita; Iago Diaz, Alberto Rodenas, Jesús Tamayo (David Martin 58´).
IBIZA
German; Kike López (A), Mariano, Gonzalo, Fran Grima; Sibo (A) (Javi Lara 66´), Núñez, Javi Pérez (A); Rai, Rodado (A. Quintanilla 85´), Pep Caballe (Cirio 73´)
GOLES 0-1 Rai (29′).
ÁRBITRO Lax Franco, colegio valenciano.
INCIDENCIAS Cerro del Espino, unos 500 espectadores. Antes del inicio del partido el Presidente del Rayo Majadahonda, José María Sanz, entregó al capitán y portero del club majariego una camiseta conmemorativa de los 150 encuentros que ha disputado con el equipo.
Los Importantes 2019/2020
RAYO MAJADAHONDA

3. 3.
2. 2.
1. Iago Díaz 1.
E: Julián Calero 1 E:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí